El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en rueda de prensa este lunes.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en rueda de prensa este lunes. Efe

Política

Sánchez: "Soy un corredor de fondo y puedo ganar a la derecha bicéfala"

El líder socialista quiere "aglutinar todo el voto de izquierda y centro izquierda" y dice no sentirse "concernido" por el auge de Rivera en los sondeos.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que "no se siente concernido" por el 'sorpasso' de Cs al PP que apuntan las encuestas y que lo que ve en ellas es que él representa a "la única izquierda que puede ganar a la derecha bicéfala" dentro de dos años. "La política es una carrera de fondo y yo soy un corredor de fondo", ha dicho en su primera comparecencia de 2018 en Ferraz.

Sánchez ha explicado que, para ganar las elecciones, el PSOE tiene que "aglutinar todo el voto de izquierda y centro izquierda" y ha asegurado que en ello trabaja, en "unir a la izquierda social en torno al PSOE", en contra de los deseos de las "élites políticas, económicas y mediáticas". A este respecto, ha insistido en que aspira a captar a los votantes de Podemos que se encuentran "consternados" ante la decisión de sus dirigentes de no defender la soberanía nacional ante el desafío secesionista en Cataluña.

"El PSOE ve en las encuestas una oportunidad de oro de ganar las elecciones, en ello nos vamos a empeñar y es importante que toda la ciudadanía progresista lo tenga claro. La única opción para derrotar a la derecha bicéfala es el PSOE", ha dicho Sánchez, en rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva federal.

"Soy un corredor de fondo"

Tras insistir en que "todas las encuestas dicen que hay una izquierda que puede ganar a una derecha bicéfala", Sánchez sigue sin mostrarse partidario de un anticipo electoral. "La política es una suerte de carrera de fondo y a mí me gustan las distancias largas, yo soy un corredor de fondo. Esto no es una carrera de cien metros, es un maratón y a mí me gusta ganar maratones", ha señalado, y ha discrepado con que España sea sociológicamente un país de centroderecha: "¡Veremos! ya veremos si el cambio que piden españoles es más derecha o la izquierda", ha afirmado.

En la medida en que Cs es quien sostiene al Gobierno del PP, ha hecho hincapié en que es Albert Rivera el que tiene en su mano forzar un anticipo electoral y en que el PSOE "no se siente concernido por la lucha por la hegemonía de la derecha" entre el PP y Cs que reflejan las encuestas.

Sobre si preferiría una alianza con Podemos o con Ciudadanos en caso de ganar las elecciones, Sánchez ha considerado "prematuro hablar de eso", a dos años de los comicios.

No obstante, ha señalado que el partido de Rivera -que en una entrevista este fin de semana en el diario El País ha sostenido que volvería a suscribir hoy el acuerdo de gobierno que firmó con Sánchez en febrero de 2016- tiene "oportunidad de pasar del dicho al hecho" cuando llegue el momento de votar en el Congreso los diez acuerdos de país que propugnan los socialistas.

También ha recordado que el "mandato claro" que tiene desde el 39 Congreso del PSOE es preservar la "autonomía" política del PSOE, "le pese a quien le pese, por mucho que las élites políticas, económicas y alguna mediática lo que quiera sea descalificar" sus propuestas, como ocurrió la semana pasada con el impuesto a la banca para ayudar a sostener el sistema público de pensiones. Una propuesta con la que hoy ha vuelto a comprometerse. "Rescate por rescate. Es de justicia social", ha sostenido.

En su afán por abrir el debate sobre la financiación de las pensiones, ha anunciado que los socialistas apoyarán en el Congreso la proposición de ley de Podemos para crear impuestos a la banca, a pesar de que ni siquiera conoce la propuesta concreta.

"No es nuestro modelo y no conocemos la propuesta, pero lo vamos a apoyar, porque lo importante es abrir el debate y situarlo donde merece", ha argumentado, y ha dicho que espera que Unidos Podemos le devuelva el apoyo cuando el grupo socialista presente su propia iniciativa.