Emilio Argüeso, en las Cortes valencianas, donde fue elegido como senador territorial.

Emilio Argüeso, en las Cortes valencianas, donde fue elegido como senador territorial.

Comunidad Valenciana POLÍTICA

Argüeso, el camaleón del centroderecha que ayuda a Hervías en el trasvase de Cs al PP

Guardia civil y policía local antes de meterse en política, el hoy senador pasó por el PSOE y por el PP antes de recalar en Ciudadanos.

17 marzo, 2021 01:19
Alicante

Noticias relacionadas

Todos los partidos políticos cuentan con fontaneros. Emilio Argüeso (Alicante 1969) es uno de ellos. Fue captado por Ciudadanos antes incluso de que el partido traspasase las fronteras de Cataluña.

Sin haber sobresalido en las páginas de los periódicos, ha sido muy influyente en la última década política en el ámbito regional. Conoce la profesión y los entresijos del poder pese a proceder de un ámbito muy distinto, el de la Guardia Civil y la Policía Local.

Hijo de un empleado de una empresa de muebles y una ama de casa, cuando su hermana conoció a un ilicitano se trasladó con toda su familia a Elche. A 20 minutos de su Alicante natal.

Allí fue donde comenzó sus pinitos en política, en Juventudes Socialistas, junto al actual alcalde de la tercera ciudad de la Comunidad Valenciana: Carlos González.

Siempre ha dicho que perteneció al Partido Socialista nada más que tres meses, en el año 1992. Pero no dudó en ponerse en primera fila tras la pancarta. Lo demuestra una fotografía que difundieron los socialistas poco después de que fichase  por el partido liberal.

Argüeso, en un círculo rojo, en una recepción a Lerma en Elche.

Argüeso, en un círculo rojo, en una recepción a Lerma en Elche.

Sin embargo, para él la política no era una profesión entonces. Se preparó y aprobó el examen para entrar en la Guardia Civil en un tiempo en el que la mayoría de aspirantes lo hacían por tradición familiar.

Tras 15 años en el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) intentó mejorar su estatus económico y laboral aprobando las oposiciones para Policía Local. Pidió una excedencia y dejó la Benemérita.

Emilio Argüeso, en su trabajo como agente del Seprona.

Emilio Argüeso, en su trabajo como agente del Seprona.

Ya en la Policía Local pasó por diferentes municipios de Murcia y Alicante accediendo a la jefatura de Archena. Se había formado. Entonces ya era licenciado en Criminología, Derecho y estaba terminando la Licenciatura en Periodismo.

En pleno confinamiento, su petición pública de dejar el Senado y pedir el reingreso en la Guardia Civil para ayudar, cobró relevancia nacional. Escribió en su perfil de Twitter: "Estimado ministro del Interior, soy guardia civil en excedencia y senador de Ciudadanos, y le pediría que mientras nos encontremos en estado de alarma me permitiera activarme para poder echar una mano para luchar contra el Covid-19".

Carnet profesional de Argüeso en la Guardia Civil.

Carnet profesional de Argüeso en la Guardia Civil.

Paso por el PP

De vuelta en Elche en la primera década de este siglo, Argüeso se afilió a un convulso PP local que estaba sin dirección desde que tuvo que dimitir el veterano dirigente Manuel Ortuño, imputado por acusar al presidente provincial del partido, José Joaquín Ripoll, de "abusar de su debilidad en la ingestión de refrescos alcohólicos". Al final, la causa por difamaciones se archivó, pero durante 10 años el partido permaneció roto en varias sensibilidades.

Allí es donde trabó amistad con el que fue portavoz municipal Emigdio Tormo, que luego le acompañaría en la aventura de Cs. Crearon un tándem muy efectivo a la hora de enfrentarse a la lideresa emergente del PP ilicitano, Mercedes Alonso. Ambos se fueron del partido en cuanto ésta ganó la Alcaldía, en 2011.

La estructura   

En 2013, Argüeso y Tormo se afiliaron a Cs. El partido de Albert Rivera, por aquel entonces era una formación circunscrita territorialmente a Cataluña. El centro liberal en España lo ocupaba la UPyD de Rosa Díez, habiendo logrado su mejor resultado nacional como cuarta fuerza política.

Argüeso y Tormo se citaron en una cafetería de Valencia muy cercana a la Estación del Nortel con Fran Hervías y José Manuel Villegas. Los liberales querían dar el salto y salir de Cataluña y necesitaban a alguien que montase la estructura territorial en la Comunidad Valenciana y Murcia.

Argüeso lo hizo. En poco tiempo tenía gente para ocupar todos los cargos municipales, provinciales y autonómicos que las elecciones de 2015 le otorgaron al recién nacido Cs. Y como premio, ambos accedieron al cargo de diputados en las Cortes Valencianas. Argüeso llegó incluso a secretario primero del Parlamento autonómico. Allí labró profundas amistades tanto con populares como con socialistas.

Carolina Punset (ahora cooptada por el socialista Ximo Puig), era la que sufría el desgaste de la portavocía. Y Argüeso, como hombre de Hervías, veía como surgía un contrapoder delegado del mayor adversario interno del catalán, Jesús Gimeno, el hombre en Valencia de José María Espejo.

El paso atrás

Es en esos momentos previos a las elecciones de 2019 cuando Toni Cantó, que había destacado en la política nacional junto a Albert Rivera, decide liderar el proyecto de Cs en la Comunidad Valenciana. Y aunque no quiere dedicarse a las peleas internas, sí pretende controlar a quienes le acompañan en las listas. Cantó y Gimeno terminaron ganando el pulso y Argüeso dando un paso atrás. 

Esas buenas relaciones con PP y PSOE fundamentadas durante años le permitieron acceder a un cargo de senador territorial por elección en las Cortes Valencianas. A partir de entonces asegura que está "fuera de todo". Pero habiendo sido quien afilió a muchos de los actuales dirigentes del partido en la Comunidad, cabe cierto escepticismo sobre sus palabras.