Este lunes más de la mitad de los españoles (51%) avanza hacia la nueva normalidad y ya está en la fase 1 del plan de desescalada. El primer día llega con más dudas que certezas después de que el Gobierno haya apelado desde hace dos semanas a la "responsabilidad individual" mientras emitía decenas de órdenes ministeriales que regulan todo tipo de actividades, con rectificaciones hechas sobre la marcha.

Noticias relacionadas

El sector hostelero y hotelero ve "inviable" su apertura en esta nueva fase mientras se mantengan las restricciones a la movilidad y al aforo de los establecimientos. Tampoco hay un protocolo claro, sobre todo en lo que se refiere a los bares, por la dificultad de que sea rentable abrir con el 50% de las terrazas y sin dar servicios en el interior. La inversión que deben hacer es muy difícil de recuperar tras dos meses cerrados y con una clientela limitada por las restricciones del estado de alarma. 

Los cambios en las órdenes ministeriales han generado desosiego no sólo en los sectores económicos, también en la población en general. Atrás quedó cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó el pasado 28 de abril que en fase 1 no se podría ir a casa de un familiar o amigo aunque "sí tomar una cerveza o un vermut en una terraza".

Entonces, esas mesas exteriores de los bares sólo iban a ser ocupadas al 30%. Días después, el Gobierno rectificaba. Se autorizaban reuniones de un máximo de 10 personas en casa, al aire libre o en terrazas -incluyendo niños y mayores- cumpliendo, eso sí, la distancia social de dos metros... una separación que se convierte en un metro si en vez de al aperitivo, a lo que se va el domingo por la mañana es a la iglesia.

"No se puede regular todo"

El deseo del Ejecutivo por regularlo todo, algo que el propio Fernando Simón dijo este domingo que "no se puede" y que se debe confiar en la "responsabilidad personal", ha obligado también a cambiar los términos de la movilidad permitida dentro de la misma provincia en fase 1.

En un principio, el Ejecutivo prohibió, vía orden ministerial, ir a una segunda residencia -se permitiría en fase 2- aunque ésta estuviera dentro de la provincia. Se argumentaba que el objetivo era evitar visitas al supermercado o comercios para llenar la nevera y poner a punto la vivienda. 

Sin embargo, el propio Sánchez, en rueda de prensa este sábado dijo lo contrario que ese mismo día publicaba el BOE con la firma del ministro de Sanidad, Salvador Illa. Afirmó que sí era posible viajar a segundas residencias dentro de la misma provincia, generando confusión. Así, Moncloa se vio obligada a cambiar sobre la marcha y permitir estos viajes, igualándolos a los desplazamiento a hoteles y alojamientos turísticos.

Aunque éstos no vayan a abrir, como han anunciado las patronales hoteleras, hasta la apertura del turismo.

Otro cambio de última hora ha sido permitir desde este lunes que las personas que convivan en la misma casa ocupen todas las plazas de un coche sin necesidad de llevar mascarilla, tanto en los territorios que están en fase 0 como en fase 1. Así, se suspende la norma que establecía que dos personas que convivían en la misma vivienda debían alejarse a la máxima distancia dentro del vehículo y ponerse la mascarilla, aunque en casa durmieran juntos, por ejemplo. 

Bares y restaurantes

Otro de los sectores que retrasará su reapertura será el de los bares y restaurantes. Muchos de ellos mantendrán la persiana cerrada, al menos hasta la fase 2, porque los números no les salen. Durante estos dos meses, han seguido manteniendo gastos -como el alquiler, el agua o la luz- sin tener ingresos, lo que les dificulta la vuelta mientras haya restricciones de público.

Más aún, teniendo en cuenta la inversión que deberían acometer: mamparas, geles, desinfectantes o máquinas de ozono son algunas inversiones que han tenido que hacer o prevén hacer próximamente.

El BOE ha puesto especial énfasis en la limpieza y la desinfección de mesas y sillas de terraza. Mantelerías de un único uso, geles hidroalcóholicos para los clientes, eliminación de servilleteros, palilleros y aceiteras sustituyéndolos por monodosis desechables son otras de las exigencias. Y todo ello con las terrazas al 50% y una distancia entre mesas de dos metros, lo que hace inviable el negocio a una gran mayoría de bares.

El Boletín Oficial del Estado se mete hasta en los retretes: se regula, efectivamente, la limpieza de los baños. Su uso será exclusivo para los clientes y deberá desinfectarse "como mínimo" seis veces al día, una cuestión que unida a la falta de personal que se ajustaría a la demanda se torna muy complicada. 

"Es la ruina"

Una amplia mayoría de establecimientos de hostelería, pues, no abrirá este lunes. Por ejemplo, casi la totalidad de los bares que disponen de terraza en Burlada (Navarra) ha llegado a un acuerdo para no iniciar la actividad, según ha confirmado su alcaldesa, Ana Góngora. "Son más los costes fijos que los beneficios que van a ganar", ha explicado.

Esta situación se verá también en ciudades como Zaragoza, donde más de 450 locales -que representan a 20.000 trabajadores- no abrirán este lunes. Alegan que es inviable si la apertura no se acompaña de un marco normativo.

"No tenemos intención de abrir porque un 50% de terrazas pasa de ser en un local de 10 mesas a uno de cinco... hay unos costes de material sanitario e higiénico que hay que comprar, unos costes de personal y esto no nos soluciona nada", dice su portavoz, Álvaro Martín, que cree que la clientela se reducirá un 70% y prefieren esperar

En Andalucía, los chiringuitos de playa ya hablan de "ruina". "El año está perdido. Y es posible que muchas instalaciones pierdan más abriendo que cerrando. Esto se está realizando de forma muy confusa", ha asegurado el presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de Playas (Faeplayas), Norberto del Castillo, que cifra en 40.000 los empleos que están en el aire este verano.

En el lado contrario está Tarragona. El presidente de PIMEC Tarragona, Jordi Ciuraneta, ha confirmado a RNE que "valoramos poder trabajar en la fase 1" porque es el inicio de "volver a la normalidad", aunque no ha dado cifras de cuántos locales prevén abrir esta semana.

Hoteles cerrados hasta fase 3

Misma situación para el sector hotelero, que no prevé volver al negocio. Si bien en la fase 1 se permite la apertura de los hoteles y establecimientos turísticos, aunque queda prohibido el uso de las zonas comunes, el sector esperará a que haya total movilidad geográfica, lo que no llegará, al menos, hasta finales de junio.

El secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Ramón Estalella, señala que, "prácticamente con seguridad", los establecimientos no abrirán esta semana porque no hay posibilidad de movilidad geográfica y, por tanto, de tener clientes.

Cadenas como Barceló Hotel Group, RIU Hotels & Resorts, NH Hotel Group o Room Mate permanecerán cerradas.En Cataluña, la situación es similar. Xavier Guardià, portavoz de la Federació Empresarial d'Hostaleria i Turisme, ha confirmado a RNE que "hasta que no tengamos nuestra clientela es muy posible que no abramos hasta la fase 3".

Lugares de culto: ¿Y la comunión?

En el BOE de este sábado, las limitaciones a los lugares de culto son mayores de lo esperado y anunciado por el Gobierno con anterioridad. Si bien ya se sabía que en la fase 1 sólo pueden abrir a un tercio de su capacidad, desde este lunes se prohíbe a los templos -sea cual sea la religión- los coros o los contactos personales, como dar la paz.

Tampoco habrá agua bendita en las iglesias. Las celebraciones deberán ser exprés, se limitará los espacios en los bancos. Si hay que descalzarse, como en el Islam, el calzado deberá ser empaquetado por separado. En los rezos, "se usarán alfombras personales".

Una de las grandes dudas es cómo se dará la comunión. El artículo 9.3) de la Orden Ministerial SND/399/2020 de 9 de mayo, se prohíbe específicamente "el contacto personal, manteniendo en todo momento la distancia de seguridad" y "la distribución de cualquier tipo de objeto, libros o folletos". Así, el reparto de la comunión queda en el aire y surge una pregunta: ¿se considera la hostia sagrada un "objeto"?

EL ESPAÑOL ha consultado con uno de los vicarios episcopales de Madrid, que aclara este punto. "Según una interpretación estricta del texto del BOE, es cierto que parece imposible el reparto de la comunión", explica, "pero hay que recordar que para los católicos, las formas no son un objeto, sino el mismo Dios, encarnado en su Hijo resucitado... no es una cosa, es Cristo".

La Conferencia Episcopal Española ha aconsejado a los obispos que se retomen las misas en las iglesias recomiende a los fieles el uso de mascarilla "con carácter general" -el BOE recomienda también pero no obliga-, se ofrezca gel hidroalcohólico a la entrada y salida del templo y se distribuya la comunión en silencio y por sacerdotes jóvenes previa desinfección de manos.

Franjas horarias

En la fase 1, y a pesar de que gana en movilidad dentro de la provincia, seguirán vigentes las franjas horarias. Sin embargo, el Gobierno permitirá desde este lunes que las comunidades modifiquen los turnos de salidas de los niños menores de 14 años para adaptarlos a cada territorio. En especial al calor, petición que hicieron Andalucía, Extremadura y la Comunidad Valenciana.

La nueva regulación permitirá mover dos horas arriba o abajo las franjas establecidas por Sanidad, que eran de 12:00 a 19:00 horas. Este cambio se podrá hacer sin pedir autorización ni obtener el permiso del Ministerio de Sanidad. 

Donde no habrá franjas horarias será para ir a una terraza o un comercio, que se podrá hacer en cualquier momento del día y no debe ser obligatoriamente durante la franja horaria correspondiente a cada colectivo, por lo que se ajustará al que disponga cada establecimiento. En resumen, se regula cuándo se podrá pasear pero no cuánto tiempo se puede estar tomando algo en una terraza. 

Pesca y caza

En el BOE, el Gobierno ha excluido la caza y la pesca deportiva de la fase 1, que sí permite la práctica no profesional de deportes individuales que no requieran contacto con terceros. Esta decisión anula la orden de la Xunta de Galicia que, desde la semana pasada, autorizaba la práctica de la pesca fluvial y marítima con fines recreativos.

Varias comunidades autónomas, como Asturias, Castilla-La Mancha (estas dos gobernadas por el PSOE) y Galicia, han pedido reconsiderar esta opción. Este domingo, Salvador Illa recogía el guante y anunciaba que se va a estudiar el reemplanteamiento de la prohibición de estas dos actividades dentro de medidas especificas para la España rural.