La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha afirmado este viernes que en el Gobierno de coalición habrá más "debates" entre el PSOE y Podemos e, incluso, entre ministros del mismo partido, pero ha asegurado que su "punto de referencia siempre será el acuerdo de gobierno".

Noticias relacionadas

En una entrevista en RNE, Montero ha hablado exclusivamente de "debates" dentro del Gobierno, no de discrepancias, y ha recalcado que lo importante es que tras ellos el Ejecutivo apruebe iniciativas como la ley de libertades sexuales, que es "pionera" y situará a España "como referente internacional de implementación de políticas públicas que protejan a las mujeres".

Así se ha pronunciado la titular de Igualdad después de una semana en la que se han evidenciado las diferencias entre PSOE y Podemos en temas como la ley del "solo sí es sí", la investigación sobre el Rey Juan Carlos o la guía para las empresas sobre el coronavirus que distribuyó el Ministerio de Trabajo sin conocimiento de Moncloa.

Tras estas tensiones, PSOE y Podemos han convocado para el próximo jueves una reunión de la mesa de coordinación del acuerdo de gobierno, que entre sus funciones tiene unificar criterios y resolver discrepancias.

"La ciudadanía no es idiota"

Preguntada por si cree necesario revisar los protocolos internos de coordinación entre ambos partidos de Gobierno tras estas discrepancias, ha incidido en que "hay que seguir caminando" y ha insistido en que "es lógico que haya debate".

Ha advertido de que "no va a ser ni la primera ni la última vez que nos ocurra" y ha subrayado que "eso es parte de lo que han decidido los ciudadanos cuando no le han dado la mayoría absoluta a ningún partido".

"La ciudadanía no es idiota, la gente sabe lo que ambos partidos que formamos parte de la coalición pensábamos antes (...) y lo que le importa a la gente es que seamos honestos", ha resaltado Montero, para quien hay que "normalizar que existan debates y diferentes puntos de vista".

Montero ha insistido en la necesidad de que el Gobierno sea capaz de legislar y tomar decisiones beneficiosas para los ciudadanos y, en este sentido, ha destacado el trabajo "serio", "riguroso" y "muy intenso" llevado a cabo ya por el Ejecutivo de coalición.

"Si al final seguimos y conseguimos sacar iniciativas del calibre y del calado de la ley de libertades sexuales, desde luego, que el debate no me preocupa", ha asegurado en respuesta a la pregunta de si cree que las discrepancias puedan dar una imagen de desunión.

Sobre la comisión parlamentaria solicitada por Podemos y otros grupos para investigar las cuentas del rey Juan Carlos, ha asegurado que como ministra se remitirá a lo que decida el Gobierno, si finalmente hay que someter su creación a votación.

Ha precisado, no obstante, que entiende la preocupación ante posibles casos de corrupción y que se quiera lanzar "un mensaje tan democrático como que ningún ciudadano está por encima de la ley.