Con su aterrizaje en Podemos, el ex JEMAD Julio Rodríguez abrió un camino que parecía olvidado: la incorporación de militares de alto rango al ámbito político. Pablo Iglesias presumió de fichaje y de "transversalidad" del partido. Ahora Vox ha asumido la estrategia y la ha llevado al máximo exponente: en las últimas fechas ha anunciado el desembarco de cuatro figuras castrenses relevantes entre sus filas. Desde el general que lideró "la batalla de todas las batallas del Ejército español" hasta el jefe de la recién creada Unidad Militar de Emergencias (UME). También dos firmantes del manifiesto en el que se pedía un "desagravio" y "respeto" a Franco.

Noticias relacionadas

Como adelantó EL ESPAÑOL a principios de enero, Vox ha activado la maquinaria para incorporar a militares reconocidos a sus filas. "Estamos muy a favor de las Fuerzas Armadas y de las fuerzas de seguridad", ha aseverado el representante de Vox Iván Espinosa de los Monteros. Un nicho que, en votos, también es jugoso: entre policías, guardias civiles y militares hay 270.000 efectivos.

Pero, ¿quiénes son las figuras que ha incorporado Vox a sus filas y por qué la mayoría de ellas se han hecho públicas ahora? La segunda parte de la pregunta tiene una respuesta más sencilla: buscan un golpe de efecto ante la proximidad del rosario de elecciones que este año se celebran este año. Además, la crisis de Cataluña ha propiciado que muchos de ellos se lancen al proyecto.

Los cuatro generales fichados por Vox: Asarta, Mestre, Rosety y Coll.

Y, ahora, detallemos la trayectoria de los militares que Vox ha llamado a las trincheras políticas:

Asarta, la batalla de Najaf

Este lunes se ha anunciado que Alberto Asarta Cuevas será el número 1 de Vox por Castellón al Congreso de los Diputados. Su nombre es de sobra conocido en ámbitos castrenses. Él era el hombre que estaba al mando del contingente español en Najaf, que protagonizó la batalla del 4 de abril de 2004, también conocida como "la batalla de todas las batallas del Ejército español".

Ese día, una horda insurgente se lanzó contra la base en la que estaban los militares españoles, creyendo que allí se encontraba un clérigo capturado por fuerzas estadounidenses. Los efectivos aguantaron el asalto y además protagonizaron un rescate en condiciones extremas de un grupo de salvadoreños e iraquíes que habían quedado atrapados en un edificio exterior. Fue condecorado por esta acción con la cruz al mérito militar con distintivo rojo.

El general Asarta, junto a la ministra Carme Chacón. EFE

Nacido en Zaragoza en 1951, Asarta ha ocupado diferentes empleos en la Brigada Paracaidista, en la Legión y en el Regimiento de Infantería Canarias 50. Asimismo se desempeñó en Estrasburgo el Eurocuerpo, en la División de Planes del Estado Mayor del Ejército y en la Brigada de Infantería Acorazada XII, entre otros. También estuvo al mando de la fuerza de la ONU en Líbano en 2009.

Su nombre saltó al escenario informativo en los últimos meses al ser uno de los militares que firmó el manifiesto contra la exhumación de Franco del Valle de los Caídos y en el que se ensalzaba su trayectoria militar.

El "maestro aviador" Mestre

Fuentes militares consultadas por este diario destacan los conocimientos en geoestrategia del teniente general retirado del Ejército del Aire Manuel Mestre Barea, cabeza de lista de Vox por Alicante. También es especialista en flujos migratorios que llegan hasta España.

Porque Mestre Barea, además de ser diplomado de Estado Mayor en las Fuerzas Armadas, ha cursado estudios militares en Estados Unidos, donde obtuvo un máster de Relaciones Internacionales. Su desempeño en misiones complejas como Afganistán, Kuwait y Bosnia le han servido para redactar las bases de la doctrina con la que actualmente se desempeña el Ejército de Aire. Un "maestro de aviadores", sostienen las mismas fuentes.

Con todo, una de las misiones más exigentes que tuvo que afrontar fue en territorio español. En 2008 asumió la comandancia del Mando Aéreo de las Islas Canarias, con el reto de prevenir la presión migratoria sobre la región. Recordemos que la crisis de los cayucos generó graves tensiones durante esos años.

Manuel Mestre es de sobra conocido por los periodistas que llevan más tiempo cubriendo temas de Defensa, ya que fue jefe de gabinete del Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA). 

El 'todoterreno' Rosety Fernández

Agustín Rosety Fernández de Castro, el fichaje de Vox para Cádiz.

Si por algo se caracteriza la infantería de Marina es por su capacidad de despliegue rápido en cualquier misión internacional. Y no sólo en escenarios marítimos; recientemente han sido la principal fuerza que ha alimentado el contingente español en Mali. Son los todoterreno que se adaptan a cualquier tipo de escenarios.

El general retirado Agustín Rosety Fernández lo sabe bien, puesto que durante años ocupó los principales puestos de responsabilidad de esta fuerza.

Rosety es el número 1 de Vox por Cádiz, noticia que adelantó este domingo EL ESPAÑOL. Son 40 años de experiencia en la Armada y ha estado al mano, entre otros, de la Unidad de Operaciones Especiales (UOE). Militares pata negra -como los denominan en ámbitos castrenses- que desempeñan las misiones más exigentes. También ha tenido destinos en el Estado Mayor.

Al igual que en el caso del general Asarta, el nombre de Rosety figura entre los firmantes del manifiesto sobre Franco firmado por un nutrido grupo de militares. En diciembre de 2015 publicó un artículo en Libertad Digital en el que destacaba la "osadía" de Vox por lucir la bandera española en sus actos electorales.

El jefe de la UME, Fulgencio Coll

Fulgencio Coll, Carme Chacón, José Luis Rodríguez Zapatero y José Julio Rodríguez, en la Moncloa.

Otro pata negra. Fulgencio Coll fue un destacado miembro del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) que ocupó puestos de responsabilidad en diferentes escenarios. El número 1 de Vox/Actúa por Palma de Mallorca fue el encargado de gestionar la retirada de las tropas de Irak tras la orden de José Luis Rodríguez Zapatero. "Una misión nada fácil", detallan fuentes castrenses.

En 2006, y con la fuerte polémica que acompañó a la creación de esta unidad, Coll asumió la jefatura de la recién nacida Unidad Militar de Emergencias. Si esta fuerza es ahora indiscutible es, en buena medida, por las bases que en su día asentó el militar. Además, entre 2008 y 2012 fue el Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME).

Una curiosidad. La trayectoria de Fulgencio Coll guarda estrechos paralelismos con la del general que abre estas líneas, Julio Rodríguez, ahora incorporado en Podemos. Generales amigos en las trincheras de la guerra, enemigos en las de la política. Vox anunció su incorporación el pasado mes de diciembre.

Los guiños de Vox a los militares

Con el desembarco de estos militares en las filas de Vox, el partido de Santiago Abascal lanza un nuevo guiño a las esferas castrenses. Celia Villalobos les acusa de "volver a los Gobiernos de Franco, llevando de nuevo los militares a la política" y Espinosa de los Monteros responde con la "admiración" hacia las Fuerzas Armadas.

Pero estas incorporaciones no son más que la punta de lanza de una serie de gestos que Vox ha lanzado hacia el mundo militar y cuerpos policiales, un plato apetitoso en términos electorales. Recordemos que entre todos ellos suman esos 270.000 votos.