Carmen Calvo, este viernes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Carmen Calvo, este viernes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. EFE

España

Calvo vuelve a impulsar el diálogo con Torra al día siguiente de la manifestación

"Este Gobierno no puede aceptar el derecho de autodeterminación de un territorio", ha recalcado.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha insistido este lunes en que el Gobierno no ha roto el diálogo con los partidos independentistas, pero que "sólo lo puede hacer en el marco de la legalidad". "Un Gobierno democrático no puede hacer otra cosa que dialogar, sobre todo en un tema como el de Cataluña, pero hay que hacerlo en el marco de la legalidad. El Gobierno no puede aceptar un referéndum de autodeterminación y si ese es el punto de partida para el diálogo, no podemos avanzar", ha señalado.

Carmen Calvo ha remarcado la necesidad de aprobar los presupuestos "para empezar a reparar las desigualdades y dar solución a los problemas de la gente", pero ha resaltado que el diálogo con los independentistas "no está sometido a que podamos tener o no presupuestos".

Sobre la manifestación del domingo, la vicepresidenta ha acusado a la derecha, "que son tres partidos pero al final son una sola", de "apropiarse de símbolos que son de todos" y de "extremar el discurso para sacar réditos políticos". "España es de todos, no hay una España que pertenezca a unos para enfrentarse a los otros. ¿Es esta toda la política que tiene que hacer la derecha?", ha preguntado. 

Carmen Calvo ha recordado al PP que "el único hecho anticonstitucional, un referéndum ilegal, ha ocurrido durante el Gobierno de Rajoy" y les ha afeado que "hayan acusado a este Gobierno de ser anticonstitucional" por querer llevar a cabo el diálogo. "¿Si en un Gobierno democrático no puede haber diálogo, que es lo que hay?", ha preguntado. 

Calvo ha defendido que el Ejecutivo de Pedro Sánchez tiene la misma legitimidad que el anterior Gobierno de Mariano Rajoy porque salió de los escaños del Congreso de los Diputados.

"Estamos en una involución de 40 años de cultura política democrática, donde este país había avanzado mucho en convivencia. Hay algunos asuntos que están traspasando unos límites inquietantes", ha recalcado.

"No aceptan la moción de censura, es en lo que están. Ayer se denominaba al gobierno anticonstitucional, lo que es vulnerar la Constitución con solo decirlo", ha insistido la vicepresidenta, quien ha asegurado que la petición que le hacían a Sánchez de convocar elecciones nada más vencer la moción de censura infringía la propia Constitución, ya que la convocatoria depende del poder ejecutivo y no del legislativo.