Miguel Urbán, eurodiputado de Podemos.

Miguel Urbán, eurodiputado de Podemos. TW

España CONTROL DE LA INFORMACIÓN

Podemos incluye al Gobierno en la "ola totalitaria que recorre Europa contra la libertad de expresión"

Podemos levanta la voz contra el Gobierno, una vez más. A pesar de ser el principal sustento del Ejecutivo de Pedro Sánchez, los dirigentes del partido morado han salido este viernes a criticar con saña las palabras de la vicepresidenta Carmen Calvo sobre la necesidad de "intervenir" la regulación de la libertad de expresión para luchar contra "la mentira". El eurodiputado Miguel Urbán, de hecho, ha incluido a Calvo dentro de "la corriente totalitaria que recorre Europa" y que "ha permeado no sólo en la derecha extrema con intentos de recortar la libertad de expresión".

La portavoz parlamentaria, Ione Belarra, ha abundado en esta opinión señalando que el problema es que "la libertad de expresión está amenazada en España". Belarra se refería específicamente a la llamada 'ley mordaza' del PP, una de las exigencias planteadas por el partido de Pablo Iglesias desde la llegada de Sánchez a la Moncloa y que incluso han incluido en su documento base para negociar los Presupuestos Generales del Estado.

Sin embargo, Urbán ha querido ir más allá en declaraciones a EL ESPAÑOL: "En España está muy amenazada la libertad de expresión en cierta medida por los partidos que hasta ahora se han turnado el Gobierno", ha dicho. Tampoco acepta el eurodiputado esa referencia a la "mentira" de la vicepresidenta como justificación de esa "intervención" que planteaba el jueves en la regulación del derecho fundamental a la libertad de información. 

Aunque no fue sólo Calvo la que sugirió que ése podría ser un motivo para "acabar con eso de que la mejor ley de prensa es la que no existe". Horas después, el presidente del Gobierno pedía una "reflexión compartida" sobre las 'fake news' porque "no están ayudando a revigorizar la democracia", aunque no llegó a hablar de regulación.

"Yo no soy proclive a prohibiciones, sino a educar", ha sostenido Urbán como enmienda a la totalidad del planteamiento del Gobierno. "A mí no me gusta ni siquiera hablar de 'fake news', me gusta hablar de desinformación, que ha existido siempre. El problema no es prohibir, porque la mayoría de los bulos llegan por WhatsApp. ¿Vamos a prohibir el WhatsApp?"

La propuesta de Urbán, en todo caso, también es contradictoria con lo que defendía el líder de su partido hace pocos años. En 2013, cuando aún era un profesor universitario, pero ya un activista social con mucho predicamento en las redes, y sólo un año antes de la irrupción de Podemos en el panorama político, Iglesias aseguraba que "es crucial que los medios de comunicación sean públicos, ¿por qué van a ser un privilegio de los ricos mercantilizando con un derecho fundamental? No, lo lógico es que estén controlados por el Estado".

Estas declaraciones fueron criticadas abiertamente por la Asociación de la Prensa de Madrid, incluso fueron recuperadas el año pasado, cuando varios dirigentes de Podemos atacaron públicamente a periodistas que criticaron la labor del partido. Este viernes ha sido la Federación de Asociaciones de Prensa de España (FAPE) la que ha rechazado "cualquier intento de modificar el derecho a la libertad de expresión e información," tal y como lo recoge el artículo 20 de la Constitución.

El eurodiputado de Podemos salía este jueves de un acto en el que presentaba la propuesta de Podemos para el Valle de los Caídos, y estaba encendido con "las amenazas" a la libre expresión. "¡Es que la Fundación Francisco Franco se permitió denunciar al Gran Wyoming y a Dani Mateo por hacer una broma del Valle de los Caídos! ¿En qué mundo vivimos?"

El Gobierno de Pedro Sánchez está acorralado, entre una oposición que lo califica de "hundido" y "acabado" y unos socios que le han pedido las dimisiones de Dolores Delgado y Pedro Duque como estrategia de control: cuanto más débil esté el Ejecutivo, mejor posición negociadora para los de morado. "No es que el Gobierno se sienta acosado y por eso diga estas cosas. No es eso. El problema es que se alían con esos giros totalitarios, los mismos que han aprobado leyes mordaza y han metido a tuiteros en la cárcel".