Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la Moncloa tras el Consejo de Ministros.

Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la Moncloa tras el Consejo de Ministros. Efe

España

Sánchez crea un mando único para la cooperación operativa de fuerzas de seguridad en el Estrecho

  • El Gobierno busca, de esta forma, poner freno a la crisis migratoria que sufre el país en la frontera con Marruecos y en el Estrecho.
  • Sánchez defiende el diálogo con Cataluña, pero siempre dentro de la Constitución y el Estatut. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado la creación de un mando único para la cooperación operativa de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para centralizar la coordinación de todas las actuaciones relacionadas con la inmigración en las fronteras y el Estrecho. El líder del Ejecutivo ha anunciado que este mando único será un general de la Guardia Civil.

No se trata de una coordinación política sino más bien operativa para el control de las fronteras, según ha dicho el presidente, que además ha anunciado una inversión de 30 millones de euros para la "atención a pie de playa" y plazas de atención humanitaria.

Según Sánchez, este mando único actuará en función de la legislación nacional pero también internacional para proteger las vidas de los migrantes que están llegando en una de las mayores crisis migratorias desde la de los cayucos en Canarias.

Sánchez hace balance de sus dos primeros meses, con Cataluña como principal foco

Es la primera vez que Sánchez da una rueda de prensa después de dos meses en el poder y coincide con la última reunión del Consejo de Ministros antes de las vacaciones de verano.

Es tradición desde la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero que el presidente del Gobierno ofrezca sendas conferencias de prensa tras el último Consejo de Ministros antes del verano y después del último del año para hacer balance político y económico.

Durante su comparecencia, ha reivindicado la moción de censura contra Mariano Rajoy que le aupó al Palacio de la Moncloa y que ha permitido un "cambio de época" en la política y que "los españoles se reconozcan en su Gobierno".

¿Habrá presupuestos? Y, si no, ¿elecciones?

Sánchez pretende agotar la legislatura. Al menos eso ha asegurado en su comparecencia. Y eso pasa por aprobar unos nuevos Presupuestos Generales del Estado, que en realidad serían los primeros de la era Sánchez, ya que ahora gobierna con los que dejó Mariano Rajoy justo antes de abandonar la Moncloa. 

Su empeño en dotarse de unas cuentas públicas que den a España una "doble estabilidad, económica y social", no ha empezado con buen pie, ya que el Congreso tumbó los objetivos de déficit y deuda, considerados la antesala de las cuentas públicas. 

Sánchez ha rechazado especular sobre qué ocurriría si no logra aprobar los Presupuestos. "Si yo fuera a una negociación con el ánimo de que no va a salir...", ironizó. "Un jugador no sale a un partido diciendo que va a perder el partido", ha asegurado.

En cualquier caso, el presidente mantiene su objetivo de agotar la legislatura, que durará hasta junio de 2020 salvo que se convoquen unas elecciones anticipadas que algunos reclaman ya en su partido. El Gobierno no quiere "aguantar" sino "avanzar", ha dicho. 

Diálogo en Cataluña

Respecto a Cataluña, el jefe del Ejecutivo ha defendido el diálogo con la Generalitat y ha lamentado la posición del PP al defender que se vuelva a aplicar el artículo 155 de la Constitución. Hablar de esos "mecanismos es hacer el caldo gordo a aquellos que no quieren que esas relaciones se materialicen o fructifiquen en aspectos positivos", ha dicho. 

Sánchez ha reiterado que cualquier acuerdo al que se llegue con la Generalitat tendrá encaje en la Constitución y el Estatuto de Cataluña. "Aquellos que tienen convicciones firmes son los que siempre quieren dialogar, porque saben cuáles son sus límites. Nosotros los tenemos claros. Son la Constitución y el Estatuto de Cataluña", ha asegurado.