Sociedad TELÉFONO DE LAL ESPERANZA, ABIERTO TODO EL AÑO

Un teléfono en Toledo que no para durante la Navidad del Coronavirus

26 diciembre, 2020 07:54

Los voluntarios de 'El Teléfono de la Esperanza' de Toledo, que ofrece un servicio de escucha activa y formados para activar las capacidades de las personas en crisis, van a ofrecer su ayuda durante las 24 horas de estos días de Navidad para ayudar a sobrellevar las muchas ausencias que deja este 2020.

"En las fiestas navideñas y de fin de año se hacen más dolorosas las ausencias. Quienes han perdido un ser querido durante la pandemia podrían sufrir con especial agudeza esta Navidad el llamado 'síndrome de la silla vacía'. Durante las celebraciones navideñas, los voluntarios y voluntarias del Teléfono de la Esperanza Las celebraciones navideñas son propicias para que afloren un sinfín de emociones", ha indicado.

"Son fiestas que invitan a la alegría, pero también en las que las añoranzas, los sentimientos de soledad y la tristeza tienden a hacerse más presentes. Dado el número de fallecimientos durante la pandemia y la forma traumática en que éstos se han producido es previsible que una parte importante de la población española tenga que afrontar en estas fiestas navideñas un doloroso proceso de duelo por la muerte de un ser querido del que, en no pocos casos, no hubo ni siquiera el sanador consuelo de haberse podido despedir", ha precisado la organización.

Tras afirmar que el duelo es un proceso de adaptación a la nueva situación que no siempre cursa de manera sana, desde el Teléfono de la Esparanza han aludido a un estudio de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria que evidencia que una de cada seis personas que pierde a un ser querido desarrolla una depresión al año siguiente.

"En el pasado, cuando predominaba el modelo familiar extenso, la familia realizaba una función amortiguadora frente a los 'golpes de la vida' y de contención de las crisis vitales. Sin embargo, en la actualidad, en muchos casos, el individuo en crisis se siente muy solo. Si a esto añadimos este año las dificultades de movilidad derivadas de las restricciones impuestas como consecuencia de la pandemia, la situación puede agravarse", han alertado.

"No hay formas correctas o incorrectas, ni recetas mágicas, ni soluciones infalibles para afrontar la Navidad cuando el corazón está lleno de dolor y de recuerdos de un ser querido perdido", han asegurado desde El Teléfono de la Esperanza, cuyos voluntarios y voluntarias, especializados en la escucha activa y formados para activar las capacidades de las personas en crisis, atenderán las llamadas de este servicio, que funciona las 24 horas día.

"Si te encuentras sólo, si te encuentras sola, no dudes en llamarlos", han invitado.