Vehículos atrapados por el agua y el barro en Toledo.

Vehículos atrapados por el agua y el barro en Toledo.

Toledo INUNDACIONES

Declarados zona gravemente afectada por la DANA todos los municipios que solicitó la Junta

Recibirán ayudas del Estado las localidades de las provincias de Toledo, Cuenca y Ciudad Real que sufrieron inundaciones y destrozos por las fuertes lluvias de comienzos de mes.

21 septiembre, 2021 19:56

El Consejo de Ministros ha acordado, en su reunión de este martes, declarar zonas afectadas gravemente por emergencias de protección civil (ZAEPC), anteriormente conocida como zona catastrófica, a todos los municipios castellano-manchegos asolados por la DANA que descargó fortísimas lluvias y provocó inundaciones los primeros días del pasado mes de septiembre.

De esta manera, el Gobierno de España atiende la petición de la Junta de Comunidades castellano-manchega y recibirán ayudas del Estado todas las localidades que estuvieron incluidas en la Fase 1 del Plan Territorial de Emergencia de Castilla-La Mancha (Platecam), esto es Toledo capital y pueblos del entorno como Cobisa, Argés, Layos, Nambroca, Guadamur o Polán, zonas de la provincia de Cuenca como La Manchuela, Inesta, Tarancón o Las Mesas y otros pueblos de la comarca de La Mancha en Ciudad Real.

Este martes la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha remitió a los medios de comunicación una nota de prensa en la que solo se incluía a Toledo y los pueblos de su provincia como beneficiarios de las ayudas nacionales pero, según han informado a este periódico fuentes del Ejecutivo autonómico, la Junta de Comunidades pidió de inmediato aclaraciones y desde el Gobierno de España confirmaron que el resto de municipios castellano-manchegos afectados también habían sido declarados como zonas afectadas gravemente por emergencias de protección civil.

Agradecimientos

Así lo ha confirmado la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, durante una rueda de prensa en la que ha asegurado que el acuerdo del Consejo de Ministros declara "a toda Castilla-La Mancha zona gravemente afectada", por lo que "ahora habrá que evaluar los daños en todos los municipios en los que se han producido, porque entran dentro de las indeminizaciones y ayudas del Estado".

"Queremos agradecer al Gobierno de España su decisión, que se ha tomado con la máxima diligencia y agilidad", ha finalizado Fernández.

De la misma manera, el Delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha alabado la sensibilidad del Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez por "la rapidez" en la que se ha aprobado en Consejo de Ministros la declaración de zona afectada gravemente por emergencias de protección civil para Castilla-La Mancha, "dando respuesta así a los episodios de fuertes lluvias, riadas e inundaciones que sufrieron muchos municipios de la Comunidad a principios del mes de septiembre".

Tierraseca ha constatado que esta declaración da cobertura a todo el ámbito para el

que el Gobierno regional activó, el pasado 1 de septiembre a las 16,30 horas, el nivel 1 de emergencia del Plan METEOCAM y ha recordado que se activó "para toda Castilla-La Mancha, para las cinco provincias, porque fueron muchos los municipios que sufrieron este episodio". Esto supone, ha insistudo, "que todo el territorio de Castilla-La Mancha está incluido en la declaración aprobada ayer por el Consejo de Ministros".

Ayudas contempladas

Pese a no disponer de una estimación definitiva de los perjuicios ocasionados por la catástrofe, el Gobierno de España ha valorado que la magnitud de sus efectos, las medidas adoptadas para recuperar las condiciones de vida de la población y conseguir el pleno restablecimiento de los servicios públicos esenciales justifican la intervención de la Administración General del Estado.

La declaración como ZAEPC permitirá que los afectados puedan beneficiarse de una serie de medidas y ayudas destinadas a paliar tanto daños personales como materiales en vivienda y enseres y en establecimientos industriales, mercantiles, agrarios, y de otros servicios.

La declaración también incluye ayudas a personas físicas o jurídicas que hayan realizado prestaciones personales y de bienes, así como a las corporaciones locales en sus labores de recuperación de las áreas devastadas.

Una vez que la Administración General del Estado disponga de una memoria con la estimación de los daños producidos, que realizará en colaboración con el resto de administraciones autonómicas y locales competentes, este acuerdo podrá incorporar otras medidas complementarias a las adoptadas por las administraciones territoriales, a las que corresponde la competencia en materia de protección civil.