Region UNA VEZ TRANSCURRIDOS LOS 21 DÍAS DESDE LA PRIMERA DOSIS

Castilla-La Mancha inicia con Araceli la segunda fase de vacunación contra el Covid

18 enero, 2021 10:25

Con la administración de la segunda dosis de la vacuna contra la Covid-19 a Araceli Hidalgo y Mónica Tapias, residente y trabajadora de la residencia Los Olmos, de Guadalajara, arranca la segunda fase de la vacunación contra esta enfermedad en Castilla-La Mancha.

A las 9:00 horas de este lunes, la enfermera del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Gerencia del Área Integrada de Guadalajara, Carmen Carboné, ha sido de nuevo la encargada de administrar la vacuna a Araceli y Mónica una vez transcurridos 21 días desde la aplicación de la primera dosis. Seguidamente, se ha procedido a vacunar a alrededor de 185 trabajadores y residentes de la citada residencia de Los Olmos.

Tanto Araceli Hidalgo, residente de 96 años, como Mónica Tapias, técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería de este centro sociosanitario, han querido animar a participar a toda la población a la que se dirige la vacunación, un paso “de gigante” para dejar atrás esta enfermedad.

"Estoy muy bien, no he sentido ni el pinchazo, le digo a todo el mundo que se ponga la vacuna y que seamos responsables de lo que tenemos encima. Hay que luchar para deshacernos de este virus", ha señalado a las puertas de la residencia la anciana de 96 años, cuyo máximo deseo es que acabe la pandemia cuanto antes para poder volver a su familia.

En declaraciones a los periodistas apostados a la entrada del centro ha señalado que, al igual que con la primera dosis, se encontraba bien.Tras reposar un ratito el pinchazo, ha aseverado que el hecho de haber sido la primera en ser vacunada le supone "una gran alegría", con el claro deseo en este momento de que todo el mundo "se ponga bien, que tengamos la paz y que no haya disgustos", ha apostillado.

"La vacuna me ha sentado muy bien", ha insistido tras reconocer que la pasada noche la había pasado algo nerviosa, pero que no se había mareado ni nada y que espera pasar el día tranquila, "leyendo alguna revista", ha señalado riéndose.

De lo que si tiene muchas ganas Araceli ahora es de poder ver a su familia, a la que no ve "desde que está este bicho por aquí", ha señalado.

De su lado, la técnico auxiliar de Enfermería, se ha mostrado convencida de que tras recibir esta segunda dosis, "al estar inmunizada", va a trabajar "más tranquila", tras reconocer que son realmente los trabajadores de la residencia quienes pueden traer el virus al centro ya que los ancianos no salen. "Es un paso importante para frenar la pandemia aunque tengamos que seguir manteniendo las medidas contra el virus", ha añadido.

A lo largo de este lunes, además, se vacunará en la provincia guadalajareña a profesionales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y también se administrará la vacuna en las residencias El Jardín, de Horche, y El Parque, en Cabanillas del Campo.

Mañana martes se continuaría la vacunación de profesionales del SESCAM, tanto en el Hospital como en Atención Primaria.

Se estima que la inmunidad se genera pasados alrededor de siete días tras la administración de la segunda dosis de la vacuna.

En todo caso, las autoridades sanitarias apelan una vez más a la responsabilidad de todos para hacer frente al coronavirus, y se recuerda la necesidad de mantener las medidas de protección frente a la Covid-19 que todos conocemos: uso de mascarilla, lavado frecuente de manos, ventilación de los espacios, mantenimiento de la distancia de seguridad respecto a otras personas y evitar en lo posible reuniones sociales fuera de nuestro grupo de convivencia estable.

"Estamos cumpliendo el plan de vacunación"

El presidente regional, Emiliano García-Page, ha insistido en que Castilla-La Mancha ha sido de las regiones "coherentes" en su calendario de vacunación contra el COVID-19. "Nos marcamos un plan de vacunación y ahora lo estamos cumpliendo", ha afirmado, asegurando que a él no le valen "las prisas que metan las estadísticas y el Gobierno de España".

García-Page, en una entrevista este lunes en la Cadena Cope, ha considerado que en Madrid "hay algunos que son más duchos en valorar a las comunidades autónomas que en valorar su propia gestión", insistiendo en que él no se va a meter en o que haga cada comunidad autónoma con su calendario de vacunación.

"Cada comunidad autónoma planifica el ritmo de su vacunación", ha reiterado, señalando que en Castilla-La Mancha no solo se va a vacunar atendiendo a cubrir a toda la población sino que, además, la primera fase se va a finalizar "antes de lo previsto".

En cualquier caso, ha advertido de que hay que vacunar "teniendo en cuenta que no distorsionemos el resto de los servicios" de la sanidad regional. "Se trata de compatibilizar el funcionamiento normal con una vacunación", ha aseverado.

En cuanto a un nuevo reparto de vacunas que prime a las regiones más rápidas en administrar las dosis, el presidente castellanomanchego ha asegurado que "va a haber vacunas para todos" y ha señalado que el problema "no es el de dar las vacunas al que más rápido ha ido" sino que es "garantizar las segundas dosis". "Lo último que podríamos permitir es que aquellos que hemos puesto la primera vacuna no podamos poner la segunda", ha añadido.

En este punto, ha repetido que "va a haber vacunas para todos" y ha opinado que "lo único que hay que hacer es asegurar que lleguen desde fuera, porque cualquier semana se queda colgado y eso supondría un derroche".