Region LA POBLACIÓN TENDRÁ MÁS PESO EN EL REPARTO DE FONDOS

Pedro Sánchez indigna a Page con un cambio de criterio que hace perder muchos millones a Castilla-La Mancha

7 junio, 2020 13:02

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha transmitido este domingo a los presidentes de las comunidades autónomas los cambios en los criterios para el reparto del fondo de 16.000 millones no reembolsables que se aprobarán para las autonomías, incluyendo un fondo para Educación y otro para movilidad. Esto favorecería a las regiones que tienen más población, según fuentes autonómicas. Con ello, el Ejecutivo pretende compensar a las comunidades parte de los gastos que ha generado la crisis del coronavirus durante estos meses.

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, ya ha trasladado su malestar por esta modificación. Pero no ha sido el único en hacerlo.Los cambios en los criterios han provocado las protestas de varios presidentes autonómicos en la conferencia que han celebrado este domingo con el jefe del Ejecutivo. Entre ellos, el también socialista Javier Lambán (Aragón), Quim Torra (Cataluña), Fernando López Miras (Murcia), Alfonso Fernández Mañueco (CyL) y Miguel Ángel Revilla (Cantabria).

Pese a que Castilla-La Mancha siempre ha defendido que el reparto de fondos debería realizarse en base a la afectación que ha tenido el coronavirus en cada territorio y teniendo en cuenta los recursos económicos que cada comunidad ha tenido que movilizar para luchar contra la pandemia, el aumento del peso poblacional era una reivindicación de algunas regiones y Pedro Sánchez lo ha satisfecho.

Al tener conocimiento de este cambio de criterio, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha traslado su malestar a Pedro Sánchez durante la videoconferencia con el líder del Ejecutivo.El jefe del Gobierno castellano-manchego ha insistido en que es "injusto" este cambio de criterio, algo que no se puede compartir, toda vez que se trata de un fondo extraordinario que tiene que ver con el grado objetivo de la afectación de la enfermedad.

Así, ha reivindicado que tanto La Rioja como Castilla y León y Castilla-La Mancha han tenido porcentualmente más impacto por el coronavirus y han tenido que "dejarse la piel" mucho más que otras regiones en gasto de material, contrataciones y titulares de medios de comunicación.

"Creemos que es de justicia que se mantenga en el primer cupo de reparto como mínimo lo que estaba establecido en función del gasto. Otra cosa será ver el descenso de los ingresos, que será diferente", ha expuesto García-Page a Sánchez.

En este punto, ha reparado en la deuda por el sistema de Dependencia que el Estado mantiene con Castilla-La Mancha, de 500 millones de euros, ante la que los 14 millones de euros que han llegado a las arcas regionales para atender residencias son insuficientes. "Por favor, que llevamos años en esto, 500 solo en dependencia más la reclamación judicial que haremos en materia de IVA. Aquí todos tenemos que defender el patrimonio de la región que gobernamos", ha afirmado.

Así queda el reparto

Según fuentes autonómicas, el presidente Sánchezha comunicado que 9.000 millones se destinarían a gastos sanitarios; 2.000 millones para un fondo de Educación y otros 5.000 millones serían para compensar la caída de ingresos derivada del parón económico. Pero de estos últimos, 800 millones irían a compensar la disminución de la facturación de los servicios de transporte, como metro, cercanías o autobuses interurbanos.

En cuanto al fondo para Sanidad, habría un primer tramo de 6.000 millones de tal forma que la población protegida equivalente pasa de pesar un 20 por ciento a un 35 por ciento, y en el segundo de 3.000 millones, el peso poblacional pasaría del 40 por ciento al 45 por ciento.

El fondo sanitario será de 2.000 millones y surgen de una reorganización de la propuesta inicial de reparto del fondo no reembolsable. Así, se aportan a ese fondo 1.000 millones que originalmente se iban a destinar a Sanidad y otros 1.000 millones del fondo social que también estaba previsto.

El reparto de este nuevo fondo para Educación será así: el 80 por ciento según la población de 0-16 años y el 20 por ciento, de 16 a 24 años.

Con esta nueva propuesta, el reparto quedaría de la siguiente forma: los 9.000 millones para Sanidad se pagarían en dos tramos, uno de 6.000 millones a repartir en julio y los 3.000 millones restantes, se repartirían en noviembre; los 2.000 millones para Educación se transferirían en septiembre y los 5.000 millones para compensar la caída de ingresos, a partir de diciembre.

El planteamiento de reparto original que realizó el Gobierno para este fondo era distintos y contemplaba 10.000 millones para Sanidad en dos tramos, uno de 6.000 millones y otro de 4.000; 1.000 millones para un fondo social y otros 5.000 millones para la caída de ingresos por la menor actividad económica.

Y para esos 6.000 millones iniciales planteaba que los ingresos en UCI que había registrado cada autonomía pesarían el 35 por ciento y los hospitalizados, otro 25 por ciento. Es decir, el 60 por ciento en total, mientras que los casos de Covid-19 confirmados por PCR significarían un 20 por ciento y el otro 20 por ciento restante, el dato de población. Hacienda aceptó que los PCR realizados que iban a contar no fueran solamente los que hubieran dado positivo, sino los que se hubieran realizado.

En cuanto al segundo tramo sanitario que se preveía de 4.000 millones, Hacienda propuso que la población sería el criterio que tuviera más relevancia y pesara el 40 por ciento; los ingresos en UCI, un 30 por ciento; las hospitalizaciones supondrían un 20 por ciento y los positivos confirmados por PCR, el 10 por ciento restante.

"Se olvidan por completo de España vaciada"

El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, que es el que ha comparecido en rueda de prensa tras la reunión, ha explicado que el pasado viernes el Gobierno regional recibió la "desagradable" noticia de este cambio de criterio en el reparto de esos 16.000 millones, 9.000 para gasto sanitario --1.000 menos que lo previsto inicialmente-- 2.000 para educación y 5.000 para compensar la pérdida de ingresos que sufren las comunidades a causa de la crisis económica.

"Entendemos que se pueda sustituir la parte de gasto que estaba prevista para servicios sociales por la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital y otras compensaciones, pero no compartimos y no nos parece en absoluto justo que la parte del fondo de 16.000 millones para gasto sanitario haya cambiado de criterio y se haya incrementado la ponderación de la población, pues esos 9.000 se tienen que repartir por el nivel de afectación que han tenido las comunidades".

Tampoco se muestra de acuerdo el Ejecutivo autonómico, ha proseguido el número dos de su Gobierno regional, con que se plantee distribuir los 2.000 millones destinados a educación en función de los menores que entre 0 y 16 años tengan cada comunidad. "Tampoco nos parece justo porque no tiene nada que ver el sistema educativo de unas regiones con el de otras y el Gobierno ha de tener cuenta esas realidades diferentes".

Y es que, a juicio de Martínez Guijarro, con ese planteamiento Pedro Sánchez "se olvidan por completo de España vaciada". "No es lo mismo en una gran ciudad que en el medio rural. En Castilla-La Mancha tenemos más unidades educativas que Madrid por dispersión poblacional y esos chavales tienen el mismo derecho a recibir educación en las mismas condiciones", ha dicho.

De igual modo El Ejecutivo castellano-manchego discrepa de que el Gobierno de España con esos fondos para educación vaya a pagar la educación privada. "Si entre 0 y 16 en algunas comunidades los alumnos van a colegios privados y si computan en distribución, estamos dando dinero para financiar la educación privada y no nos parece que el Gobierno de España tenga que destinar dinero a la privada, sino para la publica", ha criticado.

Y es que ha insistido en que el Gobierno central no está teniendo en cuenta la realidad de la educación en el medio rural, "olvidándose de la España vaciada", después de que esta cuestión haya centrado el debate político durante tanto tiempo.

"No sabemos influido por quién se olvida --el Gobierno-- de la financiación de escuela pública en la España vaciada donde los colegios privados no van a invertir. Aquí la educación es exclusivamente pública y en algunos casos en condiciones muy difíciles", ha defendido.

En otro orden de cosas, el Ejecutivo regional, según ha indicado su vicepresidente, considera importante que el Gobierno de España tome la decisión de prorrogar hasta el final de año los ERTE por causa mayor, a fin de dar tranquilidad a las empresas y los autónomos de cara al arranque de la actividad económica y "para poder tomar la velocidad de crucero de antes de crisis sanitaria".

"No han sido una balsa de aceite"

De su lado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que convocará una reunión presencial de la Conferencia de Presidentes cuando todas las autonomías terminen las fases de la desescalada, cuando se inicie lo que el Ejecutivo denomina la nueva normalidad, con el objetivo de abordar medidas de reconstrucción económica y social para el país.

En rueda de prensa tras la décimo tercera Conferencia telemática por la pandemia, Sánchez ha defendido estas reuniones aunque ha admitido que no han sido "una balsa de aceite". "No han faltado las tensiones, pero eso nada tiene de especial siempre que las diferencias se expresen con respeto y eso lo pongo en valor", ha dicho el presidente.