BLOG DE LECTURAS

La venganza de la matanza de Munich

16 octubre, 2021 10:00

En las olimpiadas de Munich de 1972 un comando palestino asaltó la villa olímpica y asesinó a once atletas israelíes. El gobierno que presidía Golda Meier decidió aplicar el concepto bíblico de ojo por ojo y diente por diente y puso en marcha una operación que tenía como fin liquidar a once dirigentes palestinos relacionados con la matanza de Munich. Era la primera vez que Israel decidía combatir el terrorismo con más terrorismo.

La operación fue encargada por el Mossad a un grupo de cinco hombres que se desplazarían a Europa y que, desligados totalmente desde ese momento hasta que acabaran de cualquier organismo israelí, llevarían a cabo la misión. Al frente de ellos estaría "Avner", la fuente principal de George Jonas, un periodista canadiense de origen judío, para construir este relato que sería llevado al cine en dos ocasiones: La espada de Gedeón (Michael Andreson,1986) y Munich (Steven Spielberg, 2005).

El grupo antiterrorista israelí comenzaría su venganza en octubre de 1972 en Roma, donde mataría a tiros a Wael Zwaiter, y estaría operativo hasta noviembre de 1974, fecha en la que en un incidente en Tarifa, en territorio español, dispararon sobre un joven árabe, no identificado, en el curso de una operación fallida en la que pretendían liquidar a Ali Hassan Salameh. En esos dos años habían liquidado a ocho de los objetivos marcados y se habían llevado por delante a cuatro soldados rasos árabes como víctimas más o menos colaterales. A esos asesinatos se sumaría el de una mujer holandesa en Hoorn, conocida como Jeanette, que antes había conseguido acabar con la vida del componente del grupo conocido como Cari.

Pero el grupo también había perdido a tres de sus componentes. El primero de ellos, nombrado como Cari, había sido asesinado por una mujer que lo había seducido en un hotel de Londres; Robert había muerto por la explosión de un bomba que él mismo manipulaba y el conocido como Hans había sido asesinado en el banco de un parque en Francfort. Solo Avner y Steve sobrevivieron.

Cuenta George Jonas en su prefacio a la primera edición del libro de 1984 que "en otoño de 1981 mis editores me preguntaron si quería conocer a un hombre que tenía un interesante relato que contar. Tras una serie de disposiciones complejas, se preparó un encuentro en una ciudad norteamericana". Ese fue el origen del libro. Avner vivía en los Estados Unidos apartado del Mossad y se convertiría en la base primordial de lo que el autor nos contará en este relato comparable a la mejor novela de espías.

George Jonas. Venganza. El relato verídico de una misión contraterrorista israelí. Traducción de José Ignacio San Martín. RBA Editores, 2005. 448 páginas

Más en opinión

Blog del Suscriptor
Seis municipios de Albacete instalarán 34 cámaras de vigilancia

Estos seis municipios de Albacete instalarán entre todos 34 cámaras de vigilancia

Anterior
Autovía Madrid- Toledo a la altura de Illescas.

Atropellan a un hombre de 68 años en una colisión en cadena en la A-42 en Illescas

Siguiente