Castilla la mancha PARA DEFENDER LOS PRODUCTOS ESPAÑOLES

El PP pide posponer el 'semáforo' con el que se etiquetarán los alimentos

3 marzo, 2021 18:25

El Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados ha reclamado al Gobierno de España, a través de una Proposición no de Ley, que posponga el sistema NutrisScore para el etiquetado de los productos alimentarios, "con el objetivo de defender a los consumidores y a los productos españoles", según asegura el PP en una nota de prensa.

Concretamente, el Grupo Popular insta al Ejecutivo "a posponer la implantación del logo Nutri-Score como Etiquetado Nutricional Frontal (FOPL) de los productos alimentarios, hasta que la Unión Europea apruebe un etiquetado nutricional obligatorio estandarizado en la parte frontal del envase, y que sea fruto del acuerdo con todos los sectores implicados, con el objetivo de evitar confusión a los consumidores e incertidumbre a las empresas españolas del sector alimentario".

Además, el PP insta al Gobierno a "defender, en los foros y órganos competentes europeos, la aprobación de un sistema armonizado de etiquetado frontal que ponga en valor la alta calidad nutricional y saludable de los productos alimentarios españoles, ahora amenazados, que son básicos en nuestra excelente dieta mediterránea", como el aceite de oliva, el jamón ibérico, los quesos y otros productos singularmente españoles.

Dicha iniciativa está suscrita por la portavoz del GPP, Cuca Gamarra; la vicesecretaria del PP y vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor; el portavoz adjunto del GPP, José Ignacio Echániz; su portavoz de Consumo, Carmen Riolobos; su portavoz de Sanidad, Elvira Velasco; y las diputadas Teresa Angulo Romero, Milagros Marcos y Elena Castillo.

La implantación de Nutri-Score viene acompañada de controversia por la clasificación que hace de determinados productos básicos de nuestra dieta mediterránea, como el aceite de oliva, el jamón ibérico, los quesos y otros productos singularmente españoles que se califican en las categorías con una D y E, por debajo de alimentos de consumo no esenciales, aunque sean saludables. “No es prudente ni acertado implementar un nuevo etiquetado nutricional en España como es Nutri-Score”, concluyen los 'populares', que argumentan que dicho sistema "confunde a los consumidores y daña a nuestra potente industria y artesanía agroalimentaria alimentaria".