Tras la noticia que ha sacudido la actualidad deportiva para lo que resta de semana, han sido varias las voces las que se han apresurado para verter su punto de vista acerca de todo lo sucedido. Uno de los más encendidos ha sido Yago de Vega. El conductor de El Larguero no se ha mordido la lengua a la hora de atizar las costumbres de "declararse en rebeldía" por parte de algunos jugadores.

Noticias relacionadas

"Hay que defender a los clubes. Me parece muy bien que un jugador pueda decidir su futuro pero habría que castigar la rebeldía de los jugadores con algún tipo de sanción", dijo De Vega al tiempo que analizaban la última hora acerca de Mateo Kovacic. El centrocampista, como ha podido saber EL BERNABÉU, habría tensado la cuerda buscando una salida del Real Madrid.

Pero Yago de Vega continuaba contra estas actitudes reclamando "sanciones" contra los jugadores para evitar la repetición en el futuro. "Me parece toda una vergüenza", zanjó el periodista. A continuación otro periodista de la Cadena SER apuntaba a un importante centrocampista europeo en la agenda blanca por si se hace efectiva la marcha de Kovacic.

Kovacic y Varane entrenando con Casemiro y Marcelo en el Real Madrid

Tranquilidad y objetivos en mente

Mientras tanto, desde el seno del Real Madrid se respira una mezcla de tranquilidad y preocupación. Por una parte, en el club confían en la valía del jugador. De hecho, desde su llegada en 2016, se persigue el modelaje del croata para dar el relevo a Luka Modric en el futuro. 

Desde la distancia, el grueso duro de la plantilla, con Julen Lopetegui a la cabeza, completa la pretemporada en Nueva York. A mediados de la semana los blancos se miden ante la Roma en el penúltimo duelo amistoso antes de encarar el primer partido importante del curso. El Milan visitará el feudo madridista para la disputa del Trofeo Santiago Bernabéu antes de que los merengues pongan toda su atención en Estonia para medirse al Atlético en la Supercopa de Europa.