Comienza La Liga. Este fin de semana, el campeonato doméstico español da el pistoletazo de salida y el turno del Real Madrid es el sábado 14 ante el Alavés, en Mendizorroza (Vitoria). En el conjunto blanco aún hay que soluciones que tomar y una de ellas es quién será el cuarto central de la plantilla para la nueva temporada.

Noticias relacionadas

El equipo merengue contó el pasado curso con Sergio Ramos, Varane, Militao y Nacho como cuarteto de defensas centrales. De estos, dos abandonaron la disciplina madridista a lo largo de la ventana de transferencias. El primero en hacerlo fue el ya excapitán.

El contrato que unía a Sergio Ramos con el Real Madrid venció el pasado 30 de junio. Sin acuerdo para su renovación, el camero acabó despidiéndose de la que ha sido su casa desde que tiene 19 años para poco más tarde confirmarse su fichaje por el todopoderoso PSG.

Sergio Ramos y Varane saltan para impedir que un jugador del Moenchengladbach se lleve el balón REUTERS

El siguiente fue Raphaël Varane. En el caso del internacional francés, todavía tenía contrato en vigor con la entidad merengue. Este finalizaba en 2022, por lo que ante la negativa a renovar más allá, el Real Madrid se vio entre la espada y la pared: optar porque cumpliese su contrato y se fuese gratis o hacer caja con él ya. La segunda opción ganó y el galo firmó con el Manchester United.

Dos fuera de juego, pero también una incorporación. Antes de confirmarse oficialmente las salidas de Ramos y Varane, el Real Madrid ya tenía atado a Alaba. Fue el pasado mes de mayo cuando se hizo oficial el fichaje del austriaco por el conjunto merengue. Incluso ya ha debutado, aunque en partido no oficial, y, además, dejando muy buenas sensaciones.

Con Alaba y sin Varane y Ramos, el Real Madrid se quedó así con tres centrales, incluyendo en la terna a Nacho y Militao. Las dudas estaban así reflejadas en quién sería ese cuarto central para la defensa del equipo de Ancelotti. Una incógnita que se ha convertido en una montaña rusa.

Opción Vallejo

En el Santiago Bernabéu se han estudiado las opciones y, al parecer, Carlo Ancelotti estaba muy satisfecho con el rendimiento en pretemporada tanto de Víctor Chust como de Mario Gila. Esto abrió un nuevo escenario, la posibilidad de que los dos canteranos ocupasen alternativamente de ese hueco de cuarto central. Dependiendo de las circunstancias.

Sin embargo, la situación ha dado un giro inesperado. Víctor Chust está muy cerca de confirmar su llegada al Cádiz, en calidad de cedido. El canterano madridista así podrá tener minutos de calidad en Primera División, algo esencial en su proyección de futuro, en la que se cree mucho en la casa blanca.

Sin Chust, ese hueco de cuarto central se queda cojo y es ahí donde aparece nuevamente la opción de Vallejo. El maño no convence del todo y sus actuaciones en los JJOO de Tokio le han acarreado muchas críticas. En principio, estaba más fuera que dentro, pero ahora con el último movimiento de Chust en el mercado, Vallejo gana enteros para ser ese cuarto central tras Alaba, Militao y Nacho.

Jesús Vallejo

En el Real Madrid han mantenido que no quieren hacer un esfuerzo económico por un central, descartándose así las incorporaciones de jugadores que gustan como Jules Koundé o Pau Torres. Y salvo sorpresa de última hora, Jesús Vallejo será ese cuarto central para el conjunto que dirige Ancelotti en esta nueva temporada 2021/2022.

El defensa aragonés, medalla de plata en Tokio 2020, ha dejado muy claro que se ve en el Real Madrid y que esto es el desenlace que le gustaría para su situación: "Tengo facilidad para adaptarme a distintas situaciones. En el extranjero, en España, en Madrid o donde toque. Ojalá la temporada que viene esté en Madrid, pero voy a ser feliz, eso lo tengo claro".

[Más información - Luis de la Fuente defiende a Vallejo tras la final contra Brasil: "Es un ejemplo para todos"]