Kylian Mbappé puso punto y final a su temporada con el PSG. Un encuentro que terminó con victoria pero que fue insuficiente para cambiar la clasificación de la Ligue-1. El joven delantero se tuvo que conformar con el segundo puesto de la tabla y pudo despedirse del conjunto francés con un varapalo deportivo. La cuenta atrás para su fichaje por el Real Madrid ya ha comenzado.

Noticias relacionadas

La situación del galo cambia radicalmente tras el final de temporada. Mbappé, de hecho, tiene ya vía libre para cumplir su sueño de vestir de blanco. Tanto que en el Real Madrid planifican la próxima temporada con él entre sus filas y confían en que en el mes de agosto, cuando el PSG pretende tener una respuesta sobre su futuro, Mbappé ya esté vistiendo la camiseta merengue. Su incorporación ni siquiera depende del entrenador que esté en el Santiago Bernabéu.

El atacante es el objetivo número uno. No tiene rival para llegar al Real Madrid. Y es que, lo que hace unas semanas era una carrera entre Haaland y Mbappé para convertirse en primer objetivo merengue, con el tiempo ha dejado al francés solo en ese camino. El precio que viene pidiendo el Dortmund por su estrella ha ido en aumento y se acerca más a los 180 millones de euros, cantidad que en la entidad capitalina no barajan pagar ni por Mbappé. 

Es ahí donde entra en juego la situación de Kylian. El delantero galo acaba contrato en 2022, por lo que este verano es el momento para que el PSG cierre su renovación. De no hacerlo, en la entidad parisina no se arriesgarían a mantenerle una temporada más sabiendo que puede salir gratis en 2022. Y menos teniendo en cuenta la crisis económica que también ha sufrido el club, que hace unos meses reveló 200 millones de euros en números rojos por la pandemia.

Por ello, y tal y como revelaron medios muy cercanos al PSG, el precio que se puede pedir por Mbappé ronda los 120 millones de euros. Una cantidad para facilitar su salida en caso de que el "no" a la renovación se siga manteniendo. Durante las próximas semanas, ya sin competiciones con el PSG, es tiempo de reflexión de un Mbappé que puede hacer públicas sus intenciones. Su coincidencia con Benzema en la selección francesa puede resultar clave.

Celebración de Kylian Mbappé de su tercer gol Reuters

Tensión con el PSG

El club francés ha tomado una actitud muy diferente con Mbappé y con Neymar. Y así se ha podido comprobar en la resolución de cada caso. La continuidad del brasileño apenas se dudaba. Pese a los rumores del FC Barcelona, las conversaciones iban muy bien encaminadas con un Neymar que ha encontrado la estabilidad necesaria en un PSG donde es el líder. Y justo antes de finalizar la campaña, el club hizo oficial su ampliación de contrato.

Por el contrario, y pese a haber iniciado las negociaciones casi a la par, con Mbappé no ha habido avances. En el PSG siguen trasladando su confianza con que Kylian continúe la próxima temporada. Sin embargo, el jugador se ha pronunciado muy poco y siempre que lo ha hecho ha sido para pedir un proyecto fuerte y con continuidad a su alrededor. Algo que en el PSG no se viene cumpliendo y que suena a despedida.

Mbappé sigue sin renovar meses después de que se iniciaran las reuniones con el PSG para ampliar su vínculo. El cuadro galo ha optado por meter presión al jugador, que intenta aumentar la tensión. Y, mientras tanto, el Real Madrid espera a que tanto PSG como Mbappé den el paso de saltar al mercado para acometer la operación.

[Más información - Zidane, Ramos y Varane: así está su futuro en el Real Madrid]