La continuidad de Zinedine Zidane en el Real Madrid la próxima temporada está prácticamente descartada. EL BERNABÉU ya recogió este fin de semana que la idea del entrenador francés era la de abandonar el conjunto blanco al final del curso. 'Zizou' todavía no se lo ha confirmado todavía ni al club ni a sus todavía jugadores, pero parece un secreto a voces que el camino de club y técnico se separarán una vez más.

Noticias relacionadas

Las miradas se posan ahora en dos escenarios: quién será su sustituto en el banquillo madridista y qué pasará con el fichaje de Mbappé. En cuanto a lo primero, Allegri y Raúl son los grandes favoritos para coger el testigo, con Löw como plan C. Aunque en estos momentos es el italiano el que va por delante en una carrera en la que el madridismo, por el momento, se coloca del lado del 'Eterno Capitán'.

En cuanto al futuro de Kylian Mbappé, como ya explicamos la semana pasada, su llegada a la casa blanca no está relacionada con la continuidad o la salida de Zidane del club. Aunque es cierto que el delantero galo siente una gran admiración por su compatriota y le encantaría jugar bajo sus órdenes, su deseo por vestir la elástica blanca es más grande que cualquier otra cosa.

Kylian Mbappé, en el calentamiento previo a un partido del PSG Reuters

Por ello se ha negado a renovar con el PSG a lo largo de los últimos meses. Tres ofertas de renovación y tres 'no'. Keylor Navas, Di María, Neymar o más recientemente Draxler han prolongado sus contratos con la entidad parisina, mientras el foco de atención se centra cada vez más y más en la figura de un Mbappé que ha guardado silencio últimamente y que volverá a hablar en TF1 este martes.

Fichaje estratégico

Mbappé quiere jugar en el Real Madrid y en el Real Madrid quieren convertir a Kylian en su nuevo buque insignita. En ese galáctico capaz de liderar un proyecto y de devolver al cien por cien la ilusión entre la afición madridista. El internacional galo no dudará en dar el 'sí, quiero' sea quien sea el entrenador del conjunto merengue en la 2021/2022.

Además de que cualquiera que ocupe el lugar de Zidane la próxima temporada, estará más que encantado de contar con los servicios de Mbappé en su plantel. Ninguno sería capaz de decir 'no' al que está llamado a ser el mejor jugador del mundo durante la próxima década.

Kylian Mbappé, en un partido del PSG durante la temporada 2020/2021 Reuters

La relación entre Kylian Mbappé y el Real Madrid está en un punto en el que da igual quién sea el entrenador la próxima temporada, ya que tanto club como jugador quieren unir su futuro para reinar en Europa y en el mundo. Un fichaje estratégico a todos los niveles, tanto en lo deportivo como en lo económico. Viabilidad cien por cien para un futbolista que cuenta a sus seguidores por millones y quien pese a jugar en el PSG tiene al madridismo metido en el bolsillo.

[Más información - Felipe del Campo, en El Bunker CF: "Raúl tiene la caballerosidad de Zidane y la energía de Mourinho"]