Todo está dispuesto para que Kylian Mbappé aterrice en el Real Madrid este verano. El club tan solo está dispuesto a cometer un esfuerzo económico por un jugador de ataque y el primero de la lista en estos momentos es el campeón del mundo en 2018. No siempre ha sido así, ya que durante buena parte de la presente temporada, el objetivo número uno en la agenda de los merengues fue Erling Haaland.

Noticias relacionadas

Pero los acontecimientos han dado un giro a la situación. El noruego es más difícil que llegue este año. El Borussia Dortmund no está por la labor de vender, y como ya publicó EL BERNABÉU, la operación por Haaland estaría más cerca de los 200 millones de euros que de los 150. Por menos que eso, el Real Madrid conseguiría el fichaje de un Mbappé que si algo ha demostrado es que está dispuesto a forzar para vestir de blanco.

Hasta en tres ocasiones se ha negado a renovar con el PSG. Y eso que el coloso parisino le ofrecía un contrato al alza. En estos momentos gana alrededor de 17 millones de euros y el club de Francia estaría dispuesto a elevar su ficha colocándole prácticamente a la altura de un Neymar que ya ha dado el 'sí, quiero' a continuar en el Parque de los Príncipes hasta 2025, con opción a una temporada más.

Kylian Mbappé celebra un gol con el PSG en la temporada 2020/2021 Reuters

Kylian lleva soñando con jugar en el Real Madrid desde que era un niño. Algunos que le conocen desde aquellos años lo han confirmado a los medios de comunicación del país vecino. Y ahora el delantero sabe que ha llegado el momento de la verdad. Seguir los pasos de Ronaldo Nazario, de Cristiano Ronaldo o de Zinedine Zidane. Hacer su propia historia para acabar estando entre los más grandes.

Operaciones independientes

Precisamente, Zidane es el actual míster blanco. Pero todavía es una incógnita si continuará más allá del final de temporada en el banquillo madridista. En rueda de prensa da largas. No confirma su continuidad y eso para algunos puede suponer un hándicap en la operación. Pero nada más lejos de la verdad. Aunque Mbappé ve en Zidane un modelo a seguir, su deseo de jugar en el Real Madrid es más fuerte de que dirigiendo al equipo merengue esté o no 'Zizou'.

Kylian Mbappé celebra un gol con el PSG en la temporada 2020/2021 Reuters

Que Zidane sigue en la nave blanca, pues Mbappé encantado de poder aprender del maestro. De hecho, el propio técnico galo ha hablado maravillas de su compatriota, destacando su talento y potencial goleador con declaraciones como estas "Mbappé es uno de los mejores jugadores del mundo. Lo demuestra con sus estadísticas" o "Lo conozco desde hace tiempo. Estoy enamorado de él, primero como persona, porque vino a hacer una prueba hace mucho tiempo".

También Kylian ha elogiado la figura del entrenador del Real Madrid: "Primero fue Zidane, por todo lo que consiguió con el equipo nacional. Y después Cristiano Ronaldo. Ha ganado muchísimo y sigue siendo un ganador incluso después de tantos éxitos. Han dejado su huella en la historia del fútbol y yo quiero dejar mi propio capítulo en los libros de historia".

Kylian Mbappé, en el calentamiento previo al partido Reuters

Pese a la admiración que se profesan la leyenda y el aspirante a serlo, si Zidane decide dar un paso a un lado, como ya hizo en el año 2018 tras conquistar La Decimotercera, Mbappé continuará con el sueño de jugar en el Real Madrid. Club del que es aficionado desde muy tierna edad y en el que cree que se convertirá en el número 1 del mundo.

[Más información - El Real Madrid 2022 tendrá una estrella, más gol y varios fichajes: así será la renovación del equipo]