El Real Madrid encara días fundamentales en su futuro y presente. El equipo de Zidane peleará el sábado por hacerse con el título de La Liga en una de las temporadas más extrañas e igualadas de los últimos años. Pero, además, una vez haya concluido la competición doméstica llegará la oleada de movimientos en plantilla y banquillo. El futuro de Zidane está en el aire y más de un hombre del primer equipo tiene las horas contadas vistiendo de blanco.

Noticias relacionadas

Por el contrario, con el final de la temporada también se produce la operación regreso. Y, ahí, el Real Madrid tiene que tomar decisiones. Hasta tres jugadores jóvenes, con potencial, y que ocupan posiciones de centro del campo, acaban sus procesos de cesión en la Premier League y la Serie A. Parece complicado que los tres puedan coincidir en la plantilla la próxima temporada, por lo que la cuenta atrás para conocer quién se lleva el puesto y quién no ya ha comenzado.

Presión con Odegaard

El joven noruego gusta en el Real Madrid. Cedido la temporada pasada en la Real Sociedad, Zidane apostó por su incorporación. Odegaard dejó el conjunto vasco y se incorporó a los entrenamientos del conjunto merengue. Sin embargo, entre los problemas físicos y las rotaciones, Odegaard no terminó de encontrar un puesto fijo en el Real Madrid. El jugador se sintió incómodo y tras el interés de grandes clubes decidió pedir su salida temporadal.

Martin Odegaard dispara a portería entre jugadores del West Ham REUTERS

El Real Madrid y Zidane, tal y como contó EL BERNABÉU, le pidieron algo de tiempo. Pese a ello, Odegaard apostó por salir cedido de forma inmediata y se marchó al Arsenal. En el club inglés ha disputado 19 partidos y ha dejado muy buenas sensaciones. Su conexión con Arteta es total, los gunners están buscando formas de financiar su fichaje y el club capitalino, a la espera de saber qué pasa con Zidane, cuenta con Odegaard para la nueva temporada.

La esperanza de Brahim

El centrocampista ha cumplido con creces en la Serie A. Ya durante su estancia en el Real Madrid dejó buenas sensaciones, pero no ha sido hasta su salto al AC Milan cuando ha terminado de consagrarse. Brahim ha conseguido cuatro goles y cuatro asistencias en 26 partidos solo en la competición doméstica. Tal ha sido su impacto que el conjunto italiano quiere que siga un año más.

Sin embargo, en el Real Madrid le ven como sustituto de un Isco que abandonará el club este mismo verano tras la falta de minutos. Por lo tanto, Brahim tiene una oportunidad de oro para seguir el camino de adaptación en el primer equipo de jugadores como Rodrygo o Vinicius. Jóvenes, con potencial y que esta temporada se han asentado en las rotaciones. En caso de no regresar a la capital, la opción sería una nueva cesión en San Siro.

La vuelta de Ceballos

Es el caso que ha pasado más desapercibido. Frente a la explosión de Odegaard y al desarrollo de Brahim, Ceballos se ha quedado en un segundo plano. Y eso que lo ha jugado prácticamente todo con el Arsenal, rebasando la cifra de los 40 partidos y convirtiéndose en uno de los hombres habituales de las alineaciones de Arteta.

Dani Ceballos posando con el Arsenal Arsenal FC

Sin embargo, las noticias que surgen en Inglaterra destacan mayor interés del Arsenal en fichar a Odegaard que en hacer lo propio con Ceballos. El centrocampista tendrá que regresar al Real Madrid a final de temporada tras esta segunda cesión. Y no hay más opciones, puesto que no baraja marcharse de nuevo en calidad de cedido. Ceballos puede poner punto y final a su etapa y la continuidad o no de Zidane puede resultar clave.

[Más información - El Real Madrid 2022 tendrá una estrella, más gol y varios fichajes: así será la renovación del equipo]