La Superliga Europea sigue dando que hablar en el mundo del fútbol. En cuanto al Real Madrid, sobre todo después de las amenazas de UEFA en boca de Alexander Ceferin, existe bastante crispación. La realidad es que los merengues están siendo centro de la crítica del presidente del organismo continental, así como el resto de los otros equipos que se han mostrado fuertes ante el ambiente de crispación y rechazo al proyecto que se lanzó hace una semana. Iker Casillas ha hablado sobre ello.

Noticias relacionadas

El que fuera capitán del equipo blanco y que ahora es adjunto a la dirección general del club se ha pasado por el canal de YouTube de Santi Cañizares, otro exjugador del Real Madrid, para expresar su opinión sobre esta nueva situación del fútbol europeo. El portero blanco se ha mostrado en línea con los comentarios que han salido desde la entidad y ha enseñado las razones por las que el fútbol de ahora no le gusta, tal y como reconoce en la entrevista.

"Vamos a tener que ir todos hacia un nuevo mundo, un nuevo reto. No sé si la gente se ha dado cuenta de que el fútbol tiene que cambiar", explica en el adelanto del contenido que estará disponible en la cuenta del portero. La realidad es que Casillas era candidato a la presidencia de la Federación y, si hubiera seguido adelante con su objetivo, podía haber tenido relevancia en el proceso de renovación de el mundo del fútbol está viviendo.

En las últimas horas, se han incrementado los rumores sobre la posibilidad de que los equipos que más han impulsado esta nueva competición no estén en la próxima edición de la Champions. Zidane se ha pronunciado este lunes sobre estos rumores siendo muy claro: "Es absurdo pensar que el Real Madrid no vaya a estar en la próxima Champions League. Lo único que puedo decir es que todos queremos al Real Madrid en la próxima Champions League".

Más opiniones

Uno de los hombres más críticos con la Superliga ha sido Boris Johnson. El primer ministro británico lideró el movimiento contra los clubes ingleses que pretendían formar parte de este proyecto. Ahora, la oposición del parlamento inglés quiere que de explicaciones. "La integridad de Boris Johnson está en duda. El público tiene derecho a saber que le fue prometido al Manchester Untied por los responsables y por el primer ministro. Si Johnson apoyó a la Superliga y luego dio la espalda al plan, entonces el pueblo británico merece una completa, clara e inmediata explicación y una disculpa", concretó Jo Stevens.

En Inglaterra la revuelta contra la Superliga se trasladó a las calles con los aficionados manifestándose en las principales ciudades de las islas.

[Más información: Una semana de la Superliga: los números rojos de los fundadores alertan de la crisis]