Que Rafa Nadal es uno de los aficionados más acérrimos al Real Madrid en el mundo no es una novedad. El balear ha vuelto a sumar un nuevo éxito a su ya gran carrera en el mundo del tenis este fin de semana en el Torneo Conde de Godó de Barcelona al superar a Stefanos Tsitsipas en una agónica final. Aún así, ha tenido tiempo para estar pendiente de su equipo, que este sábado veía como daba un paso atrás, tal y como lo reconocía Dani Carvajal, tras el empate a cero ante el Real Betis.

Noticias relacionadas

El manacorí estuvo pendiente del choque el sábado por la noche, mientras estaba concentrado de cara a la trascendental final que iba a jugar el domingo. El tenista vibró con su equipo, sufrió como el que más y finalmente se llevó el disgusto de perder dos puntos como local. Los blancos podían haber terminado la jornada como líderes tras el pinchazo del Atlético de Madrid posterior, pero por lo menos sumaron un punto que les mantiene en la pelea.

El partido fue tema de conversación en el Real Club de Tenis de Barcelona al día siguiente, tanto es así que Mohamed Lahyani, juez de silla del torneo, coincidió con Rafa Nadal cuando este estaba haciendo los últimos preparativos para la final. Ambos hablaron sobre el partido, con el árbitro cuestionando al tenista, conociendo que es muy madridista, también por lo que necesita el equipo para mejorar de cara a la próxima temporada.

"¡Hala Madrid!", le recibía el colegiado, a lo que Nadal contestaba girando la cabeza y negando diciendo: "Un desastre". "¿0-0? Dos puntos perdimos otra vez?", le preguntaba Lahyani, a lo que el balear contestaba con un simple "se acabó La Liga". "Solo Champions", reconocían los dos. "Necesita goleadores... comprar un delantero", le reclamaba el juez de silla al tenista español. Este, a su vez, le replicaba diciendo "y más cosas...".

[Más información: Nadal recupera el trono de la tierra batida y levanta su 12º Godó ante Tsitsipas]