El trauma que ha dejado la creación de la Superliga Europea en algunas instituciones sigue teniendo repercusión después de este pequeño parón que ha sufrido tras la marcha atrás de los equipos ingleses. UEFA y Alexander Ceferin siguen con su tour de entrevistas para tratar de desprestigiar el cambio irremediable en el fútbol mundial. El presidente de la institución del fútbol europeo ha expresado de nuevo su rechazo a esta nueva competición en una entrevista en Daily Mail.

Noticias relacionadas

En esta nueva oportunidad para explicar lo sucedido y lo que sucederá, ha vuelto a amenazar a los clubes que han propuesto este gran cambio con represalias: "Todos tienen que asumir las consecuencias de lo que hicieron y no podemos hacer como si no hubiera pasado nada. No se puede hacer algo así y decir simplemente: Me han castigado porque todo el mundo me odia. No tienen problemas por culpa de nadie más que de ellos mismos. No está bien lo que hicieron y veremos en los próximos días lo que tenemos que hacer".

Además, promete sanciones más duras para Real Madrid, Barça y Juventus: "Para mí hay una clara diferencia entre los clubes ingleses y los otros seis. Ellos se retiraron primero, admitieron que se equivocaron. Hay que tener cierta grandeza para decir: Me equivoqué. Para mí hay tres grupos de estos 12: los seis ingleses, que se retiraron primero, luego los otros tres después de ellos y luego los que creen que La Tierra es plana y piensan que la Superliga todavía existe".

Aunque de momento se reserva a la hora de pormenorizar esas sanciones, Ceferin quiere poner contra las cuerdas a estos clubes: "Hay una gran diferencia entre ellos. Pero todos serán responsables. Ya veremos de qué manera. No quiero decir proceso disciplinario, pero tiene que quedar claro que todo el mundo tiene que ser responsable de una manera diferente. ¿Será disciplinario? ¿Será una decisión del comité ejecutivo? Ya lo veremos. Es demasiado pronto para decirlo".

Inglaterra

Ceferin reconoce la importancia de Inglaterra en el proceso de la marcha atrás de los clubes británicos: "La UEFA hizo su parte, los clubes que nos apoyaron hicieron la suya. Y, por supuesto, el gobierno del Reino Unido hizo la mayor parte. Pero, con mucho, la mayor parte la hicieron los fanáticos. Absolutamente me impresionó la reacción del gobierno del Reino Unido. Tuve una conversación telefónica con el Primer Ministro Johnson y el Secretario de Estado Dowden muchas veces en estas 48 locas horas. Estaban en el lado correcto de la historia en el momento adecuado".

Con respecto al nuevo formato de la Champions, una vez que la ola de la Superliga ha pasado, el presidente de UEFA se muestra abierto a variaciones en la propuesta aprobada: "Siempre hay una oportunidad de hacer cambios. Cualquier cambio es posible". En las últimas horas, varios entrenadores y jugadores se han quejado de que aumentará el número de partidos y, por ende, el riesgo de lesiones.

[Más información: El CEO de Spotify quiere comprar el Arsenal: una fortuna de 4.700 millones]