El Real Madrid afronta uno de los partidos más complicados de La Liga este domingo en Getafe. Este domingo gran parte de sus opciones en el campeonato nacional estarán en juego teniendo en cuenta que los problemas con las lesiones y las inoportunas bajas han vuelto a hacer presencia. Si en otros momentos de la temporada han sido relevantes, justo antes de un triple duelo liguero harán que  un mirlo como Víctor Chust tenga que ser titular.

Noticias relacionadas

Con una plaga de bajas en defensa, una situación que ya se ha repetido en otras ocasiones esta temporada, visita el sur de Madrid para dar continuidad a la victoria de El Clásico de la semana pasada. El Getafe será una dura vara de medir; un club que está luchando por separarse del descenso buscará aprovecharse del cansancio intersemanal y de esos grandes problemas en la zona defensiva en forma de lesiones para los merengues.

Para ello, tendrá que sobreponerse a las ausencias de la plana mayor en la zaga con una nueva apuesta por la cantera. Mientras Raphael Varane y Sergio Ramos superan la Covid-19, Dani Carvajal ultima su puesta a punto, Nacho Fernández (y Casemiro) cumple con su partido de sanción y Ferland Mendy comienza su recuperación de esa inoportuna lesión en el último entrenamiento, los blancos se la tendrán que jugar con 12 jugadores de campo de la primera plantilla y solo Eder Militao, Odriozola y Marcelo como defensas.

Pablo Ramón, junto a Isco Alarcón durante un entrenamiento del Real Madrid

Si La Fábrica daba la primera Youth League de la historia el verano pasado, este domingo puede poner una nueva piedra para conseguir una Liga forjada por los mirlos de Valdebebas. Desde el primer partido de la temporada Zinedine Zidane dejó claro que iba a contar con ellos y el destino ha terminado dando la razón al técnico francés: ha tenido que tirar de la cantera más de lo que cualquiera hubiera deseado.

Chust, el ejemplo

El central del filial blanco será de la partida ante el Getafe. Chust ya debutó en Copa del Rey, donde formó pareja de centrales con Militao. Allí no tuvo el estreno soñado por la derrota final a las primeras de cambio. El Alcoyano no pudo ser el día que este valenciano esperaba, pero tras también debutar en Liga precisamente ante este mismo equipo, está completando una gran temporada con el Castilla consolidándose en el fútbol profesional.

Es la tercera vez que juega esta temporada con el primer equipo, pero, evidentemente, el grado de la experiencia es su gran defecto. Este defensa de 20 años y 1,82 metros llegó en la 2012/2013 a la cantera del Real Madrid procedente del Valencia y, desde entonces, ha ido subiendo peldaños en el filial merengue. Un estudio reciente le ha colocado entre los jugadores más prometedores del fútbol español y su evolución parece no tener límites a corto plazo.

Florentino Pérez saluda a Víctor Chust antes de viajar a Bérgamo

El valenciano tendrá que sacar su mejor versión para reemplazar a un Nacho Fernández que está fuera de categoría. El canterano ha demostrado que el verbo 'cumplir' no es el único que conjuga. Ahora, el peso recae sobre otro hombre de la casa, pero sin esa dosis de experiencia que atestigua el madrileño. Chust tiene en el '6' merengue un ejemplo de lo que es triunfar en el Real Madrid y la primera piedra para hacerlo la tendrá que poner este domingo.

Los mirlos

Esta temporada ya han sumado 416 minutos sobre el campo jugadores del Castilla con la primera plantilla. La ilusión de cualquier afición es ver a jugadores de su cantera triunfar en el club. Los mirlos blancos siempre pueden presumir de pertenecer a una de las mejores del mundo. Esta temporada esta afirmación se está poniendo a prueba prácticamente cada fin de semana.

Hugo Duro, Marvin, Arribas y Chust han tirado del carro ante los problemas con las lesiones de la defensa merengue. Miguel Gutiérrez, Pablo Ramón, Antonio Blanco y Sergio, además de Victor, han sido los elegidos por Zinedine Zidane para estar en el banquillo blanco en la tarde noche primaveral. La generación Youth League es una de las mejores de los últimos años y tendrá que dar otro paso adelante si el Real Madrid quiere seguir aspirando al título.

[Más información: Zidane busca a sus 'renacidos': rotaciones para sobrevivir en el tramo decisivo de La Liga]