El mérito de Zinedine Zidane y este Real Madrid es increíble. La temporada ha sido muy irregular, pero la realidad es que los blancos han estado asolados por las bajas durante todo el curso y, aún así, el técnico galo ha conseguido que su equipo llegue al tramo final de la temporada luchando por los dos títulos más importantes. Los blancos tienen en su mano poder hacer un doblete que sería increíble. 

Noticias relacionadas

En la semana más complicada de la temporada, el Real Madrid ha vuelto a dar la cara cuando más en contra tenía las cosas. Después de ver al Atlético de Madrid a tantos puntos y de casi estar eliminado en la fase de grupos de la Champions, el cuadro merengue ha sabido resurgir de sus cenizas como el Ave Fénix para meterse de lleno en la lucha por las dos competiciones. En semifinales ante el Chelsea tras tumbar a Atalanta y Liverpool y con una mano quitándole el título a los colchoneros tras su golpe en la mesa en El Clásico

Todo esto que ha conseguido el equipo y que tiene en Zinedine Zidane a su principal artífice lo ha logrado además con una plaga de bajas espantosa. De hecho, para el partido de este domingo contra el Getafe, el conjunto blanco ha sumado una más a la que ya tenía. Ferland Mendy, el pulmón de la banda izquierda, ha sido el último en caer

Ferland Mendy, presionado por Georginio Wijnaldum en la banda REUTERS

El lateral izquierdo francés se une en la enfermería blanca a Lucas Vázquez, Sergio Ramos, Dani Carvajal y Eden Hazard. Mientras tanto, Raphael Varane sigue fuera por culpa de la Covid-19 y tanto Nacho como Casemiro terminaron con sanción El Clásico. Este es el dramático parte de bajas que presenta el conjunto madridista que se ha visto obligado a incorporar a la lista de convocados a Chust, Miguel, Pablo Ramón, Arribas y Antonio Blanco, todos ellos jugadores del Castilla llamados por Zidane para intentar sobrevivir en el Coliseum Alfonso Pérez y no decir adiós a la lucha por La Liga. 

Un equipo bajo mínimos

Zidane fue muy sincero con el estado del equipo en la semana decisiva de la temporada. Tras los partidos contra el FC Barcelona y el Liverpool, el conjunto blanco se encontraba al límite físicamente tras una temporada extenuante en la que el alto ritmo del calendario, las lesiones, las bajas por la Covid-19 y todos los problemas que ha tenido la plantilla han diezmado y mucho sus defensas y sus reservas. 

El equipo sobrevive como puede a la gran cantidad de lesionados que tiene atrás y a las pocas posibilidades que tiene Zidane en estos momentos de rotar. Además, hay muchos jugadores que acumulan una gran cantidad de minutos con la camiseta blanca y que incluso han tenido problemas en sus respectivas selecciones por la enorme acumulación de partidos y esfuerzos de una forma tan continuada. 

La situación del equipo es un tanto alarmante ya que, a la enorme lista de lesionados, se une también la de jugadores tocados que, en condiciones normales, incluso podrían ser baja, pero que visto lo visto tendrán que seguir forzando hasta límites que seguramente nunca han experimentado. Algunos de esos casos son los de Kroos o Benzema. El alemán tuvo problemas durante el último parón de selecciones y ha estado forzando desde entonces, arrastrando una molestia con otra en un partido y en otro. Por su parte, el delantero galo, que ha jugado este año también una ingente cantidad de minutos, recibió una fortísima entrada por parte de Milner en los primeros minutos contra el Liverpool y desde entonces está también tocado. 

Dura entrada sobre Karim Benzema no sancionada

Casemiro terminó renqueante también el duelo frente a los ingleses, pero su baja por sanción este domingo ante el Getafe le servirá para recuperarse y coger algo de aliento antes del tramo decisivo. Caso especial es el de Luka Modric, que sigue acumulando titularidades y minutos, uno tras otro y sin parar, y que no puede ni mirar hacia el banquillo porque no hay opción posible. El último de esta lista, y que ya padeció mucha penurias en Anfield es Fede Valverde. El 'pajarito' recibió un fuerte golpe contra el Barça en el pie y ya jugó el duelo de Champions infiltrado por culpa de las bajas. 

La necesidad de rotar

Ante esta situación límite y dramática, a Zidane no le queda otra opción más que tirar de rotaciones en el tramo final de la temporada y, sobre todo, en la recta final de La Liga. El galo era muy del gusto de repartir minutos como demostró en épocas pasadas, pero este año ha llegado hasta donde ha llegado manteniendo un bloque fijo de jugadores. Sin embargo, ahora, empezando por el partido en Getafe, necesita buscar en el banquillo a sus 'renacidos'. 

Los 'renacidos de Zidane serán esos jugadores que hasta han contado poco y que se resurgirán para darle aliento al equipo en la parte más importante de la temporada. Son jugadores que, muchos de ellos, incluso ya han aparecido en algunos de estos partidos. Jugadores que contaban poco o casi nada y que ahora tienen una oportunidad de demostrar valía, compromiso y que merecen seguir vistiendo de blanco. 

Zidane ya probó con algunos de ellos en el tramo final de El Clásico cuando Isco, Marcelo o Mariano saltaron al terreno de juego. También lo hizo Odriozola, que también jugó en Anfield para ocupar el carril diestro. Ellos son los que tienen que dar un paso adelante para demostrar que pueden seguir en el Madrid y que Zidane debe contar con ellos y apoyarse en ellos en el tramo crucial, donde Liga y Champions están en juego. Y junto a ellos, los refuerzos que puedan llegar desde la cantera y nombres jóvenes como Vinicius, Rodrygo o Asensio. Todos ellos deben ser la fuerza del Madrid ante la adversidad. 

[Más información: Los datos de la enfermería del Real Madrid: por qué son baja y cuándo volverán los 8 jugadores]