Atalanta y Real Madrid comenzarán el próximo miércoles su eliminatoria de los octavos de final de la Champions League. Para el equipo bergamasco será una ronda histórica, ya que cumplirán su sueño de enfrentarse al equipo más laureado de la historia de la competición, el único capaz de ganar hasta tres títulos de forma consecutiva en dos ocasiones. 

Noticias relacionadas

Sin embargo, más allá de la emoción que supone enfrentarse a un equipo de la talla del Real Madrid, saben que será un reto muy complicado. Tal y como decía el entrenador de la Dea hace unas horas, su objetivo real para el primer partido en tierras italianas es llegar vivos a Madrid, hacer un buen partido que les permita tener opciones de pasar en la vuelta. 

Si hay una cosa que llama la atención del equipo italiano es que juegan al ataque y sin miedo sea cual sea el campo, por ello, no notarán diferencia entre jugar en casa o en hacerlo en la Ciudad Deportiva del Real Madrid, donde el conjunto blanco disputa sus encuentros en tiempos de pandemia. 

Los jugadores del Real Madrid posando antes de un partido de La Liga en el Alfredo Di Stéfano LaLiga

Por ello, el Real Madrid tampoco debe confiarse y debe salir con los cinco sentidos puestos en ambos partidos, ya que el Atalanta no dudará en castigar los errores defensivos que se puedan producir y saldrán a darlo todo sin importarles el escenario ante el que se encuentren. 

Además, el equipo de Gian Piero Gasperini viene con moral tras ganar por 4-2 al Nápoles y uno de sus mejores jugadores, Luis Muriel, aprovechó el triunfo para sacar pecho y mandarle un mensaje al Real Madrid. Si consiguen hacer su fútbol tal y como tienen en mente, le pondrá las cosas muy difíciles al equipo blanco.

No obstante, en el Atalanta saben que el gran favorito en la eliminatoria es Real Madrid. Por ello, su presidente, Antonio Percassi, asegura en Sky Sport que son este tipo de partidos los que harán crecer históricamente a la Dea, ya que se trata de un aprendizaje más allá del resultado, aunque, por supuesto, irán a por la victoria.

"Vamos a enfrentarnos a un equipo que ganó 13 Champions, eso hará crecer nuestra experiencia. Será como ir a la universidad, siempre hay que aprender. Ojalá quedemos bien. La pena es no poder compartir este enfrentamiento con nuestros tifosi".

Atalanta, rival del Real Madrid en los octavos de final de la Champions EFE

David contra Goliat

El Atalanta no pierde la perspectiva de la difícil empresa que tendrán enfrente, a pesar de que juegan contra un Real Madrid castigado por las bajas y que ha perdido con Benzema a su gran baluarte defensivo. Antes, ya habían perdido a su líder en defensa, Sergio Ramos, y suma otras ausencias de importancia como las de Hazard, Carvajal, Rodrygo o Fede Valverde

El cojunto bergamasco, "un equipo de provincia que se encara con otro que escribió la historia del fútbol", tal y como ha definido la eliminatoria Percassi, será una nueva oportunidad de afrontar otro gran reto como los que ya tuvo contra equipos como el Manchester City, Ajax o Liverpool.

Por último, quiso elogiar a dos de sus mayores valores. El primero de ellos es su delantero estrella, Luis Muriel, el encargado de amenazar a Courtois junto a su compañero Duvan Zapata: "Es una gozada ver como toca el balón, un jugador fantástico". El otro cumplido fue para su técnico, Gasperini: "Es un profesor maravilloso, no puedo darles consejos. ¿Si quiero que se quede con nosotros de por vida? Por supuesto".

[Más información: La cantera del Real Madrid, a prueba en Champions: la solución ante el reto del Atalanta]