El Real Madrid afronta ya la parte más importante de la temporada y lo hace en un momento de crecimiento del equipo en la más absoluta adversidad. Tras superar un bache muy complicado con derrotas muy duras que pusieron al límite la confianza en la plantilla y el cuerpo técnico, el conjunto blanco ha sabido hacer borrón y cuenta nueva para ofrecer una imagen de sí mismo totalmente renovada. 

Noticias relacionadas

Además, a las victorias cosechadas en las últimas semanas y a las buenas noticias que han llegado desde el exterior en forma de pinchazos de rivales directos, se le ha unido un cierto tinte heroico en la vitalidad que ha mostrado el equipo en las últimas semanas. La brutal plaga de bajas que asola la plantilla de Zinedine Zidane ha provocado que muchos de los jugadores del conjunto blanco saquen todo el pundonor que tienen dentro para seguir batallando contra la adversidad y peleando por una Liga que cada vez está más viva

Sin embargo, no lo han hecho solos, ya que por detrás ha llegado el soplo de aire fresco de unos chavales con ganas de comerse el mundo. Se trata de los jugadores del Real Madrid Castilla que han recibido la llamada de Zinedine Zidane y que han respondido raudos, veloces y con mucha personalidad. Nombres como los de Chust, Marvin, Sergio Arribas o Hugo Duro empiezan a ser habituales para la afición madridista. 

Cantera al poder

Son ellos quienes más están dando la cara en estos momentos tan complicados en los que jugadores como Sergio Ramos, Carvajal, Hazard o Benzema han caído lesionados. Ellos y otros muchos les deben gran parte de los méritos que se consigan esta temporada a esos chavales que han llegado desde el Castilla para mantener al Real Madrid en la pomada, haciendo un gran servicio para sus carreras y sus futuros, pero también para el club, que se ha encontrado en una situación límite. 

Ferland Mendy y Karim Benzema

El hambre y las ganas que han demostrado en cada minuto que han pasado en el césped compartiendo escudo y camiseta con jugadores de la talla de Courtois, Kroos o Modric han sido una bendición para ellos y por eso lo han afrontado como si de una oportunidad a vida o muerte se tratara. Y para muestra, un botón, el visto sobre el estadio José Zorrilla cuando Arribas y Hugo Duro le dieron una vuelta al equipo con su entrada al campo. Solo su hambre y sus ganas fueron suficiente medicina para revitalizar a un equipo que estaba algo adormecido. 

El ejemplo de Raúl

Esa energía que transmiten estos jóvenes llegados desde el filial es clave para que Zidane siga apostando por ellos y se sienta respaldado en estos momentos tan difíciles. También es mérito de la buena temporada que están haciendo en el segundo equipo del club bajo la batuta de una leyenda como Raúl González Blanco, el mejor maestro posible para esos chicos que sueñan con debutar con la camiseta del Real Madrid y forjar toda una vida en el primer equipo. 

La experiencia del propio Raúl y de tantas otras leyendas es clave para estos jugadores que acaban de dar sus primeros pasos en el Real Madrid, pero también para aquellos que esperan su gran oportunidad. Es el caso de chicos como Antonio Blanco, Santos o Miguel, quienes gracias a su rendimiento en la cantera ya son merecedores de demostrar su valía en la élite y que bien podrían entrar en el equipo en próximos partidos debido a las muchas bajas de la primera plantilla. 

Antonio Blanco, Loren Aguado, Nacho Fernández y Miguel Gutiérrez, durante un entrenamiento del Real Madrid

La Champions: el reto

Sin embargo, para ellos y para todo el Real Madrid llega ahora el reto más difícil todavía, la Champions. El próximo miércoles 24 de febrero, el conjunto merengue visitará la casa del Atalanta para jugar ese primer partido de ida de los octavos de final de la Champions y muchos de ellos, como ante Valladolid o Valencia, serán citados por Zinedine Zidane para defender el escudo del Real Madrid por Europa

Para todos ellos será un reto mayúsculo, pero también será un motivo de orgullo inmenso para el club, ya que es la confirmación del buen trabajo que se lleva haciendo en 'La Fábrica' durante muchos años. El Real Madrid tiene una oportunidad única de presumir y poner en valor su cantera y algunos nombres tendrán la lupa de toda Europa sobre ellos.

Celebración de Hugo Duro de su gol con el Real Madrid Castilla al Navalcarnero

Es el caso, por ejemplo, de Hugo Duro, quien todo hace indicar que tendrá minutos ante la baja de Benzema y ante la sola presencia de Mariano en la punta de ataque, como ya sucedió en el José Zorrilla. Bajas como las de Rodrygo o Hazard también podrían impulsar la participación de Sergio Arribas, considerado como uno de los grandes proyectos de esa prolífica cantera. 

El Real Madrid afronta el complicado reto de la Champions ante un rival incómodo como es el Atalanta, un club netamente ofensivo y contragolpeador que tiene un poderío arriba temible. Sin embargo, frente a ellos estará un equipo diezmado por las bajas, pero con mucha hambre por darle la vuelta a una irregular temporada y con un grupo de jóvenes repletos de ambición y talento que ya son el orgullo del club y de la afición, y que ahora quieren demostrarle a Europa de qué pasta están hechos. 

[Más información: Casemiro, el jugador total: defensa, pivote y delantero del Real Madrid]