La situación profesional de Gareth Bale en los últimos años, sea en el Real Madrid o en el Tottenham, sea con Zidane o con Mourinho, es muy complicada. Nadie o casi nadie duda de la calidad del galés, pero todos le piden más. Más implicación, más compromiso, más ganas y, sobre todo, más regularidad. Tal y como demostró en la última victoria del Tottenham en Europa League ante el Wolfsberger, Bale sigue teniendo mucho fútbol. 

Noticias relacionadas

El todavía jugador del Real Madrid anotó un verdadero golazo tras un recorte de rabona marca de la casa. Antes, ya había asistido a su compañero Son para que este hiciera el primer tanto del partido. Una victoria contundente del equipo de Londres por 1-4 que no concuerda con la línea que está mostrando el conjunto de Mourinho en las últimas fechas. 

Los Spurs están sumidos en una profunda crisis de resultados después de ser uno de los equipos más en forma en el inicio de la temporada, llegando incluso a ser líderes de la Premier League. Sin embargo, ahora se sitúan con una única victoria en sus últimos cinco partidos de liga, acumulando derrota tras derrota y ofreciendo una imagen muy pobre que les hace estar en la novena clasificación de la tabla. El objetivo de la Champions está ya a nueve puntos y algunos equipos como el Aston Villa o el Everton tienen partidos pendientes. 

Bale y Son celebran un gol en la Europa League EFE

En la última jornada liguera, el Tottenham ha vuelto a caer derrotado por 2-1 frente a una de las revelaciones de la temporada, el West Ham, que se sitúa en cuarta posición de la tabla. Son tuvo en sus botas el empate ya en el descuento con un balón que se estrelló en el poste. 

Bale saltó al campo en dicho partido tras el descanso y en pocos minutos vio como su equipo caía ya por 2-0. A partir de ahí, se podría decir que fue de lo mejor de los Spurs, clave en su intento de remontada. En el minuto 64 asistió a Lucas Moura para que recortara diferencias en el único tanto del equipo de Mourinho y en el minuto 79 tuvo el empate con un balón que estrelló en la madera. 

Mourinho habla de Bale

Tras el choque, el técnico portugués elogió los buenos minutos de Bale, pero no perdió la oportunidad para mandarle un aviso directo: "Su calidad está ahí. Nadie puede dudar de ello. Otra cosa es si hablamos de su capacidad para jugar tres partidos en una semana. Esa es otra historia. Tenemos que sacar lo mejor de él. El otro día le dimos 65 minutos, no 90. Si hoy le ponemos de inicio es demasiado para él, es un riesgo. Tiene que tener confianza. Está empezando a tener más intensidad. Lo hizo bien en la segunda parte".

Bale regatea a Lingard en el West Ham - Tottenham EFE

Además de hablar de Bale, Mourinho reconoció el mal rumbo que está llevando el equipo que le tiene muy lejos de sus objetivos: "Sé que no estamos en la posición que deberíamos con nuestro potencial. Incluso aunque llevo pensando durante mucho tiempo que tenemos problemas en el equipo que no puedo resolver yo solo como entrenador".

Mourinho ve en estos momentos muy complicado clasificarse para la Champions, el objetivo con el que empezó la temporada. Por ello, y aunque sigue siendo una vía complicada, no rechaza la baza de la Europa League como el camino más corto: "Nuestro potencial es mayor que donde estamos, así que por supuesto que hay frustración. Deberíamos estar en mejor posición. Pensar en quedar entre los cuatro primeros es muy difícil. Como estamos en la Europa League podemos pensar en clasificarnos a la Champions ganándola. Es muy difícil, pero posible".

[Más información: Alarma en el Real Madrid por el Brexit: ¿puede ser Bale un problema para la próxima temporada?]