El Brexit amenaza con ser un problema para Europa, pero no solo a nivel político o comercial, sino también a nivel deportivo. Muchos equipos están acostumbrados a hacer operaciones con clubes británicos y a fichar a grandes jugadores procedentes de las islas y ahora, su pasaporte se convertirá en un problema. También lo será para aquellos jugadores que busquen una salida y que procedan del Reino Unido, como es el caso de Gareth Bale, cuyo futuro está lejos del Real Madrid

Noticias relacionadas

La salida del Reino Unido de la Unión Europea podría afectar al Real Madrid y al nuevo destino del 'Expresso de Cardiff'. Toni Roca, director del Sports Law Institute, considerado el cuarto mejor experto en derecho deportivo de España según Iberian Lawyer, ha valorado las consecuencias legales que tendrá para el jugador galés este proceso durante una edición especial Brexit del Webinar 'Ganar en los despachos'. Su conclusión es rotunda: "El Brexit se convertirá en un problema para el Real Madrid y para Bale".

"El acuerdo alcanzado por RFEF, AFE y Liga, que se plasmó en la Circular nº 50 de la RFEF, fija que todo aquel jugador del Reino Unido que estuviera en España jugando antes del 31 de diciembre será, esta temporada, comunitario. Pero a partir del 30 de junio todos los británicos ejercerán como extracomunitarios", ha empezado a explicar Roca. "Eso incluye a Bale", ha añadido.

"Cuando acabe su cesión en el Tottenham y regrese, como parece, al Real Madrid, ocupará una de las tres plazas de extranjero que permite LaLiga. Eso ya de por sí representa un problema, porque, limita las opciones de fichajes del Real Madrid si se queda en su plantilla. Pero es que si el Real Madrid pretende colocarlo en el mercado de alguna de las grandes ligas europeas, le será muy, muy difícil. Y no me refiero sólo a los 30 millones que cobra", ha añadido.

Gareth Bale, en un partido del Tottenham en la temporada 2020/2021 Reuters

"En Francia, Italia o Alemania, por citar algunas grandes ligas, Bale es un extracomunitario. Y viendo su rendimiento y caché, parece difícil que ningún grande apueste por él. Ahora mismo la única opción que parece viable en caso de un traspaso es que regrese al Reino Unido. ¿Otra alternativa legal? Seguramente una rescisión de contrato, pero eso también implicaría un coste muy alto. No es nada sencillo", valoró el director de Sports Law Institute. 

A Toni Roca lo han acompañado en este webinar de 'Ganar en los Despachos' dos de los expertos en derecho deportivo británico más importantes del Reino Unido: Carol Couse colaboradora regular de foros de arbitraje de UEFA, FIFA y TAS, y John Shea especialista en resolución de disputas y asuntos regulatorios deportivos, y asesor de equipos de la Premier League.

Otros casos famosos

Para Shea la incursión del Brexit tendrá consecuencias muy profundas en los fichajes de jóvenes talentos. "Cesc y Piqué nunca habrían jugado en la Premier con el Brexit", ha empezado a explicar. "O al menos lo habrían tenido muchísimo más difícil", ha aclarado.

"Antes, cuando el Reino Unido formaba parte de la UE, los equipos británicos podían fichar talentos jóvenes, pero ahora sólo pueden hacerlo si tienen 18 años o más y basándose en el sistema de puntos que fija el Brexit. Eso significa que jugadores jóvenes pescados en las grandes ligas jamás habrían terminado en Inglaterra, pero ahora la cantera inglesa estará más mimada", ha añadido.

Shea cree que el Brexit permitirá que la Premier se centre más en reclutar futbolistas de otras regiones que de la Unión Europea. Zonas que antes, con el mecanismo anterior, estaban vetadas. "Yo tengo un ejemplo claro. Este verano asesoré a un equipo de la Premier que quería fichar a un brasileño. Les dije que no, que no pasaría el corte legal. Ahora, con el Brexit, ese brasileño no tendría ningún problema en lograr los puntos para fichar por ese equipo", explicó.

"Muchos creerán que el sistema es más injusto, más elitista, pero no estoy para nada de acuerdo. Al menos no es tan elitista como el anterior mecanismo por puntos que existía antes de la Unión Europea. Aquel se basaba en los costes de la operación. Cuanto más caro fuera el fichaje y más cobrase el futbolista, más puntos tendría, porque se suponía que un jugador, si era muy caro, era bueno. Y claro, te podían colar pufos a precio de oro... Ahora esos criterios desaparecen y se basa en el rendimiento deportivo del futbolista en años anteriores. Eso sí es un criterio justo", dijo tajante Shea.

Odegaard celebra con sus compañeros un gol del Arsenal Reuters

Carol Couse desveló durante su participación en el webinar 'Ganar en los despachos' el truco que los clubes ingleses meditan usar para 'regatear' las limitaciones del Brexit. "La norma tiene un punto ciego. Los clubes sí pueden fichar a un jugador, aunque no tenga el permiso de trabajo. A priori esto puede suponer un problema, pero muchos clubes están barajando la opción de fichar a jugadores, aunque puedan no cumplir el criterio y cederlo a otros clubes europeos para que ganen experiencia, esto es, puntos, y puedan regresar", empezó a relatar Couse.

Sucede, sin embargo, que pronto este truco se encontrará con las limitaciones de FIFA. "Recordemos que FIFA quiere limitar el préstamo de futbolistas y claro, por mucho que tú fiches a un jugador, si luego no encuentras otro club europeo que quiera o pueda aceptar la cesión, te tienes que comer al futbolista y pagarle el salario, sin que pueda jugar por que no tiene el permiso de trabajo", concluyó, de manera muy gráfica, Couse.

[Más información: El Real Madrid se acostumbra a las 'operaciones salida' a lo grande: las cuentas para verano]