El Real Madrid sabe que el próximo verano tendrá que hacer un esfuerzo para realizar un cambio en el equipo. Hace falta renovar la plantilla, que lleguen futbolistas de renombre y salgan otros que han cumplido un ciclo. Los grandes nombres suenan, estando Kylian Mbappé y Erling Haaland en primera plana. La situación económica, sin embargo, no da pie a grandes desembolsos sin antes vender.

Noticias relacionadas

Tal y como adelantó EL BERNABÉU, el Real Madrid se ha marcado una cifra importante de dinero en calidad de ventas para respaldar el fichaje galáctico (Mbappé o Haaland) en plena crisis. Los números en ingresos oscilan entre los 100 millones de euros, como mínimo, para poder lanzarse a por uno de esos dos futbolistas que darían un salto necesario de calidad a la plantilla.

Para el Madrid, un verano grande en ventas no es algo nuevo. Si se repasan los datos, en los últimos cuatro años se ha rebasado siempre la barrera de los 100 'kilos' en la operación salida y se va a por el quinto seguido. En 2017, fueron la marcha de los Morata o Danilo; en 2018, la de Cristiano Ronaldo; en 2019, las ventas de Kovacic, Llorente, Theo o Keylor; y en 2020, el verano pasado, se vendió a Achraf o Reguilón, entre otros.

Cristiano Ronaldo, en su presentación con la Juventus.

El Real Madrid puede presumir de ser uno de los grandes de Europa que mejor vende de los últimos años. De hecho, en dos de esos cuatro veranos, se ingresó más que lo que se gastó. Eso le ha permitido al club blanco hacer en los últimos cuatro mercados de verano hacer un desembolso de más de 550 millones con un margen de pérdidas, en relación con las ventas, de 110 'kilos'.

Salidas del primer equipo

Se avecina otro verano cargado de salidas y el Madrid hace cuentas. En el primer equipo hay varios nombres señalados y entre ellos, según su valor de mercado en Transfermarkt, ya se podría cumplir, practicamente el objetivo. Son los Militao, Nacho, Marcelo, Odriozola, Isco y Mariano que tienen un valor conjunto de 90 millones. Además de ellos, se podrían ir Sergio Ramos y Lucas Vázquez libres si no renuevan y tampoco se descarta la venta de algún futbolista importante o de futuro para ayudar a reconstruir el equipo ante el alto número de bajas que se pueden dar.

El Madrid tendrá que meditar como llenar luego los huecos de aquellos jugadores que salgan. Cobran importancia los fichajes libres, como el de David Alaba, y no se descartan trueques. Tampoco hay que olvidarse de esta generación de canteranos que empuja con fuerza desde abajo y ya se hace un hueco con Zidane. Ellos pueden reforzar la segunda línea del primer equipo.

Los cedidos

La otra clave, como ya ocurrió el pasado verano, está en los cedidos. Hay algunos como Martin Odegaard que se pretende que vuelvan, pero el club sabe que de los que tiene a préstamo muchos tienen un valor de mercado importante. Jugadores como Luka Jovic, Dani Ceballos o Brahim Díaz tienen cartel y, dependiendo de cómo avance la operación salida y la compra de sustitutos, podrían dejar una importante cantidad de dinero en calidad de venta.

El Madrid tiene un buen abanico de opciones que le puede ayudar a fichar y sufragar parte de los ingresos que no han llegado por la crisis. Además de los ya citados, otros cedidos como Borja Mayoral, de quizás un perfil más bajo, también pueden entrar en la operación salida. En su caso, la Roma tiene una opción de compra de 15 millones para este 2021 y de 20 'kilos' en 2022.

Bale, en su presentación con el Tottenham Tottenham

¿Y Bale?

A muchos extrañará que Gareth Bale no esté en la lista. Su caso es especial, sobre todo, si como parece el Tottenham no le compra tras la cesión. El objetivo principal del Madrid es quitarse su ficha del año restante, hasta junio de 2022, que le queda de contrato. Por tanto, se podría repetir un caso como el de James Rodríguez, que se fue el pasado verano con la carta de libertad para ahorrarse su ficha.

[Más información: La operación salida del Real Madrid: 100 millones y al menos 5 bajas para hacer hueco a los fichajes]