Takefusa Kubo fue presentado como nuevo jugador del Getafe. El joven centrocampista japonés estará en el club azulón hasta final de temporada, cuando se espera que se incorpore a la disciplina del Real Madrid como jugador de pleno derecho. Tras un mal inicio en el Villarreal, el cuadro madrileño es un escenario perfecto para explotar su talento.

Noticias relacionadas

El nipón, ante las preguntas de los medios de comunicación, ha dejado claro que en su decisión no ha influido la distancia geográfica con el Real Madrid. Kubo, que maneja a la perfección el castellano, ha explicado que el Getafe era donde quería jugar aunuqe estuviera en otra Comunidad Autónoma. "Aunque estuviera en Andalucía, hubiera venido igual", ha bromeado durante su presentación.

Kubo ha destacado que su objetivo es jugar al fútbol y, para ello, hará "lo que haga falta". El Gefe es un equipo que le "gusta" y va a hacer "todo lo posible" para aportar al conjunto de Bordalás, que tiene un reto por delante tras quedarse sin Copa del Rey y con problemas por los puestos de descenso.

"Quiero agradecer a todos los que han hecho posible mi fichaje", ha espetado Kubo en su comparecencia. El jugador, que cuando salió ante los medios aún no había hablado con el técnico, recibió el consejo del staff de hacer lo que sabe hacer. "Soy un jugador joven y necesito sentirme futbolista". Y es por ello que escogió a un Getafe que fue el que "más interés" puso en su incorporación.

En el equipo de Bordalás se encontrará con dos canteranos del FC Barcelona como Aleña y Cucurella. El entendimeinto, a pesar de la diferencia de filiales, ha sido total desde el principio. "Las características" de la cantera azulgrana, según Kubo, hacen que se entiendan "bien" a pesar de no haber jugado apenas juntos.

Kubo, que debutó con el Getafe ante el Elche y con algo menos de 30 minutos de juego, dejó grandes sensaciones sobre el césped y ya ha comenzado a convencer. El club madrileño puso mucho interés en su llegada y hasta Ángel Torres, presidente de la entidad, mostró previamente su intención de adquirir al jugador del Madrid.

Tropiezo en el Villarreal

El jugador nipón espera tener mucho más protagonismo en el Getafe que en el Villarreal. El Submarino Amarillo parecía una buena opción a principio de temporada. Emery mostró su gusto por Kubo y, teniendo en cuenta la experiencia del técnico, todo hacía pensar que Villarreal era una opción ideona para el jugador. Disputaría La Liga, la Copa y competición europea.

Sin embargo, con el paso del tiempo Kubo ha ido perdiendo peso en el equipo. Tuvo presencia en todos los encuentros de Europa League salvo en el último. Y en La Liga encadenó pocos minutos como ante el Atlético o el propio Real Madrid. Desde el pasado 19 de diciembre Kubo fue apartado y se quedó en el banquillo. Getafe, por lo tanto, es su trampolín hacia el Real Madrid.

[Más información - El Real Madrid y su solución de emergencia en el 'caso Lucas Vázquez': Brahim o Kubo]