Kylian Mbappé levantó una polvoreda a nivel mundial con sus palabras de este pasado martes. El jugador francés dejó claro que, una temporada más, será jugador del PSG. Este verano, con un mercado de fichajes tan atípico por culpa del coronavirus, el jugador nacido en París anunció que no se moverá de allí y que jugaría su "cuarto año" como jugador parisien, por lo que no podría llegar este mercado estival al Real Madrid, aunque Florentino Pérez ya aventuró que este año no es su momento.

Noticias relacionadas

"Estoy en PSG, soy parte de este proyecto. De todos modos, estaré aquí la próxima temporada y ganaré tantos trofeos como pueda", expuso el jugador francés en los micrófonos de BeIN Sports en el descanso del amistoso con el que preparaba su equipo las dos finales coperas que afrontarán a finales de este mes y, por ende, la fase final de la Champions League que se jugará en Lisboa.

En todo momento el galo habla de esta temporada, nada de las próximas. La realidad tanto para el jugador como para el equipo que más interesado está, el Real Madrid, es que nada ha cambiado después de estas declaraciones. Ambos sabían sin que Mbappé lo hiciera público que no hay nada que hacer ni negociar hasta el verano de 2021 y siempre que se de otro condicionante: que no renueve con el PSG.

Kylian Mbappé, con la camiseta de calentamiento del PSG REUTERS

El francés sigue siendo el objetivo número uno de mercado del conjunto blanco un año más. Pero su fichaje es imposible mientras que esté bajo contrato largo y esa máxima se ha mantenido desde que el club se planteó por primera vez interesarse por su situación. El PSG no se plantea ni tan siquiera negociar por sus servicios, pero ese pensamiento cambia en cuanto termine la temporada 2020/2021.

No cambia el plan

El Real Madrid tiene marcada en rojo la fecha del 30 de junio de 2021. En principio, los jugadores estarán centrados en la Eurocopa y la Copa América aplazadas a la próxima campaña. Mbappé quiere conseguir para su país el doblete Mundial - Eurocopa y también hacer su palmarés aún más perfecto con uno de los títulos que le falta.

Siempre que durante esa 2020/2021 el PSG no logre llegar a un acuerdo para firmar su renovación, comenzarán las llamadas entre las direcciones deportivas de las dos entidades para saber las pretensiones de ambos. Mbappé podría abandonar gratis el club parisino desde el 1 de enero de 2022, año en el que termina contrato. Es evidente que si se llega a ese extremo, Al-Khelaifi negociaría.

Kylian Mbappé encara a un rival REUTERS

Incluso Mbappé podría estar interesado en una renovación, siempre que ese acuerdo incluya una clausula de salida asequible para cualquier equipo que se interese por él. Por lo que no todo acabaría si el astro galo llega a un acuerdo con el club de su ciudad. Todo ahora mismo está pendiente de lo que vaya sucediendo deportivamente, ya que el jugador evidentemente quiere triunfar para su afición.

Los motivos deportivos

Hay tantas posibilidades de que Mbappé abandone el PSG ganando como que lo haga sin conseguir su gran objetivo: la Champions League. Él mismo lo dijo, es su cuarto año. Cuatro oportunidades le da a la entidad para que le ayude a conseguir ese objetivo y cubrir de oro París con la primera Liga de Campeones de la capital de Francia.

Si lo consigue, habría cumplido y saldría como un héroe de allí, con los honores compartidos con un Neymar que sigue acaparando los focos a pesar de sus continuas lesiones. Si no lo logra, por su rendimiento no será ya que ha aparecido siempre en los momentos en los que la entidad ha caído. Sería el club más señalado por no ayudar a su gran estrella a conseguir esa Champions que el propio jugador.

Con esa pretensión llegaría a Madrid. Aquí la presión de hacer que una ciudad vea por primera vez una Champions no la tendría, ya que llegaría a un club con 13. Su sueño de niño pequeño de jugar de blanco se cumpliría y desde Chamartín se le darían las mejores condiciones para levantar 'La Orejona'. Esa unión con Zinedine Zidane, otro de sus ídolos, sería la llamada definitiva por si hubiera alguna duda en la cabeza de Mbappé para ser presentado en el Nuevo Santiago Bernabéu. Está predestinado, pero aún falta un año para que llegue. Paciencia, madridistas.

[Más información: La amistad entre Vinicius y Mbappé que sigue ilusionando al madridismo]