Vinicius se ha convertido en la gran atracción en las primeras semanas de preparación del Real Madrid de cara a la próxima temporada. Sin Cristiano Ronaldo, y también sin Zidane, la afición merengue se ha ilusionado con el joven futbolista brasileño que se queda a las órdenes de Lopetegui y puede llegar a convertirse en la gran revelación de la 2018/2019. Detalles de calidad como este han llamado la atención de todos.

El ex del Flamengo ha sido recibido con los brazos abiertos por parte del vestuario y del cuerpo técnico. A falta de la llegada de sus compatriotas, Marcelo y Casemiro, Benzema ha sido el encargado de apadrinar al jugador de 18 años. Su calidad y buen toque de balón han pasado a ser sus primeras señas de identidad y se espera con ansia poder verle al fin luciendo la elástica blanca en un partido.

Será en la International Champions Cup y frente al Manchester United de Mourinho donde se verá el debut de Vinicius como jugador del Real Madrid de pleno derecho. El propio Julen Lopetegui ha ensayado ya en varias ocasiones con un ataque formado por el brasileño, Bale y Karim Benzema. La BBC ya es historia y el presente y futuro pasa por la BBV.

Al haber cumplido la mayoría de edad en este mismo mes de julio, el Real Madrid ha optado por inscribir al futbolista como jugador del Juvenil A, así, además de poder jugar con el primer equipo merengue, también podrá disputar competiciones como la UEFA Youth League, que se ha resistido en las últimas campañas. Y es que Vinicius Júnior tiene sobre sí muchas esperanzas puestas por parte de club y afición.

Uno de los mejores sub20 del mundo

No hay clasificación que se precie de los mejores jugadores jóvenes del mundo en el que no esté presente el nombre de Vinicius. El madridista está llamado a marcar una época, algo que ya vio el Real Madrid cuando el pasado año decidió adelantarse a otros rivales como el Barcelona y conseguir el 'sí, quiero' del virtuoso brasileño.