Fútbol

Ramos puso la furia de España: su gol a medias con Ignasevich

La Selección comenzó adelantándose contra Rusia gracias a un gol de Sergio Ramos. El camero, en un dentro de Asensio al segundo palo, luchó con coraje contra Ignasevich que se le interpuso en su camino y el balón acabó rebotando en el defensor para poner el 1-0 en el marcador y acercar el camino a cuartos.

1 julio, 2018 16:20

España salió enchufada contra Rusia en los octavos de final del Mundial. Los de Hierro salieron a comerse a la anfitriona y no tardarían mucho en adelantarse. El arreón inicial del combinado nacional tuvo su recompensa y fue Sergio Ramos el protagonista de un gol que hizo levantarse a todo un país.

Apenas corría el minuto 11 de partido cuando un centro de Asensio al segundo palo encontró al de Camas que, como siempre, puso la garra y acabó haciendo, con la inestimable ayuda de Ignasevich, el 1-0.

UN GOL DE LUCHA Y CORAZÓN

La secuencia de imágenes demuestra cómo el '15' de la Selección tuvo que poner todo en la jugada para que el balón terminara dentro de las mallas. El centro de Asensio era bueno. La conexión entre los madridistas acabó con el centro del balear al segundo palo donde esperaba Ramos. Sin embargo, apareció el correoso central ruso Ignasevich. Perro viejo en la cancha, a sus 38 años, se echó encima del camero pero este no se rindió en ningún momento.

Ramos puso la furia de España: su gol a medias con Ignasevich

Ramos puso la furia de España: su gol a medias con Ignasevich

Ignasevich arrolló a Ramos. Ambos caían al suelo en el preciso momento en el que balón llegaba a su zona. La pelea entre los dos defensores acabó con el balón rebotando en el gemelo derecho del ruso y el balón terminó entrando en la portería de Akinfeev.

Ramos puso la furia de España: su gol a medias con Ignasevich

Ramos puso la furia de España: su gol a medias con Ignasevich

Ramos puso la furia de España: su gol a medias con Ignasevich

Ramos puso la furia de España: su gol a medias con Ignasevich

Rusia se encargó de calentar el partido durante los días previos al choque. Uno de sus focos fue, precisamente, Sergio Ramos al que tacharon de provocador. 'El enterrador de Salah' respondió en el campo. Solo once minutos le bastaron.