Fútbol

Los ejemplos que Kovacic debe mirar para seguir en el Madrid

Kovacic ha comunicado al Real Madrid que quiere abandonar el club en busca de más minutos. De hecho, lo ha asegurado en público en una entrevista. Su intención es la de obtener un papel de líder. La decisión, que parece definitiva, aún puede cambiar. El croata tiene un amplio historial en el que fijarse para comprobar que salir de la entidad blanca no es el mejor camino si se quiere triunfar.

23 junio, 2018 12:33

Noticias relacionadas

Mateo Kovacic ha confirmado que quiere dejar el Real Madrid para tener más minutos y seguir creciendo como jugador. Según ha explicado, no cree que en equipo merengue vaya a tener la importancia necesaria como para consagrarse como un jugador top. La solución que ha visto es la de cambiar de aires e irse a un club donde vaya a ser indiscutible en todo momento.

Es decir, el croata ha puesto por delante una preferencia de minutos y no de títulos. El centrocampista aún puede rectificar y el Madrid, tal y como adelantó EL BERNABÉU, mantiene a Thiago en la recámara. Pero Kovacic aún sigue siendo jugador blanco. Tiene una lista de precedentes en la que fijarse y comprobar que abandonar la capital nunca es una buena opción. Varios jugadores ya tuvieron un discurso idéntico al suyo y en cuanto a títulos y estabilidad han ido a peor.

HIGUAÍN, SIN VALORES Y CONVERTIDO EN MONEDA DE CAMBIO

El argentino siempre ha estado en el punto de mira en el Real Madrid. Su falta de calidad y acierto en las grandes citas perjudicó al equipo merengue en repetidas ocasiones. La afición, pese a ello, le pidió que se quedara en una celebración en el Santiago Bernabéu. Oídos sordos y marcha hacia en Nápoles dejando una buena cantidad de dinero en las arcas merengues.

Higuaín con la Juventus. Foto juventus.com

Higuaín con la Juventus. Foto juventus.com

Pero en en Nápoles tampoco logró la estabilidad que parecía querer. Tres años le bastaron para convencer a la Juventus y ganarse todas las críticas de la afición napolitana por haberse cambiado a uno de los grandes rivales. En Turín tampoco ha logrado ganar la Champions ni la Europa League, simplemente la Serie A y diferentes competiciones coperas. Ahora, los de Allegri le quieren utilizar de moneda de cambio y todo apunta a que saldrá de la Juve este verano.

DI MARÍA Y SU FALTA DE CONSTANCIA

De ganar La Décima en Lisboa con un papel fundamental a tener que cambiar hasta dos veces de club en apenas cinco años. Di María quiso cambiar de aires e irse a un equipo donde liderar. Ser el gran rey de la plantilla y mandar en ataque de forma constante. En el Madrid no iba a tener esa jerarquía en el campo y prefirió irse al Manchester United. Tan solo una temporada estuvo jugando como red devil para terminar en el PSG. Los títulos europeos, también en su caso, fueron nulos lejos de la capital.

JAMES NO QUISO PELEAR POR UN PUESTO

El colombiano no mantuvo una buena relación con Zidane y el francés optó por Isco. Pero James tampoco le dio razones para terminar de confiar en él. El cafetero nunca dio todo el nivel que pudo y se echó en falta cierto trabajo. Prefirió tirar la toalla y darse por vencido buscando una salida. Al final tuvo que ser en forma de cesión y con rumbo al Bayern Múnich

Los títulos, como era de esperar, no han sido los mismos. Si el Real Madrid ha firmado un año histórico levantando la tercera Champions consecutiva, y con el Bayern cayendo eliminado en semifinales, James simplemente se ha tenido que conformar con una Bundesliga que poco a poco va perdiendo valor. Además, a nivel individual, ha empeorado sus números: de los 11 goles en 33 citas a los 8 en 39 encuentros.

Álvaro Morata, en un partido del Chelsea

Álvaro Morata, en un partido del Chelsea

MORATA, EL CASO MÁS RECIENTE

El delantero firmó unos grandísimos números en su última temporada con el Real Madrid. Zidane tiró de él en los momentos en los que faltaba el gol y Morata cumplió a la perfección. Sin embargo, el canterano vio reducida su aportación y decidió en verano ponerse a negociar con otros clubes. Sus 20 goles en 43 partidos han quedado reducidos a 15 en 48. Un descenso de nivel que ha provocado que en el Chelsea también haya perdido su condición de titular.

El futuro de Morata apunta a estar fuera de Londres. Regresar a la Juventus, fichar por el Milan e incluso vestir la camiseta del Atlético de Madrid. Todas opciones de menor nivel que el Real Madrid y que demuestran el gran error cometido con su marcha.