Fútbol

Peligro para el Madrid: los malos precedentes de Sánchez Martínez

El Madrid se vuelve a reencontrar con Sánchez Martínez, el colegiado que dirigió la vuelta de la Supercopa este año. Ya perjudicó en el pasado al cuadro merengue en Liga y benefició clamorosamente al Barça dos temporadas atrás, en una actuación que rozó lo vergonzoso y perdonó la expulsión a Piqué que le habría hecho perderse El Clásico de la siguiente jornada.

15 agosto, 2017 18:50

Noticias relacionadas

Sánchez Martínez será el encargado de arbitrar el encuentro de esta jornada ante Las Palmas. Esta será la segunda ocasión en la que el Real Madrid se encuentre con este colegiado este curso, ya que fue el encargado de dirigir la vuelta de la Supercopa de España frente al Barcelona.

Los antecedentes no auguran nada bueno. El colegiado ya ha perjudicado al Real Madrid en anteriores ocasiones. Durante la temporada pasada arbitró al conjunto blanco contra el Dépor en Riazor y anuló dos goles legales a los de Zidane: uno a Morata por fuera de juego inexistente y otro a Mariano, al señalar posición incorrecta -que no era- de James en la jugada. Por suerte, no influiría mucho en el resultado final ya que se impuso el Madrid 2-6.

LARGÓ A BENÍTEZ DEL MADRID

Más recordado fue su arbitraje en 2016 en el Valencia-Real Madrid. Era el primer partido del año de los merengues y empataron a dos en Mestalla en un partido que deberían haber ganado. No señaló un penalti claro sobre Bale y se inventó uno de Pepe sobre el ahora culé André Gomes que supondría el empate ché. Para culminar su actuación, expulsaría a Kovacic a veinte minutos del final por una entrada que no merecía más que una tarjeta amarilla. Hay que añadir que este partido supondría el último de Benítez en el Real Madrid.

LA GRAN NOCHE DE SÁNCHEZ MARTÍNEZ

Pero sin duda alguna, su partido más polémico llegó también en 2016. Se trató de un Villarreal-Barcelona. El conjunto valenciano le puso las cosas muy difíciles a un club azulgrana que se jugaba La Liga ante el ascendente Madrid de Zidane. El partido quedaría en empate a dos pero el árbitro condicionó el encuentro desde el principio. Piqué tuvo que ser expulsado en el minuto 23 por una mano que no señaló Sánchez Martínez y que le hubiera supuesto la segunda amarilla -el central catalán se habría perdido El Clásico de la siguiente jornada-. Expulsó a Marcelino y señaló un cuestionable penalti sobre Neymar.

El Real Madrid termina de preparar la vuelta de la Supercopa de España by footbie.com