Baloncesto

Reyes de Grecia

El Madrid roba el factor cancha y regresa a la capital con un 1-1 y con la posibilidad de certificar su pase a la Final Four. Reyes se vistió de héroe con un trabajo impecable en la pintura y hasta en el triple. Carroll se enchufó y llegó a los 17 puntos, plantando cara a los 20 de Mike James. Después de la igualdad inicial, los de Laso dieron un paso al frente en la segunda mitad. Una pequeña tangana entre Rudy y Antetokounmpo puso la duda final, pero el marcador no cambió después de varios minutos de deliberación arbitral.

19 abril, 2018 22:48

Noticias relacionadas

El Madrid tenía que levantar mucho más que la moral. El primer partido fue una humillación y para muchos una desesperación. Al cuadro merengue no le salió nada y la toalla se tiró antes de tiempo. Sin embargo, una eliminatoria a cinco partidos no se termina tan pronto. El segundo encuentro se convertía en la final para arrebatar el factor cancha y con la lista de errores cometidos en la mano: Thompkins y Ayón, titulares. (Así vivimos el partido en directo).

El salto merengue no pudo ser mejor. Canasta 'made in Causeur' para poner el 0-2. Pero rápido respondían los pilares griegos. Despliegue de velocidad de James y triple menos habitual de Calathes. Esa buena respuesta de Panathinaikos hacía a Laso meter a Rudy, quien con un triple empataba y empezaba a ganar el protagonismo necesario. El Madrid estaba seguro en la cancha, con buenas defensas pero repitiendo las pérdidas del primer partido. Sobre todo de Thompkins, muy errático en defensa al contrario que el martes. A él se sumaba un Randle que seguía con miedo en ataque y varios acelerones de los locales. Singleton anotaba desde la esquina y sobre la bocina, dejando un sabor agridulce y el 21-16.

Reyes de Grecia

Reyes de Grecia

Pero eso ya era otra cosa. El Madrid estaba muy dentro del partido y con un arreón en ataque y varias buenas defensas se podía poner con ventaja en el marcador. Se igualaron las cosas en dos minutos. Los de Laso se plantaron bien atrás, buena actuación de Randolph y triple de Carroll para el empate a 21. Además, el técnico merengue metía en cancha a Reyes. El capitán resultaría vital. Aunque le pitaron la mitad de las faltas que recibió, el cordobés aportó varias segundas oportunidades al equipo y se sumó a la lluvia de tiros libres. Recibió la réplica en manos de Payne. El ex de la NBA pintaba la cara a la defensa merengue con 9 puntos consecutivos. El desequilibrio cerca estuvo de llegar con Denmon y sus triples, pero el bonus y las personales salvaron el asunto. 40-36 con mucho por hacer por delante.

LOS ÁRBITROS GOLPEAN PRIMERO

Si el 20-0 del primer encuentro fue un mal inicio, la vuelta a los vestuarios de esta segunda cita no pudo ser peor. En esta ocasión el culpable no fue ningún jugador, sino el trío arbitral. Antideportiva incomprensible pitada a Carroll que cambiaba notablemente las cosas. Y es que el Madrid estaba apretando con un gran 42-39 que, tras esa acción, pasó a un temeroso 46-39. Panathinaikos volvía a tener la opción de romper para rozar el 2-0.

Reyes de Grecia

Reyes de Grecia

CARROLL, DE VILLANO A HÉROE CON REYES LIDERANDO

El capitán y el escolta merengue se asociaron. El pacto de la remontada llegó de su calidad. Y es que Carroll se lanzó con cuatro puntos casi seguidos, acompañando un triple de Reyes que se dejaba ver por el perímetro después de mucho tiempo. Salía de esa pintura que tanto estaba dominando e incluso repetía con otro lanzamiento de tres. Eran los mejores minutos del Real Madrid en la eliminatoria, y los mejores también de Reyes en las últimas semanas. El 49-52 lo decía todo. Apoyaba Ayón con su batalla en la zona y Doncic con su dribling ofensivo. Panathinaikos veía peligrar el partido y dos rachas esporádicas de Singleton y Payne minimizaron los problemas. No tardó Thompkins en resarcirse del mal inicio. La esquina, muchas veces bendita para este Real Madrid, fue el lugar desde donde salió el 61-68 de cierre.

EL MADRID NO CEDE EN EL INFIERNO

Las idas y venidas fueron constantes. Cuando parecía que el Real Madrid tenía asegurado el triunfo y, por ende, el robo del factor cancha, los grandes anotadores entraron a escena. Denmon igualaba y Calathes entraba de nuevo con su racha ofensiva. Pero la clave fue Mike James, que volvió a aparecer después de que Ayón rompiera el partido con un mate de 74-80. Triplazo incontestable y posterior lanzamiento a cinco metros que metía mucho miedo que ajustaba el 80-83. El OAKA recuperaba su fiereza a minuto y medio del final.

Reyes de Grecia

Reyes de Grecia

RUDY PONE LA TENSIÓN

Doncic no falló en la personal y aprovechó los tiros libres para sentenciar el encuentro. Pero la última jugada no iba a cerrar un partido de tal calibre como otro cualquiera. Rudy perdió los nervios y en parte la cabeza. Entró en la provocación de Antetokounmpo tras un empujón y respondió. Los colegiados convirtieron esos seis segundos en hasta cinco minutos de deliberación y repeticiones. No hubo susto y Rudy acabó expulsado, Singleton también y el Madrid lanzando tiros libres para sumar un triunfo que vale el 1-1 y el factor cancha.

PANATHINAIKOS 82-89 REAL MADRID

Panathinaikos: Calathes (12), James (20), Singleton (11), Antetokounmpo (5), Gist (5) -cinco inicial- Pappas (1), Denmon (8), Vougioukas (0), Rivers (0), Gabriel (3), Lojeski (4), Payne (13).

Entrenador: Xavi Pascual.

Real Madrid: Doncic (8), Taylor (8), Causeur (2), Thompkins (12), Ayón (8) -cinco inicial- Reyes (18), Yusta (0), Tavares (2), Rudy (10), Randle (0), Randolph (4), Carroll (17).

Entrenador: Pablo Laso.

Árbitros: Radovic, Belosevic, Boltauzer.

Parciales: 21-16 | 19-20 | 21-32 | 21-21

Incidencias: Segundo partido de la serie de playoffs que se disputó en el pabellón OAKA (Atenas).

  82 - 89  
PANATHINAIKOS vs REAL MADRID