Baloncesto

La procesión de Causeur arrolla a Unicaja

El jugador francés fue el santo del Madrid y logró teñir el triunfo de blanco para afianzar el primer puesto. No se esperaba que fuera el héroe final teniendo por delante a Doncic o Tavares, pero una racha suya evitó el golpe de Unicaja. La noticia del pívot caboverdiano, la peor sensación del encuentro. Nedovic y McCallum, grandes estandartes locales.

1 abril, 2018 20:42

Noticias relacionadas

No era un partido fácil. Pista complicada, cansancio acumulado, bajas destacadas y calendario europeo a la vista. Con todo eso tenía que lidiar el Real Madrid de Pablo Laso. Aunque, afortunadamente, contaba con el comodín de la ventaja en ACB. El trabajo bien hecho está teniendo su recompensa y da al equipo merengue ese colchón de victorias en la clasificación que aporta una tranquilidad soberana. (Así vivimos el partido en directo).

El partido, como se esperaba, comenzó eléctrico. De toma y daca. De acierto puro por ambos bandos y ausentes parones más allá de alguna falta y tiempo muerto. Doncic y Randolph daban el paso adelante en el Real Madrid. La pareja eslovena sacaba a relucir su mano y replicaban a Salin y Brooks. Seis minutos de infarto y agotamiento físico al extremo para alcanzar el 13-15. Ahí se produjo el parón. Varios minutos de sequía para los dos y que solo supo tumbar Nedovic. 17-21 y triunfo merengue con cierta comodidad.

Ese nombre fue la clave para que Unicaja diera la vuelta a la tortilla. El Madrid pasó de llevar las riendas a ir a remolque. El serbio hacía lo que quería y cuando quería. Imparable acierto en el triple, penetraciones y lanzamientos de media distancia que, además, se contagiaba a sus compañeros de equipo. Reyes, en el bando merengue, trabajaba en la pintura al segundo de pisar la pista y sus rebotes daban vida al Madrid. Pero el potencial de Nedovic y la ayuda de McCallum hacían daño y mucho. El 48-47 cerraba la primera mitad.

La procesión de Causeur arrolla a Unicaja

La procesión de Causeur arrolla a Unicaja

TIEMPO DE RACHAS

Si no era Nedovic, que rápidamente llegó a los 19 puntos -terminaría en 25-, el que tomaba la dirección ofensiva era McCallum. Partidazo del base americano que abría el último cuarto con un alley-oop con dos más uno en apenas 15 segundos. Se avecinaba una guerra de manos calientes. En el Madrid, Randle se atrevió desde el triple en el momento más complicado y salía con victoria de la jugada. Igualmente, Rudy demostraba porque es el mejor lanzador desde el perímetro en ACB. Esos duelos individuales se mantuvieron tras el descanso hasta los últimos minutos, donde el mando lo tomó uno.

CAUSEUR DECIDE

El jugador francés fue clave. Idas y venidas avecinaban un final de partido de infarto. Cualquier error, incluido el arbitral, podría ser el factor que decantara la balanza de un lado u otro. Causeur, que ya había anotado 11 puntos seguidos en el tercer cuarto para remontar, volvía a sacar a relucir su potencial. Y es que el Madrid le buscaba. El equipo sabía que era su momento y Doncic pasaba los galones al escolta francés. Un triple suyo, más una canasta puramente Causeur -que además debió haber sido un 2+1- fueron las dos acciones que decantaron el partido. Nedovic no obró el milagro en el último segundo y la procesión de Causeur arrolló a Unicaja.

UNICAJA 88-89 REAL MADRID

Unicaja: McCallum (20), Díez (3), Salin (9), Brooks (14), Augustine (2) -cinco inicial- Okouo (-), Díaz (2), Milosavljevic (0), Jean-Charles (2), Nedovic (25), Waczynski (7), Suárez (4).

Entrenador: Joan Plaza.

Real Madrid: Doncic (10), Taylor (12), Causeur (21), Randolph (13), Tavares (4) -cinco inicial- Yusta (0), Carroll (8), Rudy (5), Randle (5), Reyes (4), Thompkins (7).

Entrenador: Pablo Laso.

Árbitros: Conde, Araña, Padrós.

Parciales: 17-21 | 31-26 | 17-22 | 23-20

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 25 de ACB que se disputó en el pabellón Martín Carpena (Málaga).

  88 - 89  
UNICAJA vs REAL MADRID