Solari en un partido del Castilla

Solari en un partido del Castilla EFE

Fútbol REAL MADRID

Solari, el amigo de Zinedine que sueña con ser el nuevo Zidane del Real Madrid

Noticias relacionadas

Santiago Hernán Solari (Rosario, Argentina, 7 de octubre de 1976) será el encargado de coger las riendas del Real Madrid ante la difícil situación deportiva que atraviesa el equipo blanco después del 5-1 en el Camp Nou. El argentino siempre estuvo en las quinielas para suceder a Lopetegui. Era la bala que siempre tuvo en la recámara la entidad merengue para sentarse en el banquillo.

Su vinculación con el Real Madrid comenzó en el mismo año en el que llegó Florentino Pérez a la presidencia. Era el 2000 y el Atlético terminaba de descender a Segunda División, entonces el centrocampista decidió fichar por el vecino y eterno rival previo pago de su cláusula. En la entidad blanca estuvo durante un lustro en el que formó parte de una plantilla con Raúl, Roberto Carlos, Beckham, Ronaldo... y Zidane. Con el francés mantuvo una relación de amistad que dura hasta hoy, a pesar de que precisamente era la estrella gala la que le cerraba el sitio en el once titular. Zinedine y Santi comparten ahora también un camino paralelo en sus carreras hasta el banquillo del primer equipo merengue. 

Durante su etapa como futbolista en el Madrid se especializó en ser el jugador número 12. El primer recambio de una plantilla de ensueño con la que ganó, entre otros títulos, la Champions League de 2002. En el año 2005 salió, con 28 años, rumbo al Inter de Milán. Después volvió a Argentina para firmar con San Lorenzo de Almagro antes de poner fin a su carrera en Atlante y Peñarol.

Una vez colgadas las botas, regresó a Madrid e inició su carrera como entrenador. En la campaña 2013/2014 llegó a La Fábrica y se proclamó campeón con el Cadete B. Después pasó por el Cadete A y el Juvenil B antes de ser nombrado técnico del Castilla en la temporada 2016/2017. A pesar de no lograr el ascenso a Segunda División y de la salida de Zidane, mantiene el puesto y consigue firmar su mejor arranque con el primer filial blanco en la presente campaña.

solari

solari

Ahora, en octubre de 2018, le llega su gran oportunidad. Solari será el técnico interino del Real Madrid tras la destitución de Julen Lopetegui. No se sabe por cuánto tiempo se sentará en el banquillo, pero llega con la ilusión de repetir el camino de su íntimo amigo 'Zizou'. El francés también se hizo cargo del primer equipo después del cese de Rafa Benítez y logró tres Champions consecutivas además de una Liga, dos Supercopas de Europa, dos Mundiales de Clubes y una Supercopa de España

Su primera prueba será contra el Melilla en Copa del Rey y después llegará el Valladolid, presidido por su excompañero Ronaldo, al Santiago Bernabéu. De estos resultados puede depender en gran parte las posibilidades de que continúe hasta final de temporada. No es una puerta cerrada, más aún con los problemas que han surgido durante las negociaciones, ahora en punto muerto, con Antonio Conte que era el favorito. 

Un entrenador valorado en el Madrid

Con el Castilla esta campaña ha alternado el 4-3-3 y el 4-2-3-1. Un estilo de juego de toque y en el que predomina un estilo ofensivo. Precisamente a sus órdenes ha brillado Vinicius, una de las apuestas del Real Madrid y con la que no contó Lopetegui. El brasileño tiene ahora más posibilidades de entrar en el primer equipo. Además, de Solari se valora que es un hombre de club. Nunca ha tenido grandes aspiraciones personales y siempre se ha mostrado a disposición de la entidad. La misma que ahora le ha llevado a dirigir, al menos temporalmente, al primer equipo. 

Santiago Solari entrenando al Castilla.

Santiago Solari entrenando al Castilla.

El argentino siempre ha sido del gusto de Ramón Martínez, director de fútbol del Real Madrid. Como entrenador está muy valorado al formar parte de esa cantera de entrenadores que se forjan en Valdebebas, como en su día fue Zidane y en la actualidad, por ejemplo, lo son Raúl o Xabi Alonso.

La entidad presidida por Florentino Pérez busca con Solari la tranquilidad y también el tiempo necesario para tomar una decisión determinante para el futuro deportivo. Tras ganar las tres últimas Champions de forma consecutiva, el fracaso de Lopetegui tiene solución al estar solo en el mes de octubre y con las opciones intactas aún en las tres competiciones. Mientras, Solari sueña con ser el nuevo Zidane del Real Madrid.