Otros

Los smartwatch, el nuevo mando universal

Si el smartwatch quiere dar un salto de calidad, necesita alguna característica que justifique sus carencias, y utilizarlo como mando universal podría serla

21 septiembre, 2015 22:24

Los smartwatch no han tenido el éxito que las compañías esperaban. El alto precio, escasas funcionalidades y baterías que duran un suspiro han sido las causas de ello, pero aún así, las empresas que apostaron por ellos no se rinden lanzando nuevos modelos más asequibles o lujosos.

Si algo está claro, es que si el smartwatch quiere dar un salto de calidad, necesita alguna característica que justifique sus carencias, ya sea a nivel de hardware o de software. Esa característica que lleve al smartwatch al éxito podría llegar cualquier día, y Ford nos muestra una pista de las funciones con las que el smartwatch podría funcionar.

Ford confía en el smartwatch para el control de sus coches

Tal y como nos muestra The Verge, la compañía de automóviles Ford ha presentado una nueva aplicación destinada específicamente para Anroid Wear y el Apple Watch. Esta aplicación se conecta a nuestro coche y permite que lo podamos bloquear y desbloquear, además de controlar la climatización o incluso guiarnos hasta la ubicación donde dejamos aparcado nuestro coche, entre otras cosas.

La aplicación de Ford para smartphones se encuentra disponible para sus modelos eléctricos e híbridos como son el Ford CMAX Energy, Focus Electric y Fusion Energi, y seguramente acabe siendo compatible con los nuevos modelos de coche que vaya sacando la compañía.

El smartwatch, mando universal del internet de las cosas

Seguramente Ford no sea la única empresa de coches que esté realizando experimentos en sus laboratorios pensando en aprovechar la utilidad de los smartwatches. Es cierto que aún les queda camino por recorrer, pero estos dispositivos tienen un gran potencial que comenzamos a vislumbrar en movimientos como el que Ford nos presenta.

Al llevar el reloj siempre en nuestra muñeca, controlar dispositivos desde el mismo resulta mucho más cómodo que sacarnos el móvil del bolsillo, desbloquearlo y tras realizar la actividad, volverlo a guardar. Puede parecer una tontería, pero a medida que existan más dispositivos que controlar, mayor comodidad nos aportaría nuestro smartphone.

El Internet de las cosas cada vez es más inmediato, y que nuestros dispositivos puedan comunicarse cada vez con más artilugios es un futuro cada vez más cercano. Conectarse al coche es la aproximación que Ford nos ha ofrecido, pero el smartwatch también podría ser útil para manejar los aparatos que tengamos en casa como puedan ser la lavadora o el horno. Incluso como mando de televisión es más sensato que el smartphone, dispositivo del cual muchos nos olvidamos al llegar a casa.

Incluso fuera de casa, el smartwatch puede ser utilizado para muchos más usos que encender el horno y abrir la puerta de nuestro coche, sino que puede aprovechar las ventajas de Android Pay para ser un monedero virtual con el que pagar el transporte público o incluso para pagar en supermercados y restaurantes de comida rápida.

Su facilidad de uso va mucho más allá de las lujosas comodidades. Los sensores biométricos tienen capacidad de monitorizar nuestras constantes vitales, por lo que el smartwatch parece un gran compañero para personas con problemas de salud. No solo pudiendo mandar información útil al médico de forma instantánea, sino implementando un botón de emergencia que pueda enviar una señal de emergencia desde nuestra muñeca.

¿Puede el reloj sustituir al smartphone como centro de nuestra vida conectada? La verdad es que si supera todos los retos pendientes, tiene todas las papeletas de llegar a serlo. No solo es más fácil y rápido de acceder al estar en nuestra muñeca, sino que es más discreto y difícil de perder