Noticias y novedades

Apple y Google se alían para usar los móviles contra el coronavirus

Apple y Google han anunciado una estrategia conjunta para usar los iPhone y Android para poder luchar contra el coronavirus.

11 abril, 2020 10:00

Uno de los motivos por los que la pandemia del CoVID-19 está siendo tan agresivo es tu extrema viralidad. Es excepcionalmente fácil que una persona contagie a otra, incluso sin ser consciente de ellos.

Por eso, muchas de las medidas que están tomando los gobiernos se centran en limitar el contacto entre personas, obligando a tener una distancia mínima en las interacciones sociales.

Para ayudar en esa estrategia contra el coronavirus Apple y Google han anunciado una asociación en la que involucrarán a sus móviles, los iPhone y los dispositivos con Android.

Control de usuarios respetado la privacidad

La intención de ambas empresas van a lanzar varias APIs para aplicaciones y servicios y otras soluciones integradas dentro de Android y de iOS. La idea es que mediante la tecnología bluetooth se pueda alertar a un usuario de si está o no en contacto con alguien que tiene el coronavirus.

Como es lógico, este plan se desarrollará de forma muy acelerada, aunque no se prescindirá de las soluciones que aumenten la privacidad.

Un plan de dos fases contra el coronavirus

La primera parte de este desarrollo tendrá lugar en mayo, con ambas compañías lanzando las primeras APIs que harán compatibles los móviles Android e iOS con las apps de los gobiernos. Estas apps estarán tanto en la Google Play Store como en la AppStore.

En la segunda parte, que se activará en los próximos meses, las dos empresas desarrollarán una plataforma de rastreo de contactos que usará la tecnología Bluetooth. No obstante, Google y Apple indican que sólo se usarán los datos de las personas que se registren, no de todo el mundo por defecto. Hay más datos en este PDF.

La idea de la plataforma es que se usen identificadores no personales que permiten avisar a cualquier usuario de si ha estado o no en contacto con una persona infectada, sin saber quién es o dato alguno sobre ella.

En las próximas semanas sabremos más, y veremos qué gobiernos deciden hacer uso de esta plataforma.