Noticias y novedades

El móvil plegable de Samsung tendrá una segunda pantalla escondida

Samsung continúa patentando la manera de funcionar de sus futuro móvil plegable. ¿Cómo completar su uso si tiene una pantalla flexible? Con una 2ª pantalla.

19 julio, 2018 16:24

El ejercicio de imaginación que está haciendo Samsung con su nuevo móvil plegable es importante. Como si no fuera suficiente con encontrar formas de uso para tan alocada idea, los ingenieros andan complementando el espectro de funcionamiento con muchas más ideas. La última descubierta es una segunda, y escondida, pantalla.

En las nuevas patentes de Samsung descubiertas por LetsGoDigital la empresa no solo detalla el nombre de un misterioso componente, también cómo podría utilizarse y de qué manera encaja en la fisonomía del móvil plegable. «Hidden display«, así es como se llama la segunda pantalla. Y lo de «escondida» no es en balde: el panel queda oculto dependiendo de cómo se doble el teléfono. El Samsung Galaxy X será un contorsionista.

Una segunda pantalla queda oculta cuando el Galaxy X se mantiene desplegado

Aún hay demasiadas incógnitas como para afirmar que el futuro móvil plegable incluirá unas funciones u otras. Sabemos que la pantalla principal se dobla permitiendo su uso como un panel de 7,3 pulgadas al desplegarse y de unos más reducidos 4,5 pulgadas cuando se dobla. La bisagra es clave para el modelo, no solo porque garantiza la seguridad del móvil: dicha bisagra detecta el grado de plegado del teléfono; y este mostraría una interfaz adaptada al tipo de uso.

La nueva patente descubierta, que muestra el uso de la segunda pantalla, corroboraría los detalles filtrados ayer por el Wall Street Journal; de los cuales nos hicimos eco en este artículo. Según las imágenes de la patente, la pantalla quedaría oculta en el modo normal y aparecería al plegarse el smartphone. El «Hidden display» no se mantiene al nivel de la carcasa, por lo quedaría protegido ante arañazos y golpes cuando el Samsung Galaxy X esté plegado.

El móvil mostraría toda la información necesaria sin necesidad de que el usuario tuviese que desplegarlo. Esta segunda pantalla es independiente del panel principal, por lo que añadiría algo más de consumo al smartphone. En este punto, parece que Samsung se encuentra valorando cómo mejorar la autonomía de la batería. Recordemos que también será plegable, por lo que el reto para los ingenieros es importante.

El Samsung Galaxy X no solo será experimental, también exclusivo

Las patentes descubiertas hasta ahora desvelan el enorme trabajo que está necesitando el Samsung Galaxy X. El fabricante ha ido registrando los usos y componentes desde 2016, señal de que la idea ya circulaba por los estudios de diseño mucho antes. La tecnología actual es apta para conseguir un modelo plegable de producción en serie, pero está por ver que todo lo nuevo que aporte resulte verdaderamente útil.

El Samsung Galaxy X hará su aparición a principios de 2019. Se espera que el primer modelo sea un móvil exclusivo, también caro. Como todos los dispositivos innovadores, será la avanzadilla con la que comprobar si la tecnología es tan viable como atractiva.