Noticias y novedades

El OnePlus 5T confirma nuevo diseño en imágenes filtradas

Ya hemos podido ver cómo será el nuevo OnePlus 5T que tendrá un frontal con pantalla 18:9 casi sin marcos y un sensor de huellas en la zona trasera.

20 octubre, 2017 08:25

OnePlus ha lanzado este año uno de los mejores, en mi opinión, móviles Android que podemos comprar. Una potencia más que competitiva, una cámara muy decente y un precio controlado, aunque más alto que en otras ocasiones.

Incluso dispone de la famosa cámara con zoom óptico, aunque no sea 2x, que tan de moda se ha puesto en 2017.

Sin embargo hay algo que ha lastrado al móvil: su diseño. Las comparaciones con el iPhone no se hicieron de rogar y si bien es cierto que en la mano da una sensación completamente distinta la línea estética seguida se ha quedado anticuada.

Los rivales han apostado claramente por las pantallas con ratio 18:9 y casi sin bordes, obligando a los sensores de huellas a ir a la zona trasera. Y eso es lo que hemos visto en las imágenes filtradas del nuevo OnePlus 5T.

OnePlus 5T por delante y por detrás

Hace unos días el CEO de la empresa dejaba caer que el éxito del OnePlus 5 había sido mayor de lo esperado, insinuando que se habían acabado las unidades que habían producido, y abriendo la puerta a una nueva versión.

Hoy se han filtrado dos nuevas imágenes. La primera es la que tenéis sobre estas líneas, en la que aparece el terminal en negro con unos bordes mucho más contenidos, sobre todo en la parte superior e inferior, y sin sensor de huellas. Las esquinas están ligeramente redondeadas, pero no tanto como en el Pixel 2, y la diagonal pasaría a las 6 pulgadas.

Como ya dijimos nos recuerda mucho al OPPO 5 que se lanzará en La India en breve, aunque el nuevo OnePlus no tiene dos cámaras frontales.

Una trasera reconocible pero con un nuevo elemento

Por primera vez vemos la zona trasera de este modelo, que es casi calcada a la del modelo anterior. Esto ya sucedió en el paso del OnePlus 3 al OnePlus 3T y no esperábamos ver un rediseño en la segunda versión de este año.

Sí que se nota que es un terminal diferente en la presencia del sensor de huellas que pasa a la parte trasera dado que en el frontal no cabe y la tecnología que permitirá implementarlos bajo la pantalla aún no está lo suficientemente madura.

La única diferencia en las cámaras sería que en esta ocasión ambas estarían estabilizadas ópticamente, como lo están las del Galaxy Note 8. Eso sí, deberíamos ir olvidando el conector jack 3.5 mm y preparando unos 2999 yuanes para comprarlo.

Se espera la presentación de este modelo a finales de noviembre y unas semanas después se pondría a la venta en los mercados en los que se vaya a comercializar.

Como siempre, este tipo de filtraciones ha que cogerlas con cuidado ya que podrían ser montajes realizados con photoshop. No obstante no hay nada que haga que lo descartemos claramente.