Noticias y novedades

El creador de Android prepara un móvil centrado en la Inteligencia Artificial

Andy Rubin, creador de Android, vuelve al mercado de los móviles con la intención de lanzar un nuevo dispositivo móvil que rivalice con el Google Pixel.

14 enero, 2017 17:03

Andy Rubin, el creador de Android, vuelve al mercado de los móviles inteligentes con la intención de lanzar un nuevo dispositivo que rivalice con el Google Pixel.

Han pasado dos años desde que el creador de Android dejara las filas de Google. Andy Rubin ha pasado estos años alejado de los titulares, pero pretende volver por todo lo alto. ¿Cómo? Con un teléfono.

Pero no será un teléfono cualquier,a sino uno con una experiencia mayúscula. Uno en el que la inteligencia artificial no sea una mera etiqueta de marketing, sino algo relevante.

Andy Rubin vuelve a la carga con un nuevo smartphone

La historia de Andy Rubin es larga e intensa. Tras pasar sus primeros años como ingeniero en Apple, fundó dos compañías, Danger Inc. y posteriormente Android Inc. en 2003.

Android Inc fue vendida a Google en 2005, y en el transcurso de los años se ha acabado convirtiendo en un producto de alto éxito. A pesar de que Andy estuvo bastante implicado en Android en gran parte de su vida, en 2013 dejó Android para trabajar en robótica en las filas de Google, dejando definitivamente la compañía al año siguiente.

Tal y como podemos leer en Bloomberg, Andy vuelve a la carga con un nuevo smartphone, el cual sigue un enfoque que poco a poco todos los fabricantes están comenzando a tocar. Un smartphone centrado en la Inteligencia Artificial.

Para Andy, la Inteligencia Artificial es el camino a seguir

Será un móvil caro y centrado en la Inteligencia Artificial

La empresa que se encargará del desarrollo de su smartphone no es otra que Playground Global, la compañía que el propio Andy fundó tras su salida de Google. Esta compañía ha alcanzado 300 millones de dólares de inversión para el desarrollo de su smarphone.

Curiosamente, los inversores de su próximo teléfono son HP, Google y Foxconn. Si ha conseguido tan fuertes aliados, está claro de que su nuevo teléfono es realmente prometedor.

Respecto al teléfono, actualmente tienen un prototipo con pantalla de 5,5 pulgadas y sensor de presión, con un pequeño lector de huellas y un diseño industrial con bordes metálicos y espalda cerámica. Otro aspecto destacable es su conector propietario el cual sería magnético y serviría tanto para cargar el dispositivo como para ampliar su funcionalidad.

Este teléfono se espera que esté listo para mediados de año, y será un dispositivo de gama alta, tanto en calidad como en precio. Andy Rubin no es la única personalidad importante detrás del proyecto, sino que cuenta con la ayuda de algunos ex-compañeros de Google y Apple.

El teléfono tendrá carga magnética, pantalla sensible a la presión y módulos