Google presentó los Google Pixel 6 y Google Pixel 6 Pro el pasado mes de octubre, y ahora, que ya ha salido a la venta, algunos usuarios han reportado fallos en los nuevos terminales de la compañía, algo que en ocasiones ocurre con la primera tanda de dispositivos vendidos.

Noticias relacionadas

Se trata de una serie de errores cuyo origen y solución estaría en el software, por lo que la compañía podría subsanarlos solo con una actualización del sistema, algo positivo para los usuarios de estos móviles.

No carga tan rápido como se espera

Stand de carga inalámbrical del Google Pixel 6 El Androide Libre

Algunos usuarios han reportado que, a pesar de contar el Google Pixel 6 y el Pixel 6 Pro con una carga rápida de 30 W, este no carga tan rápido como debería, y la carga máxima que alcanza el dispositivo, según Android Authority, es de 22 W, siendo la carga media de 13 W.

La carga rápida y el aumento de la batería en los móviles de Google ha sido uno de los grandes reclamos de esta nueva generación, y pese a que no parece haber errores en cuanto a la duración de la batería, el hecho de que la carga rápida funcione de forma menos potente a lo esperado sí que es algo que afecta a bastantes usuarios.

El sensor de huellas

El Google Pixel 6 tiene sensor de huellas bajo la pantalla

Por otra parte, parece que el sensor de huellas dactilares de los móviles de Google funciona de manera más lenta de lo esperado en algunas ocasiones, algo que la propia Google ha decidido explicar en su cuenta oficial de Twitter.

Y es que, según la propia Google, esto se debe al propio funcionamiento del lector, ya que utiliza algoritmos de seguridad que, en ocasiones, pueden tardar algo más en verificar la huella, o bien necesitar de más contacto de tu dedo con el sensor.

Llama automáticamente a algunos contactos

Googlw Pixel 6 en rosa El Androide Libre

Otro de los errores que parecen estar presentando los buques insignia de Google es el de que se realizan llamadas a contactos aleatorios mientras que el dueño del dispositivo estaba con el móvil en el bolsillo o sobre la mesa.

En este caso, se trataría de un error provocado por Google Assistant, que habría malinterpretado algunos ruidos. Sin embargo, otros usuarios habrían sufrido las mismas consecuencias mientras dormían, por lo que aún no está del todo claro qué es lo que lo provoca, concretamente.

Te puede interesar