Móviles android

Oppo Find 7: Primeras impresiones de uso y la aventura de una presentación en China

24 marzo, 2014 10:11

Antes de llegar a China para quedarse una temporada, uno se imagina muchas cosas. Casas tradicionales, megaciudades al estilo Shanghai… Los clichés son muchos, algunos ciertos y otros no. Si, los Chinos tienen por costumbre ducharse una vez por semana y en baños comunes públicos, todo para ensuciar lo menos posible el de su casa, ya que eso del plato de ducha aún no ha llegado a la mayoría de las casas chinas. Y no.

Mucha gente se piensa que aquí se puede conseguir el Samsung Galaxy S4 por 50€, pero las marcas internacionales son tan caras en el país de los dragones multicolores como en otros sitios. Y, las nacionales, cada vez lo son más. Si no eres un racista tecnológico te puedes conseguir un genial Xiaomi, Lenovo, Meizu o incluso un Oppo de la gama que tu elijas con una calidad asegurada y un precio en ocasiones más razonable que las marcas establecidas a nivel internacional.

Presentación del Oppo Find 7

El Oppo F7 fue presentado con todos los honores de una marca internacional. Una triple pantalla IMAX, un impresionante sonido, un speech bien persuasivo y con empleados de Oppo que sabían cuándo aplaudir. No faltaron las modelos (algunas de ellas en el vídeo), un aperitivo o incluso un “bar” de Oppo. Una lástima que no hubiera subtítulos en inglés y que no me pudiera enterar al 100% de lo que se estaba presentando hasta después de irme, ya que fue todo 100% en chino, y es que para eso estaba pensada la presentación, ya que es este país al que se dirigían principalmente.

No quiero contaros más detalles de la presentación ni del terminal porque quiero que veáis el video:

Primeras impresiones del Oppo Find 7

Es un Super Smartphone. Siendo sincero, no sé cómo Oppo se las ha apañado para recibir tantas críticas. El N1 es un terminal excelente. Y aun así una gran mayoría de comentarios se limitaron a decir que una cámara giratoria en un Smartphone “no es innovación”, sin ver el terminal en su conjunto. Lo mismo ha pasado con el Find 7. En esta ocasión ha sido con la pantalla 2K. Los debates terminológicos sirven de poco. El caso es que se ha dado un salto cualitativo (sea apreciable o no, sea útil o no) y que Oppo ha sido la primera marca en llevarla al mercado internacional.

También se ha prestado poca atención a otras cosas, como por ejemplo a la batería. Sí, es posible que se gaste antes que en otros terminales (Oppo dice que no), la experiencia lo dirá, pero es que en 30 minutos de carga tendremos el 75% de batería. ¿No es este un buen punto de venta?

¿Y qué hay de la cámara? HTC fue alabada por hacer mejoras en el software fotográfico del HTC One. Pero la tecnología usada por Oppo para convertir en 50MP fotos tiradas con una cámara de 13 es inmediatamente puesta en duda por muchos a tres días del lanzamiento y el hecho de poder grabar video con calidad 2K ignorada por otros.

Sí, este es un terminal del tipo “dopado”, pero en mi opinión es un “dopado” ingenioso que deja pocas lagunas a la crítica y, siendo claros: cualquier fabricante que quiera aspirar a competir con Samsung, HTC, Sony o, más recientemente, Lenovo, tiene que tener al menos un terminal tope de gama bien dopado. Bien, pues Oppo ha dejado claro su objetivo mediante la venta online internacional, su expansión a México y, con su Find 7, ya tiene una tarea menos por hacer para ganarse un hueco entre los grandes.

La aventura de una presentación en Pekín

Cuando uno lleva un tiempo viviendo en China piensa que cosas como las que me pasaron a mí al intentar llegar a la presentación del Oppo Find 7 ya no ocurren por estar curado de espantos y por asistir a un evento supuestamente internacional. Imaginaos que vivís a 4 horas de Pekín y que bajáis explícitamente para asistir evento y cubrirlo para El Androide Libre. Comprobáis el mapa enviado por Oppo y veis claramente que el lugar al que tenéis que ir se llama “East” y está a cinco minutos de la estación de LiangMaQiao (por cierto, mal escrita en el mapa).

Como buen fanAndroide, le dices a tu Nexus 4: “Ok, Google, Open Maps” y ves que el lugar está un poco más lejos de lo que indica el mapa de Oppo. Una mente china sabe como reaccionar: coger un taxi desde el metro. Bien. Si quieres coger un taxi en Beijing, más te vale tener pinta asiática. Porque muchos taxistas ni se molestarán en parar al ver que eres extranjero. Son las 2, y la presentación empieza a y media. Los taxistas pequineses tienen un mal día, ¿qué harías? En mi caso, montarme en uno de estos taxis que “nadie quiere”.

Obviamente no son muy rápidos, pero el lugar al que quiero ir no está muy lejos. Cuál es mi sorpresa cuando, al llegar y no ver a nadie, llamo a Oppo y el evento no es en “east”, sino en “D-park”, una nave dentro del complejo “Art 798” de la capital China. El “taxista” dice que está a 10 minutos. En ese momento ya asumo que no llegaría hasta por lo menos media hora después. Y encima, al llegar, la responsable de Nuevos Mercados (i.e. Latinoamérica) me dice que el lugar está a rebosar y que seguridad no deja pasar a nadie más. Y eso no es nada. Un medio británico ha venido expresamente desde el Reino Unido y en el aeropuerto se les denegó la entrada por problemas de visado de periodista. Se tuvieron que volver a Londres en pocas horas.

Cuando las cosas salen mal y hay voluntad de solucionarlas, los Chinos saben como moverse. La responsable de nuevos mercados habló con el jefe de comunicación, y este con el de seguridad. La situación era tensa. El Androide Libre tenía que entrar. Quedó muy claro cuando se seleccionó a un grupo reducido de medios acreditados para entrar. A mí ni siquiera me habían dado acreditación. La gente protestaba, pero seguridad decía: “él es especial”. Y así es como entré a la presentación de un Find 7 que la verdad me dejó impresionado. Dejando fanfarronerías aparte, agradezco desde aquí a los trabajadores de Oppo el esfuerzo para que pudiéramos hacer el video que espero que ya hayáis visto más arriba. Después de todo, China sin problemas chinos… no tendría tanta gracia.

Desde El Androide Libre damos infinitas gracias a Rubén Mato por su enorme esfuerzo y a los responsables de Oppo que tanto nos ayudaron para facilitar el acceso a la presentación.