El Androide Libre

El Google Pixel 3 podría desbancar al 3 XL por culpa de las filtraciones

El Google Pixel 3 pequeño podría desbancar en ventas al Google Pixel 3 XL por culpa de las filtraciones de este último. Analizamos el suceso.

1 septiembre, 2018 17:00

Aunque esto está basado en una cuestión de gustos, no es un misterio que el Google Pixel 3 XL no ha gustado. Por lo menos, de forma generalizada. Su enorme notch y su excesivo conservadurismo en cuanto a diseño general han hecho que la gente que ha visto ya el dispositivo tras su filtración en territorio occidental haya ya opinado de forma negativa.

El caso contrario es el Pixel 3 pequeño, que si bien también se ha filtrado lo ha hecho de forma más convencional. Además, su diseño es, además de muy similar al 2 XL, mejor aceptado por la comunidad. Entonces ¿podríamos pensar que el Pixel 3 pequeño desbancará en ventas al Pixel 3 XL? Lo analizamos.

El Pixel 3 XL ya no esconde secretos, mientras que el 3 normal sí

Hace unas semanas, supuestamente Google perdió un lote de unidades de prueba de sus Pixel 3 XL debido al mercado negro. Estas unidades acabaron en territorios rusos y en demás zonas colindantes, y los medios de estos sitios no se han hecho esperar; ya hay publicadas fotos, vídeos e incluso unboxings. El Pixel 3 XL ya no es ni de lejos un secreto, a falta de que esto sea una GRAN trolleada de la gran G.

Esto hace que el hype que se tenía ante esta tercera generación se haya perdido por completo. Ya no es sólo que el misterio se haya ido, sino que el 3 XL ha sido duramente criticado por ciertos puntos. Para empezar, su enorme notch, en el que caben 2 barras de estado. Podrás tolerar mejor o peor un notch, pero el del Pixel 3 XL es bastante anti estético.

Además, sus características se han filtrado completamente. Su pantalla, su batería, el Qualcomm Snapdragon 845… No hay nada que no sepamos del teléfono de Google. Esto, nos guste o no, nos da pie a (salvo sorpresas) poder opinar ya del teléfono. Y la verdad: personalmente me uno a la turba. El Google Pixel 3 XL es bastante feo. Aunque esto, como decimos, va a cuestión de gustos.

Por otra parte, el Google Pixel 3 normal no se ha filtrado apenas. Se especula con que será una versión más optimizada en marcos que el Pixel 2 XL y afortunadamente con las mismas especificaciones que el 3 XL. Y la verdad, si bien esto no es que mejore el diseño de forma exacerbada, sí que es más estético con unos marcos más normales.

Pero como decimos, este móvil apenas se ha filtrado. No se sabe mucho de él, e incluso se habla de que podría tener recortes tanto en hardware como en precio. Esto no sólo consigue que el interés siga vigente, sino que suscite todavía más intriga ante aquellos que ya han descartado la compra del Pixel 3 XL, entre los que me incluyo.

Un tamaño menor, y un precio (esperemos) menor

A nadie se le escapa que los Pixel son teléfonos caros de salida. Son costes de gama alta, y la gran G quiere competir con los mejores. Sólo hay que mirar los precios de salida de los últimos 2 Pixel, rozando la friolera de los 1000 euros. El Pixel 3 XL será también bastante caro, y como es costumbre, el hermano menor será más barato.

Aquí jugamos un poco al ratón y al gato. Por una parte, no sabemos si la diferencia será tan grande como para no decantarse por el modelo mayor, y sobre todo, no sabemos si el Pixel 3 normal mantendrá el mismo hardware. En el caso de que tenga un procesador peor como el 710, podríamos hablar de un precio sustancialmente menor.

Pero no por tener un 710 deberíamos perder en prestaciones. Es un procesador de gama media-alta, y sabiendo lo bien que trata la gran G a su software, no dudamos de que aunque el teléfono no llevara el 845, tendríamos un desempeño excelente junto a la verdadera clave de los Pixel: su software. ¿Un Pixel 3 por apenas 600 euros más pequeño, sin notch y con el mismo soporte? Sí, gracias.

No esperamos que sea mucho menor el costo, ya que además de que será un dispositivo mejor y más nuevo, tenemos a las espaldas el Pixel 2 XL, que tiene que agotar su stock y de ponerse más barato de 500 euros (que es el precio que ronda el móvil) canibalizaría sus ventas. Porque antes que un 2 XL, compraríamos un 3 estándar con mejor hardware.

Pero volvemos a lo mismo. Sí, sería un costo de unos 600-700 euros, pero tendríamos toda la experiencia Pixel sin pagar los presumibles 1000 euros que costará el modelo superior, siendo el primero más atractivo. Esta es la tónica general en estos momentos, y por eso los ojos están puestos en el modelo pequeño, no en el superior.

Depende única y exclusivamente de Google

Ahora la pelota está en el tejado de Google. Depende de él exclusivamente resolver las dudas que quedan. ¿Llegará el Pixel 3 estándar a nuestro país? ¿Llegará con una diferencia grande de precio? ¿Recortará en características frente al Pixel 3 XL?

Personalmente, creo que el gran damnificado de este asunto no es el Pixel 3 XL, sino Google. De ser toda esta filtración real (tengo algunas dudas de que esto no sea un trolleo de Google) estamos hablando de una revelación tan grande como la que hubo con el iPhone 4. Y esto, en temas de marketing, a la gran G no le viene nada bien. Y además, tiene que resolver los errores que ha cometido como distribuidora de hardware en el pasado.

Ahora, todo depende de ti, gran G.