El Androide Libre

Todos los Easter Eggs de Android: una historia de simpáticos secretos

En Android hay muchos Easter Eggs, demostrando que Google es muy juguetona cuando quiere. Os contamos la historia de estos adorables guiños de Android.

27 agosto, 2017 20:30

La historia de Android pasaría por una de las mejores novelas de televisión. Pero no sería nada sin su secreto más dulce: sus Easter Eggs.

Por fin, amigos míos. Google ha dejado de jugar al ratón y al gato con nosotros y nos ha otorgado un nuevo dulce, engrosando la ya extensa familia que es Android. Android 8.0 Oreo ya es oficial, y tras meses de bromas, chistes y de cachondeo por parte de Google, esta versión llega a nosotros. Se ha convertido en la segunda versión de Android en recibir un nombre comercial, siendo la primera KitKat. También hay que reconocer que con la O, pocas opciones había, por lo menos que sonaran bien comercialmente.

Pero ojo, hay mucha gente que desconoce la relación de los dulces y Android. Y menos aún conocen los Easter Eggs ocultos dentro del sistema, en referencia al dulce que los bautiza. El resumen rápido es que con cada nueva versión de Android, se le da el nombre de un dulce que empiece por la siguiente letra del abecedario. Apple Pie, Banana Bread, Cupcake… Hasta llegar a Oreo. Incluso hay estatuas en la sede de Google haciendo honor. Y hoy os hablaremos de la historia de estos easter eggs, minijuegos (o lo que sea) ocultos dentro de los ajustes con un guiño claro a ese dulce. Repasémoslos, porque hay mucha tela.

Easter Eggs de Android: todo empezó en el gengibre

Fue en Android 2.3 Gingerbread cuando se empezó esta tradición que ha seguido hasta la fecha. Es un truco que siempre es agradable de ver, y que a la gente le suele sorprender, por lo que ya tenéis tema de conversación por si algún conocido no sabía de esto. Si os vais a los ajustes de vuestro Android, os vais a «Ajustes del teléfono» y pulsáis muchas veces sobre «Versión de Android», os aparecerá un Easter Egg que dependerá de la versión de Android. Y puede que el de Gingerbread fuera el más polémico.

Esto era lo que salía si descubrías el Easter Egg de Android 2.3 Gingerbread. Sólo era una imagen fija con la que no podías interactuar, y personalmente, no entiendo por qué se puso esto. Sí, es una imagen irónica y con un toque de denuncia interesante, pero teniendo en cuenta que a Android le interesa precisamente vender móviles, poner a sus usuarios como zombies (además de zombificar a la propia galleta de gengibre) no tenía mucho sentido. Trajo su cola, y quedó como uno de los más icónicos guiños de todo Android. Lo bien que me lo pasé yo enseñándoselo a la gente…

Con el paso del tiempo, los siguientes Easter Eggs pasaron de ser simples guiños a juegos, o incluso referencias con las que podías interactuar de alguna u otra forma. Ha habido unos mejores, otros peores, pero muchos han quedado para la posteridad. Vamos a repasar todos y cada uno de ellos, para que no queden en el olvido de la obsolescencia que sufre la tecnología estos días.

Android 3.0 Honeycomb (Panel de miel)

Ay, Honeycomb. Una de las versiones de Android más controvertidas, y fallidas de la historia. Era una versión de Android (concretamente la 3.0) que estaba especialmente diseñada para tablets Android, dándole un nuevo punto de vista totalmente diferente a lo que conocimos con Gingerbread. De hecho, aunque fue un pequeño fracaso, cumplió la hazaña de ser la primera versión que le diera forma real a Android, sentando las bases de lo que conoceríamos como Holo. 

Y hay que decir que, por desgracia, el mercado de las tablets en Android sigue estancado. Bueno, no nos andemos por las ramas. Debido a que fue un intento fallido, el Easter Egg fue una especie como de auto-broma (menuda palabrota) protagonizada por un androide convertido en abeja. La verdad es que era adorable, y era la primera vez que veíamos un guiño con el que podíamos hacer algo más que ver una imagen.

Una abeja se encargaba de decir «REZZZZZZZZ» que en inglés viene a ser algo así como «resurrección». A mí a título personal me dio mucha pena, pareciéndome como si Andy (el nombre de nuestro Androide favorito) suplicara por su vida, en forma de adorable insecto. Quedó como un registro de que Android, pareciendo invencible hoy en día como sistema operativo, ha tenido sus momentos de debilidad y que de no haber salido bien, las cosas habrían consecuido en algo peor. Gracias, Honeycomb.

Android 4.0 Ice Cream Sandwich (Sandwich de helado de crema)

Llegamos al plato fuerte: mi versión de Android favorita hasta la fecha. Android 4.0 Ice Cream Sandwich ha sido con diferencia la versión con la que más he convivido y con la que más he disfrutado a nivel de usuario, dándole un toque oscuro y solemne a Holo aderezado con sus motivos azules. Me encantó a todos los niveles, y no sólo en lo que a usabilidad se refiere. Su Easter Egg, sin ser el más divertido, fue el que más me gustó de todos.

Conseguir un dulce que empezara por I y que fuera bonito al decirlo no fue fácil. Pero Ice Cream Sandwich consiguió darle a Andy la excusa para obtener una de las formas más dulces jamás vista: la de un Androide con cuerpo de sandwich de helado de crema. Y si te ibas a los ajustes, ya veías uno de por sí, y te encantaba. Pero cuando veías la clara referencia a Nyancat, observando como todos esos bichitos adorables volaban por el escenario, es que te entraba un sentimiento de orgullo. Bueno, no tanto, pero ya me entendéis.

Esta fue la primera referencia externa que hizo Google. Cuando digo referencia externa, me refiero a un guiño a un hecho relevante fuera de Android, el cuál en este caso fue Nyancat, ese gato adorable que volando hacia el espacio, revolucionó Internet. Más tarde veríamos alguna que otra referencia más, pero este fue el primer guiño y por ello yo (al menos) lo recuerdo con un cariño especial.

Android 4.1, 4.2, 4.3 Jelly Bean (Judías de golosina)

Si algo ha marcado a Android, es que todas sus versiones destacaron por algo en concreto. Tenían algo especial cada una de ellas, y no pasaban desapercibidas. De ahí, el hype que se forme cada vez que Google quiera presentar una nueva (aunque eso preceda en fragmentación). Y Android 4.1 Jelly Bean se caracterizó por un mérito algo menos honorífico que el de sus hermanas: se convirtió en la que más hermanas tenía, ocupando también las versiones 4.2 y 4.3, alcanzando el total de 3 versiones diferentes para un mismo sistema operativo.

Y su Easter Egg, bueno. ¿Cómo unas judías de gominola (al más puro estilo Harry Potter) iban a servir para entretener en este guiño? Bueno, simplemente dándoles una carita adorable y que las desplazaras por un espacio en blanco. Ya está. Sí, puede que no sea impresionante. Pero a más de uno dejé enganchado a ese detallito durante un rato cuando se lo puse. De verdad, qué tiempos aquellos. Aquí lo tenéis para vuestro deleite.

Android 4.4 KitKat

Holo se mantenía, y llegó a su punto álgido con Android 4.4 KitKat, quizás una de las versiones más longevas y usadas de toda la historia del androide verde. Además, saltó a la palestra con un toque que sorprendió a muchos: era la primera versión de Android con un nombre comercial. Y por supuesto que Nestlé sacó tajada: sacaron una edición especial de KitKat relacionado con Android, y que comprándolo podías obtener ventajas y dinero en Google Play. Fue un éxito pero no lo que esperaban los accionistas.

Y lejos de la curiosidad comercial, resultó ser una versión amada por muchos por su estabilidad, su rendimiento y su estilo Holo rediseñado con motivos blancos y grises. No sólo se usó como referencia para acabar con ciertos aspectos obsoletos de nuestro sistema, sino que consiguió afianzar la madurez de Android como sistema. ¿El problema? Bueno… su Easter Egg no era precisamente divertido.

¿Cómo definirlo? Pues… eran cuadrados de distintos tamaños y colores con los logos de versiones anteriores de Android. Si pulsabas sobre ellos, se cambiaban de sitio y estaban en constante movimiento. Sí, tenía su gracia, pero no tenía mucha lógica y no pasabas más de 2 minutos probándolo. Ha sido el Easter Egg que menos he usado sin contar el de Nougat (el peor para mi gusto) y no me acabó de convencer. Pero bueno, fue un bonito homenaje a los primeros ancestros de Android, qué menos.

Android 5.0 Lollipop y Android 6.0 Marhsmallow (Piruleta y Malvavisco)

Y si KitKat se consideró una revolución, ya os acordaréis de lo que supuso Android 5.0 Lollipop. Desde Android 3.0 Honeycomb hasta Android 4.4 KitKat se mantuvo la estética Holo. Y aunque no era fea ni mucho menos, quedaba ya algo obsoleta y Android pedía a gritos un cambio radical. Y vaya si lo recibió. Con Lollipop pudimos disfrutar de Material Design, las líneas de diseño que le daban a nuestro sistema un completo lavado de cara, entrando en el mundo del más absoluto minimalismo.

Esta nueva interfaz, creada por Matías Duarte, jefe de diseño de Android, consiguió revolucionar todos los aspectos de Android conocidos hasta la fecha. Material Design ha calado tanto que 3 versiones después, la seguimos usando a día de hoy. Aunque hay un problema con Lollipop. Mucha gente la apodó «Lollibug»… ¿por qué creeis que era? Exacto, lo habéis adivinado. Era una versión que estaba repleta de bugs.

Y es que fue tan sonada la cosa, que se intentó parchear de diferentes maneras con Android 5.1 Lollipop y diferentes medidas más. De hecho, yo considero a Marshmallow un arreglo de Lollipop, ya que si te tocaba una mala optimización, lo tenías muy mal. Y su Easter Egg volvió a hacer referencia a uno de los casos más sonados de Internet: el de Flappy Bird.

Flappy Bird fue un juego que tuvo una repercusión y un auge tan abismales, que incluso el propio desarrollador acabó abandonando el proyecto debido a las amenazas y presiones. Fue un caso muy loco, en el que se recordó a este juego como uno de los más adictivos que han pasado por la Google Play. Pues el Easter Egg es básicamente eso, un Flappy Bird. Nuestro androide recorriendo niveles hechos con piruletas. Sin duda, algo inesperado.

Y sí, seguro que lo habréis adivinado. He englobado a Android 6.0 Marshmallow junto a Lollipop por el simple hecho de que el Easter Egg era el mismo, cambiando las piruletas por malvaviscos. Y aunque Marshmallow se ha consolidado como la siguiente versión de Android más estable tras KitKat y nos trajo detalles importantes como Doze, no deja de ser una mejora de Lollipop. Por lo tanto, aquí tenéis el Easter Egg, y comprobaréis el por qué esta corta mención.

Android 7.0 Nougat (Turrón)

Android 7.0 Nougat, la penúltima versión de Android hasta la fecha ha sido la versión en la que Material Design ha alcanzo su estado más álgido de madurez. A la espera de que la reciente Android Oreo cambie detalles dentro de Material, Nougat es ahora mismo lo que debes tener para estar actualizado en este apartado. Podríamos decir que es la afinación de la madurez que se consiguió en Marshmallow como sistema. Y eso es genial.

Aunque aquí debo decir con todo mi pesar que estamos ante el peor Easter Egg de la lista. Sí, es ingenioso y diferente a todo lo visto anteriormente en Android… pero no vale la pena. De hecho, es tan desconocido que incluso mis amigos más acérrimos de Android no lo han usado más de una vez. «¿Y por qué es tan terrible?» preguntaréis. Porque la interactuación que se hace con él es muy… rara.

Es un juego basado en otro japonés llamado Neko Atsume, en el que tendremos que recolectar gatitos. Parece adorable, sí. Pero se trata de un acceso directo en el panel de notificaciones (después de activarlo) en forma de plato. En él tendréis que dejar comida, y aleatoriamente os aparecerán gatitos y podréis ponerle nombre a cada uno. Debo decir que aunque el planteamiento me gusta, no deja de ser una cosa que tampoco tiene mucho más, por lo que queda por detrás de lo anterior visto. Os dejamos un vídeo mostrándoos como realizar la activación.

Android 8.0 Oreo

Acabamos la lista con la última versión de Android presentada hace nadaAndroid 8.0 Oreo. Era bastante obvio que el nombre de esta versión iba a ser el de la galleta de crema favorita de todos, ya que los otros nombres no es que quedaran demasiado bien. De hecho, no me voy a explayar mucho porque dudo que os cuente algo que ya no sepáis, o que no encontréis en El Androide Libre. Por si acaso, os animo encarecidamente a que le echéis un vistazo a las noticias de nuestro blog para estar lo más informados posible.

El Easter Egg de Android 8.0 Oreo no me parece el más especial, pero sin duda sí uno de los más ingeniosos y desconcertantes de toda la lista. Y es que desde que se presentó en la Developer Preview 4, ha sido un trolleo constante de Google hacia sus usuarios, tanto por la relación que tiene por el aspecto que posee. Sin duda, puedo decir esto con orgullo: Bien jugado, Google. Bien jugado.

Es básicamente un androide hecho pulpo, al cuál puedes deslizar por la pantalla con un fondo azul. Sí, parece muy soso. Pero ¿por qué me gusta tanto? Para empezar, debemos aclarar que «pulpo» en inglés se dice «Octopus», palabra que empieza por O. Además, si nos fijamos, el número de tentáculos es 8. Con esto, muchas personas se quedaron pensativas. ¿Android 8.0 Octopus? No sólo rompería la tradición de los dulces, sino que empezaría con animales. ¿Qué sentido tenía? Pero hay más.

Si os fijáis, el pulpo tiene el mismo color que una Oreo, y su boca y ojos emulan la crema. Además, se encuentra detrás un fondo del mismo color azul característico de la marca. Nos estaba dejando claro desde el inicio que el dulce de 8.0 iba a ser una Oreo, mostrándonoslo de una forma original y divertida. A si que Google, chapó. Iremos actualizando esta lista conforme hayan más versiones de Android, y os las daremos para vosotros aquí, en El Androide Libre.