El Androide Libre

Firefox OS muere: crear una alternativa a Android es imposible

Mozilla ha comunicado que abandona oficialmente el desarrollo de su sistema operativo para móviles, Firefox OS, y se centra en ordenadores.

3 febrero, 2017 13:18

Mozilla ha comunicado que abandona oficialmente el desarrollo de su sistema operativo para móviles, Firefox OS, y se centra en ordenadores.

Tras seis años intentando crear un sistema operativo móvil abierto, basado en los estándares de la web, HTML, Java y CSS Mozilla ha tirado la toalla y ha anunciado que deja de desarrollar Firefox OS, el que se postulaba como rival para Android sobre todo en mercados emergentes.

Mucho han tardado en darse cuenta de que crear desde cero una opción más interesante que Android es a día de hoy prácticamente imposible, sobre todo cuando tantos otros, con muchos más recursos lo habían intentado.

La enésima alternativa a Android

En 2011 se anunció Back To Gecko, el que sería germen de Firefox OS, un proyecto que llevaría la web a los dispositivos móviles, basándose en la premisa de que los requisitos de hardware serían menores y las posibilidades, las mismas.

Antes que ellos fueron varios los sistemas que intentaron ocupar un espacio en el panorama móvil y todos ellos fracasaron. Incluso gigantes como Microsoft y Blackberry fueron incapaces de tener una presencia que no fuera temporal y testimonial y ambos se rindieron.

Reconversión el SO de otros dispositivos

Otro proyecto que no salió bien fue WebOS, con el que Firefox OS comparte más de un paso. Creado por Palm para sus nuevos móviles fue comprado por LG más tarde, pero tampoco tuvo mucho éxito.

Ambos basados en lenguajes nacidos para la web y ambos víctimas del poder abrumador de Android. Los dos intentaron redimirse reinventándose como sistemas para otro tipo de dispositivos, sobre todo en televisores, donde Android aún no se ha asentado fuertemente, aunque para ser justos ningún sistema lo ha hecho.

Android es en sí mismo una alternativa

Batir a Android en su propio terreno es prácticamente imposible porque su propia naturaleza hace que sea innecesario.

Google concibió su sistema como abierto y aunque es cierto que poco a poco lo va cerrando sigue desarrollando una versión que cualquier fabricante puede coger y adaptar.

De esta forma las principales alternativas a Android son versiones del propio sistema como han demostrado LeEco, Xiaomi o Amazon, uno de los mayores rivales de Google y que optó con inteligencia por usar su sistema para potenciar sus productos.

Si el absoluto dominador del mundo móvil tiene a disposición de sus rivales su código es inviable que un sistema diferente triunfe. La cantidad de recursos que necesitarías para darlo a conocer, convencer a los desarrolladores y grandes empresas de que lo usen y además hacer algo mejor que lo que ya existe es inviable.

Ningún sistema operativo para móviles derrotará a Android

Podría parecernos que Android es pues un sistema imbatible, y no es el caso. Realmente es casi imposible que una alternativa nacida para teléfonos móviles sea la que desbanque a Android de su trono pero es posible que caiga porque cambiemos el panorama.

Durante muchos años Microsoft ha sido la referencia con Windows por una causa sencilla, los ordenadores mandaban. La caída del sistema de Redmond no ha sido porque un sistema alternativo le haya comido cuota de mercado. Ni Mac OS ni Linux han sido problemas importantes para la otrora empresa de Bill Gates y sólo un cambio de paradigma hizo que dejara de ser el sistema más usado: el cambio de dispositivo.

Si Android cae será por un cambio de paradigma

En un futuro es posible que El Internet de las cosas, los bots o la Inteligencia Artificial cambie el cómo nos relacionamos con las máquinas y si Android no es capaz de adaptarse lo suficientemente rápido sí que podría caer. Mientras, imposible.