El Androide Libre

Esto es lo que necesitan los smartphones modulares para tener éxito

Los smartphones modulares necesitan un reenfoque tras el abandono de LG y la persistencia de Lenovo. Os contamos las 5 cosas que deberían cambiar.

5 diciembre, 2016 12:17

La innovación en los móviles es algo que se demanda, que los fabricantes buscan y que los consumidores muchas veces no apoyan. Los smartphones modulares necesitan un reenfoque si quieren tener éxito.

Cuando supimos por primera vez del Project Ara muchos quedamos fascinados. La idea de un teléfono modular era algo que había sido comentado pero nunca se había avanzado tanto.

Y sin embargo no llegó a buen puerto.

Además de Google con ese proyecto un tanto utópico otros fabricantes importantes han intentado en este año 2016 lanzar al mercado propuestas centradas en esta idea: te compras un móvil y luego lo mejoras en función de lo que necesites.

Conceptualmente la idea es válida pero a la hora de la verdad parece que los usuarios no se ven seducidos. LG ya ha anunciado que se rinde en ese aspecto y que el futurible LG G6 no seguirá la senda del LG G5, uno de los que más claramente apostó por los módulos.

Sin embargo Lenovo ha anunciado que sí que va a seguir apostando por los Moto Mods, los accesorios de la gama Moto Z y que este año habrá más de una docena de ellos. Es una apuesta muy arriesgada aunque si le sale bien a Lenovo tendrá un gran elemento diferenciador con respecto ala competencia. Si le sale bien.

Así pues, hemos planteado qué es lo que deberían hacer las marcas para llegar al gran público, qué medidas podrían tomar no ya para asegurarse el éxito con este tipo de accesorios, sino simplemente para tener una mínima oportunidad.

Bajar de precio

El precio es clave. Ninguno de los accesorios que han presentado los grandes fabricantes es económico, no impulsa a comprarlo sin antes meditar mucho si merece la pena, si vamos a sacarle partido, si no habrá algo que haga algo parecido por bluetooth o USB…

Todos los módulos actuales son caros

El coste es claramente uno de los factores críticos pero quizás las marcas deban centrarse o bien en no ganar dinero con estos accesorios y usarlos para potenciar las ventas de sus modelos compatibles o bien no ganar dinero con los móviles y sí con todos los accesorios compatibles, algo similar a lo que le está pasando a Xiaomi.

Ser más universales

Es obvio que cada fabricante quiere aumentar sus ventas, no las de sus rivales, pero también lo es que si un usuarios sabe que un accesorio le va a servir para su actual móvil y quizás para el siguiente, será menos reticente a adquirirlo.

Al menos dentro de una misma marca este tipo de aparatos deberían ser compatibles con varios dispositivos, quizás dos en la gama baja, dos en la media y otros dos en la alta.

Actualmente el coste de un smartphone que use módulos ya es lo suficientemente alto como para que los usuarios quieran hacerse con muchos complementos. Sin embargo si es un móvil de gama baja quizás ese coste añadido sea más aceptable.

Estar fabricados por muchas empresas

En la línea con el apartado anterior si un fabricante de móviles quiere tener éxito en este aspecto debería aliarse con fabricantes de accesorios, de fundas, incluso de contenido multimedia.

Si hay ocho o diez módulos es más fácil que un usuarios no vea ninguno adecuado para él que si ve 30 o 40 modelos diferentes.

Publicidad y marketing

Que la publicidad vende es un hecho y en este aspecto una campaña centrada sólo en estos módulos es clave. No pensamos en algo de gran presupuesto necesariamente, pero sí en algo enfocado a los más jóvenes en principio, más en la línea de lo que hace Hawkers que lo que hace Ray-Ban aunque obviamente habría accesorios para todos los públicos.

Varias gamas y familias de accesorios

No se puede vender de igual forma un accesorio a un ejecutivo que a un estudiante y los accesorios deberían tener eso en cuenta.

Tener dos familias muy similares, compatibles, pero centradas en públicos diferentes podría dar margen de maniobra.

Quizás una más cara enfocada a la productividad como los proyectores, cámaras con zoom óptico o sonido de alta calidad y otra más juvenil, económica y pensada para el ocio con fundas con más batería y altavoces, carcasas impermeables…

Y vosotros, ¿qué creéis que tendría que pasar para que los módulos tuvieran éxito?